Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Las enfermeras son lo mejor valorado de los hospitales y la comida, lo peor

Lo aseguran los usuarios en una encuesta realizada por la Generalitat de Catalunya, en la que la Regió Sanitària del Camp de Tarragona es la tercera que menos puntuación recibe 

Carla Pomerol

Whatsapp
Los pacientes tarraconenses valoran muy positivamente la amabilidad y el trato personal con las enfermeras. FOTO: Alba Mariné

Los pacientes tarraconenses valoran muy positivamente la amabilidad y el trato personal con las enfermeras. FOTO: Alba Mariné

Los usuarios de los hospitales tarraconenses opinan que el trato personal con las enfermeras es lo mejor de su estancia. En cambio, lo peor valorado es la comida. Así lo pone de manifiesto una encuesta realizada por la Generalitat de Catalunya, que sirve para evaluar la calidad del servicio y el grado de satisfacción de los usuarios. Entre lo mejor valorado por los pacientes destaca también que el personal sanitario da las explicaciones correctas al usuario cuando éste recibe el alta y el respeto a la intimidad durante las curas.

La encuesta, que recibe el nombre de PLAENSA, ha entrevistado a pacientes de 16 años y más atendidos en los hospitales catalanes en los últimos 12 meses. Aproximadamente se ha preguntado a 450 usuarios por cada centro hospitalario y el método utilizado es a través de entrevistas telefónicas. El cuestionario pregunta sobre las listas de espera, la comodidad de la habitación, el descanso nocturno en el hospital, la comida, las operaciones y el trato con los profesionales sanitarios.

Las personas que han estado ingresadas en centros hospitalarios del Camp de Tarragona, como son el Joan XXIII de Tarragona, el Sant Joan de Reus, el Hospital de Santa Tecla, el Pius de Valls y el del Vendrell, puntúan su satisfacción con una nota de 8,49 sobre 10. La media en Catalunya es ligeramente más alta, un 8,53. La Regió Sanitària del Camp de Tarragona es la antepenúltima en la lista. Por detrás –con un 8,45– hay los centros de la Catalunya Central, como es el caso del Hospital General de Vic o el de Igualada, y los del área metropolitana norte de Barcelona, como el Hospital de Sant Celoni o el General de Granollers. En el primer puesto del ranking se encuentran empatados los hospitales de la provincia de Girona y Lleida, con un 8,65 de nota media. Destaca el Hospital d’Olot i Comarcal de la Garrotxa, con una nota de 9,14.
En encuestas de estas características es muy habitual valorar la fidelización del usuario. Se trata del porcentaje de personas que afirman que, si pudieran escoger, continuarían yendo al mismo hospital. En el caso del Camp de Tarragona, un 87,92% de los usuarios volverían a repetir experiencia. Este dato también está por debajo de la media catalana, que asciende a 88,5%. Lleida es la mejor valorada con un 92,5% y los peores son los centros de la Catalunya Central, con un 86,2 de nota. 

El mejor hospital: Santa Tecla

Según la encuesta, el centro hospitalario mejor valorado por los tarraconenses es el de Santa Tecla, ubicado en la Rambla Vella y puntuado con un 8,76 sobre 10. Parte de los servicios de este hospital son concertados, a diferencia del Joan XXII de Tarragona o el Sant Joan de Reus que son cien por cien públicos. Un 91,1% de los usuarios volverían a ir al Hospital de Santa Tecla. El menos valorado es el Pius Hospital de Valls, con una nota de 8,39. Estos datos respaldan la tesis del personal sanitario de los hospitales públicos, quienes piden a la administración más recursos.

El tiempo en lista de espera es uno de los puntos analizados por el Departament de Salut de la Generalitat. En este caso, el Pius de Valls es el mejor puntuado por los usuarios. El peor, el Sant Joan de Reus. 

El Hospital de Santa Tecla destaca en las explicaciones que el personal da a los usuarios en el momento del ingreso, en la tranquilidad nocturna en la habitación y la amabilidad y el trato con las enfermeras. Además, los pacientes puntúan positivamente las explicaciones sobre la enfermedad, el hecho de hacerles firmar un consentimiento –por escrito– antes de ser operados y la escucha activa por parte del personal sanitario. Por su parte, el Hospital Joan XXIII destaca por las explicaciones que se dan al paciente cuando recibe el alta y por la sensación de sentirse en buenas manos. 

Además, entre los cinco hospitales del Camp de Tarragona, el Joan XXIII es el que se lleva la palma en materia de comida. Un 72,2% de los usuarios volverían a ir en caso de poder escoger. El peor, en este caso, es Pius Hospital de Valls, donde solo el 51,9% repetirían experiencia. La provincia de Tarragona está casi cinco puntos por debajo de la media catalana.

Los usuarios del Sant Joan de Reus expresan en la encuesta que no tienen ningún inconveniente en compartir habitación con otra persona y los del Hospital del Vendrell ponen un diez al centro por la información recibida antes de entrar en el quirófano. 

Temas

Comentarios

Lea También