Las entidades vecinales más jóvenes de Reus quieren tener sede

En 2018 surgieron cinco para paliar el incivismo y la suciedad. Tiempo después tuvieron resultados «satisfactorios»

| Actualizado a 19 abril 2022 15:13
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

¿Cree que se debe proteger el catalán en las escuelas?


No

Las cinco entidades vecinales más jóvenes de la ciudad, creadas todas en 2018, repasan su trayectoria y sus representantes vecinales explican la motivación que llevó a un grupo de vecinos a crear una asociación, algo que «ha tenido buenos resultados, aunque siempre hay trabajo por hacer».

Dicen haber resuelto algunas problemáticas de incivismo y suciedad, sobre todo, y destacan, eso sí, que la pandemia los ha «paralizado». En muchos casos, aún tienen que «darse a conocer al resto de vecinos» y formalizar estrategias y proyectos sólidos una vez se han flexibilizado las restricciones de la Covid-19.

La presidenta de la Associació de Veïns (AV) Mas Magrané, Cori Parra, cuenta, por ejemplo, que la entidad surgió para «combatir el incivismo, la suciedad y para dinamizar el barrio» entre todos los vecinos y vecinas de su área de influencia. «Hace poco, tuvimos una reunión para buscar, con la ayuda del Ayuntamiento, un local en el que establecernos», expone.

Enumera que, en cuanto a seguridad, está «todo bien» en la calle Teresa Miquel i Pàmies, y más con «la instalación de cámaras»; se «ha mejorado la limpieza del barrio, que antes estaba muy sucio, hemos insistido mucho», acota. Como objetivos, quieren organizar actividades para los más pequeños, «especialmente, para trabajar  la convivencia entre vecinos y, para  todo ello, hace falta un local», recalca. 

Han empezado, por otro lado, a montar alguna salida que agrupa a personas de la zona del Mas Magrané y de otros barrios. «El 22 de mayo hay una excursión prevista a Scala Dei, a la que de momento se han apuntado unas 40 personas», indica. A la hora de describir el barrio,  dice que «hay mucha inmigración y nos gustaría establecer un vínculo con ella, aunque con la pandemia de la Covid aún tenemos que hacer mucho trabajo de visibilización». Se dirigen, mayoritariamente, al público familiar y la gente mayor.  

Repaso de problemáticas

La presidenta de la AV Zona 5, Elena Baquero, rememora por su parte que la entidad decidió constituirse para paliar cuestiones como las plagas de cucarachas, el incivismo a raíz de que personas empezaran a consumir alcohol en los parques y la gestión circulación de camiones a altas velocidades. «Hay algunos problemas que no se han podido solucionar, como el de los camiones, no hay manera de alejarlos, pero hay otros que sí: es el caso del consumo de alcohol en parques, Guàrdia Urbana está muy pendiente», se alegra. 

Añade que la entidad no ha podido desarrollar muchas iniciativas, «el virus nos lo ha impedido». «Nos quejamos en su momento de la poca limpieza y ahora vienen a recoger la basura más a menudo», manifiesta. Puntualiza, aun así, una problemática de «carácter puntual»: «En la calle de Móra d’Ebre tenemos una plaga de cucarachas, dentro de algunas viviendas, algo de lo que hemos dado aviso al Ayuntamiento y ya están poniendo remedio, por suerte», enfatiza. Baquero aporta, además, que por el momento son 102 personas socias y que «nos falta algo de tiempo, pero la intención es empezar a hacer ruido y ganar visibilidad en la zona, para que más gente se sume». Tener sede para la asociación es un tema que también se sopesa. De momento, se coordinan de forma efectiva por mensajería instantánea: «La mayoría de vecinos está en WhatsApp, nos enteramos todos de todo y cuando tengamos más trayectoria, buscaremos un local».

El presidente de la AV Reus Nord, Josep Ramon Ferré, representa una entidad vecinal de lo más activa, a menudo promocionan iniciativas pensadas para las familias. Ferré menciona una actividad, aun así, «sujeta a la burocracia»: quieren acoger en la ciudad una «competición, a nivel catalán, del juego de cartas de la botifarra». «Tardan en darnos luz verde para ubicarla en La Palma. Nos gustaría que hubiera una comunicación más fluida con el Ayuntamiento», reconoce. Situarían el acto en junio, «querríamos hacerlo coincidir con las fiestas del barrio». Con la Diada de Sant Jordi cerca, Ferré aprovecha para anunciar, también, que, «en la sede vecinal, estrenaremos un rincón de biblioteca, para que los socios vengan a recoger libros y a dejar los que ya no quieran en casa; hay libros para niños y adultos, de temas variados y sobre Reus», informa.

Señala que la Associació de Comerciants i Professionals Reus Nord trabaja, también, en una acción para promocionar la artesanía local. «Disponemos de un espacio para ello, entre las calles Bertran de Bell-lloc y Bertran de Castellet. Hay muchos locales sin uso en el barrio, de unas dimensiones para poco uso comercial en las que se pueden exponer obras artísticas», concreta. Para dar vida a muchos de los rincones de la zona «podrían pintarse murales en las paredes vacías y adecuar los locales, acordándolo siempre con los propietarios». Conversan con algunos y el Ayuntamiento. 

El presidente de la AV El Roserar de Mas Iglesias, Francesc Jornet, recuerda que los objetivos han sido siempre «mejorar el barrio; ha habido proyectos que han avanzado y otros que no». Por el momento, apunta, «nos adaptamos al nuevo pipicán, está bien instalado y es de agradecer, aunque seguimos luchando como asociación y los dos años de Covid más duros nos han trastocado». Recuerda que el Ayuntamiento les cedió un espacio en la Biblioteca Pere Anguera, pero ellos prefieren un lugar propio, «y más si queremos hacer actividades, estamos en conversaciones», subraya, no sin olvidar, el reclamo de la modernización del parque infantil y una zona en la que los más mayores puedan hacer ejercicio. «Tenemos que insistir mucho, porque la burocracia lo hace todo muy lento», razona. 

El presidente de la AV Plaça Cultura de la Pau, Víctor Muñoz, distingue a su vez que las peleas, el incivismo y la suciedad se «han erradicado al 100% gracias a la cooperación de Guàrdia Urbana y concejalías implicadas». Atribuye a la creación de la asociación «el haber solucionado varias problemáticas. Ejercimos presión y nos escucharon. La idea ahora es agrupar a más socios, montar actividades y seguir creciendo».

Comentarios
Multimedia Diari