Para seguir toda la actualidad desde Tarragona, únete al Diari
Diari
Comercial
Nota Legal
  • Síguenos en:

Bombers realiza en Reus más de 130 salidas por incendios en contenedores en dos años

Después de un inicio de año sin incidencias de este tipo, en un fin de semana ha habido dos episodios

| Actualizado a 25 mayo 2022 15:33
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

¿Cree que se debe proteger el catalán en las escuelas?


No

El incivismo volvió con su peor cara en Reus este pasado fin de semana: en pocas horas, más de una quincena de contenedores quemados, y los vecinos están ya cansados del tema. «Ojalá se tratara de una cuestión puntual... Pero la verdad es que nos preocupa y mucho. En Reus ha habido varios episodios del estilo en los últimos años», recuerda el presidente de la Federació d’Associacions de Veïns de Reus (FAVR), Marcos Massó.

En la ciudad se van repitiendo periódicamente episodios de este tipo. No obstante, este 2022, el año había empezado tranquilo. Según fuentes consultadas de Bombers de la Generalitat, el cuerpo no tuvo ningún servicio, entre el pasado mes de enero y marzo, relacionado con quemas de contenedores. Algo que no había sucedido ni en 2020 ni en 2021, cuando todos los meses se habían saldado con algún u otro incendio de este tipo.

En abril, hubo un solo servicio y fue este pasado fin de semana que los casos se dispararon: la madrugada del viernes, sobre las 02.35 h, una dotación de bomberos se desplazaba a la plaza Europa. Después, volvía la tranquilidad, pero a partir de las 06.13 h se iniciaba una maratón, con cinco focos consecutivos –el último se declaraba a las 09.48 h– en varios puntos de la ciudad, sobre todo, en la zona del Carrilet. El primer caso se daba poco después de las seis de la mañana en la calle Prous i Vila, donde ardió un contenedor, y en menos de una hora, las llamas se repetían en la calle de Ramon J. Sender. La situación se reprodujo en la plaza de Prim, avenida de Jaume I y calle Canal en las dos horas siguientes. En total: ocho contenedores quemados, un vehículo afectado, un cuadro de luz, una palmera, un árbol y el cableado de una fachada también afectados. Ese mismo día, un hombre quedaba detenido como presunto autor de los hechos al ser identificado en varias de las zonas donde se habían producido quemas.

$!Bombers realiza en Reus más de 130 salidas por incendios en contenedores en dos años

Parecía todo resuelto, pero las incidencias volvieron en poco tiempo. Sábado a las 23.34 h, Bombers recibía la alerta de que en la calle de Balmes estaba ardiendo un contenedor. Además, un vehículo también se vio afectado. Tras una pequeña tregua, a las seis y media de la mañana de domingo empezaba otra tanda, a partir de las 06.37 h en la calle de la Closa de Mestres, donde también se vio afectado un vehículo.

Los hechos continuaron hasta las 08.16 h con incendios en la calle del Doctor Robert, plaza del Baluard, calle de Balmes y avenida de Pere el Cerimoniós. En total: seis contenedores quemados, un vehículo y un container afectados y un árbol en llamas. En este caso, no se detuvo a ningún sospechoso y, según fuentes municipales consultadas, Guàrdia Urbana y Mossos d’Esquadra están investigando el caso.

Más de la mitad de los focos se ubican en el barrio del Carrilet, lo que preocupa a algunos vecinos. «Quizás ha sido algo puntual, pero hoy es una cosa, mañana es otra, a veces hay peleas... Hay incivismo. Las cosas han cambiado mucho en el barrio», opinan dos vecinos desde la avenida del Carrilet. Uno de ellos explica que hace 60 años que vive en el barrio, «y esta era una zona muy tranquila, todos nos conocíamos... Pero con el tiempo ha ido cambiando», lamenta.

Aunque estos dos episodios se han producido, sobre todo, en el Carrilet, en los últimos años se han reproducido quemas por toda la ciudad. En 2021 Bombers efectuó un total de 64 salidas por este tipo de incendios en la capital del Baix Camp, mientras que en 2020, y a pesar del confinamiento por la Covid-19, fueron un total de 68.

Echando la vista atrás, el año con un mayor número de actuaciones fue 2016, con un total de 118 salidas por parte del cuerpo de bomberos para sofocar containers en llamas. En el conjunto de la comarca del Baix Camp, ese año hubo 196 salidas de este tipo, así que la mayoría se concentraron en la capital. En 2015 sólo hubo 38 salidas en Reus. Otro repunte fue en 2019, con un total de 84 actuaciones.

Desde la FAVR, su presidente, Marcos Massó, atribuye los hechos al incivismo, a la vez que considera que el castigo tendría que ser más contundente. «Si los cogen y en dos días vuelven a estar en la calle, parece que aquí no pasa nada, y son desperfectos que nos cuesta dinero a todos, además del peligro que comporta para el resto de la ciudadanía, ya sea con afectaciones a coches o que pueda quemar también algún toldo...», alerta Massó. A pesar de todo, destaca la efectividad de los cuerpos policiales, «que están haciendo un buen trabajo en la ciudad. Para nada Reus es insegura, pero a veces se producen casos como estos que preocupan.

De hecho, el alcalde de Reus, Carles Pellicer, exclamaba el viernes, tras la primera quema, que «tenemos que ser contundentes contra aquellos que ponen en riesgo la convivencia y la seguridad de todos». Criticó, también, la «falta de respeto absoluta por la propiedad pública» y la «importante inversión que estamos haciendo todos para implementar un servicio de recogida de residuos de calidad».

Contenedores nuevos

Los episodios de contenedores quemados se han producido poco después del despliegue total de los más de 2.000 nuevos contenedores. Se han sustituido los antiguos tras la nueva contrata del servicio de limpieza viaria y recogida de la basura, que ahora está en manos de Reus Net.

Según se especifica en el contrato, además del número de contenedores establecido en el documento (al menos, 2.200 unidades), «se tendrá que disponer de un 5% de unidades más de reserva por fracción para cubrir posibles vandalismos, incendios u otras incidencias sobre los contenedores». Esta sustitución de elementos quemados o dañados debido a actos de vandalismo «serán sustituidos y asumidos dentro del precio». «La empresa adjudicataria restará obligada a efectuar sustituciones, que no significarán la modificación de precios contractuales ni incremento de gastos para el Ayuntamiento», se añade.

Comentarios
Multimedia Diari