Pinedo quiere consultar a los tarraconenses sobre el uso de las gradas de la Plaça Sedassos

Antes, la administración local deberá hacer nuevas obras para acondicionar una estructura que acabó de instalarse en junio de 2018. Mientras tanto, el recinto sigue vallado

| Actualizado a 02 octubre 2020 05:51
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

El concejal de Patrimoni del Ayuntamiento, Hermán Pinedo, está estudiando las diferentes posibilidades para consultar a la ciudadanía en relación al uso de las gradas del Circ en la Plaça Sedassos. «Me gustaría escuchar a la gente y que los tarraconenses dijeran qué hacer», asegura.

La iniciativa se encuentra aún en una fase embrionaria. Pese a ello, el edil de En Comú Podem quiere conocer diferentes propuestas antes de que sea el Ayuntamiento el que tome una decisión, que pueda generar controversia entre los vecinos, comercios, restauradores y los especialistas en patrimonio. «Es una idea que me gusta y lo estamos perfilando, porque es un tema complicado que debemos hacerlo bien», añade.

Está por determinar el formato y el cómo y el cuándo se recogerían estas propuestas. Pese a ello, el Ayuntamiento quiere fomentar esta participación directa de la ciudadanía, que afectan a la toma de decisiones de proyectos que generan un cierto debate. Y las gradas de Sedassos son uno de estos.

De hecho, aún habrá unos meses de margen antes de que el espacio esté en condiciones de abrir. Primero tendrán que hacerse nuevas obras, para que finalmente pueda darse por acabada una intervención que se inició el 3 de marzo de 2017 y que la empresa dio por finalizada en junio de 2018, cuando el Ayuntamiento recepcionó la obra. No obstante, según el Consistorio, la empresa Tecno Conrad SL no había acabado todo lo que se le había pedido en el contrato de adjudicación. «Hay que hacer una chapa y pintura de lo que se dejó por hacer», argumenta el responsable de Patrimoni.

Son detalles como los escalones intermedios para subir la grada, poner una capa de fijación en la parte de hierro, limpiar y lijar la madera, finalizar la instalación eléctrica, la recolocación del tótem que había junto a este conjunto Patrimonio de la Humanidad y la prueba de carga, entre otros aspectos. Esto ha obligado a hacer un nuevo proyecto, que ahora deberá aprobar la Comissió de Patrimoni, para que pueda procederse a su licitación. Estos trabajos adicionales están valorados en 17.475 euros (más el 21% de IVA).

En un primer momento estaba previsto que pudieran debatirse en la última reunión de la comisión, que se celebró en septiembre. No obstante, fue una de las cuestiones que no pudo abordarse. «Estamos peleando para que en octubre haya una sesión extraordinaria que nos permitiría desencallar el tema», argumenta Pinedo. La apertura de este recinto ha sido una de las prioridades que se marcó cuando asumió el cargo. «Va más lento de lo que esperaba, pero seguiremos insistiendo porque una vez aprobado son dos semanas», asegura. Este confía en que «si todo va a tiempo, podría estar abierto en noviembre». No obstante, hasta el momento todos los calendarios no se han cumplido. Una de las causas fue que tuvo que «extinguirse» el contrato con la empresa que se había hecho cargo de la intervención, que consiguió su adjudicación presentando una oferta muy por debajo del coste que se había fijado.

En la fase de licitación se presentaron un total de doce empresas. El presupuesto de salida era de 242.000, sumándole el 21% de IVA correspondiente. Pese a ello, el Grupo Tecno Conrad SL fue la mejor clasificada tras presentar un proyecto en el que se contemplaba hacer la obra por un importe de 177.860 euros, lo que significaba una rebaja de 64.299,4 euros respecto a lo previsto.

Comentarios
Multimedia Diari