Para seguir toda la actualidad desde Tarragona, únete al Diari
Diari
Comercial
Nota Legal
  • Síguenos en:

La crisis del automóvil entorpece el auge de las autocaravanas y las campers

Las matriculaciones están cayendo en picado este año, tras crecer un 600% entre 2013 y 2019. El sector calcula que el descenso total al cierre del ejercicio será del 25%

| Actualizado a 12 noviembre 2022 07:00
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

El mercado de las autocaravanas y las furgonetas camperizadas no se ha escapado de la crisis de los semiconductores, y como ha ocurrido con el resto del sector automovilístico, el número de matriculaciones ha caído en picado este 2022. La peculiaridad del desplome en la compra de este tipo de vehículos, pero, es que ha llegado en el punto álgido de su historia en España. Así es, jamás había habido tanta demanda, la cual a día de hoy no se ve correspondida por la oferta.

Para hacerse una idea del ascenso del interés por las autocaravanas y las campers en los últimos años, basta con comparar la cifra de matriculaciones de 2013 con la de 2019. De 1.293 a 9.014, lo que supone un incremento de casi el 600% en seis años. El número de compras cayó, en 2020 y a pesar de los tres meses de inactividad por la covid, a tan solo 8.124. De hecho, tras la pandemia repuntó la inclinación por estos vehículos, pues era la manera perfecta de viajar cuando no podía haber contacto entre la gente más allá de los grupos burbuja. A nivel estatal crecieron levemente las matriculaciones en 2021, hasta las 8.575, un hecho que demuestra también la importante demanda actual por las autocaravanas y las campers, pues el mercado consiguió crecer pese que a partir de la primavera comenzara la crisis de los microchips.

La tendencia es parecida en el caso de Catalunya, aunque aquí las matriculaciones no lograron aumentar en 2021, pues cayeron un 4% respecto al año anterior. Entre 2017 y 2019, la compra de estos vehículos creció un 77%. En la provincia de Tarragona, se pasó de las 146 matriculaciones en 2018 a las 207 en 2019, con una cifra similar el año siguiente y con un descenso hasta las 176 en 2021.

Aunque todavía no se dispone de las cifras definitivas de este 2022, el sector es consciente de que el ejercicio será peor que el anterior. Ramón Terradellas, vicepresidente de la Asociación Española de la Industria y Comercio del Caravaning (ASEICAR) y empresario barcelonés, asegura que ha habido descensos de las matriculaciones, respecto a los mismos meses del 2021, de un 40% en julio, de un 30% en septiembre y de un 10% en octubre, por ejemplo, y vaticina un desplome del 25% al cierre del año.

Tras el confinamiento, la gente vio en estos vehículos la posibilidad de viajar de forma segura

«Vivimos un crecimiento importante desde 2014, el cual nos acercaba a los niveles europeos, aunque todavía estamos lejos, en cuanto a conocimiento del sector e infraestructuras, pero entonces, en 2020, llegó la covid», recuerda Terradellas, que señala que, pese al confinamiento y el cierre de toda actividad durante tres meses, «mucha gente vio en nuestro sector la posibilidad de salir y moverse con su burbuja familiar y con cierta seguridad». Pero entonces llegó el 2021, y en plena vuelta a la normalidad sanitaria el sector del automóvil se vio sumido en la crisis de los semiconductores, con los problemas de producción y de ventas que comportó y sigue comportando. «El gran problema que tenemos actualmente es que no podemos entregar los vehículos vendidos desde hace tiempo», lamenta el vicepresidente de ASEICAR.

Como también ha ocurrido con el resto del sector automovilístico, los problemas con la entrega de autocaravanas y campers ha provocado que mucha gente haya acudido al mercado de segunda mano. Una demanda que prácticamente ya no encuentra oferta aquí en España, y que va al extranjero a buscarla. «Esto nos preocupa porque a menudo lo que se encuentra en otros países son vehículos muy viejos y muy caros», comenta Terradellas, de los cuales dice que «no tienen distintivos medioambientales y en cuatro días dejaran de tener valor». Sobre esto, el representante del sector arroja datos como que el 80% de los vehículos importados que se matriculan aquí tienen más de 15 años, y el 50% superan los 20 años de antigüedad.

Ha crecido la demanda por el alquiler de las autocaravanas al no poder comprar nuevas

No obstante, el mercado de segunda mano se ha sufrido tanto como el de las autocaravanas y campers nuevas, con lo que las empresas que se dedican a camperizar furgonetas –principalmente trabajan con vehículos ya usados– han seguido trabajando. De todas formas, también hacen camperizaciones en furgonetas nuevas y, en este sentido, sí han notado «mucho interés por parte de clientes que quieren algún tipo de trabajo en su vehículo que, debido a la crisis del sector, todavía no han recibido», según cuenta Adriana, propietaria de Camper Travel, un taller especializado de Santa Oliva. Por otro lado, a estas empresas también les ha afectado el aumento del precio de los materiales. Albert Mañé, de Top Camper, en La Canonja, explica que «esto ha echado atrás muchos trabajos, porque un aumento del 20%, en este mundillo, son 5.000 euros».

Otra de las consecuencias que ha podido provocar la falta de vehículos nuevos es que muchas personas, al no poder comprar, se hayan decidido por viajar alquilando. Terradellas advierte, sobre esto, que las empresas de alquiler también han tenido dificultades a la hora de renovar su flota, algo que confirma Nieves Vasallo, de Maluni Caravan, que ha comprado una autocaravana nueva sin compromiso de entrega y espera recibirla en mayo. En relación al auge del sector, Vasallo cuenta que «este verano hemos tenido todos los vehículos ocupados, también trabajamos en fines de semana y puentes y ya tenemos reservas para agosto de 2023».

Comentarios
Multimedia Diari