Para seguir toda la actualidad desde Tarragona, únete al Diari
Diari
Comercial
Nota Legal
  • Síguenos en:

Empieza el juicio a un grupo criminal acusado de matar a un hombre durante un robo en Masllorenç

Loas acusados entraron a robar marihuana y agredieron a dos personas, causando el fallecimiento de una de ellas

| Actualizado a 17 noviembre 2022 14:57
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

La Audiencia de Tarragona ha empezado a juzgar este jueves a seis personas acusadas de los delitos de asesinato, de tentativa de asesinato, pertenencia a grupo criminal, robo con violencia y de un delito contra la salud pública.

Los hechos se remontan al año 2019, cuando uno de los acusados planeó un robo en una vivienda de Masllorenç, donde había marihuana que posteriormente revendieron.

Según el escrito de acusación, los procesados golpearon varias veces con una herramienta “peligrosa” a una de las víctimas, provocándole la muerte, y también apuñalaron a otra. El fiscal pide dos años de prisión para uno de los acusados, 44 años para otro, y 43 años para el resto. Las defensas solicitan la absolución. El juicio se hace con jurado popular.

Dos de los seis acusados se encuentran en prisión provisional desde el 16 de mayo del año 2019 y la mitad de ellos tienen antecedentes penales no computables con esta causada. Además, uno de los individuos era menor cuando pasaron los hechos e hijo de uno de los integrantes del grupo, el cual ya fue condenado por los hechos y declarará por videoconferencia en calidad de testigo.

Según el relato del escrito de acusación, uno de los procesados era conocedor que en la vivienda llamada Mas Artesano, situada en Masllorenç (Baix Penedès), había droga. Ante esto, el fiscal señala que decidieron entrar a robar la marihuana con el objetivo final de revenderla para obtener un beneficio económico.

Los hechos se remontan a las ocho de la noche del día 19 de febrero de 2019 cuando la banda entró en el domicilio con instrumentos “peligrosos”, como una pata de cabra y cuchillos de “grandes dimensiones” y llevando pasamontañas.

Según la acusación, las víctimas eran padre e hijo, y no tuvieron la oportunidad de defenderse ante la violencia de los ladrones. En el escrito, el fiscal indica que los acusados “con el ánimo de poner fin a la vida de ambos y siendo conscientes que su actuación supondría la muerte”, propinaron varios golpes en la cabeza, piernas y cuello con la pata de cabra a uno de los hombres -el padre-, los cuales le provocaron la muerte. También apuñalaron al otro el hombre -el hijo- por todo el cuerpo.

La agresión provocó a la primera víctima diversas lesiones y su estado empeoró progresivamente hasta su muerte el 6 de mayo del mismo año. La muerte fue causada por un traumatismo craneoencefálico con hematomas subdurales bilaterales causado por la actuación de los acusados, según indica el documento acusatorio del ministerio público.

En cuanto a la otra víctima, también sufrió múltiples lesiones, con secuelas, que le supusieron días de hospitalización. Con su actuación, los acusados consiguieron apoderarse 1,5 kilogramos de marihuana, que cortaron y pelaron para vender. Los beneficios de la venta sumaron 1.200 euros que se repartieron.

Penas de más de 40 años

La fiscalía considera que los hechos son constitutivos de un delito de asesinato, de un delito de tentativa de asesinato, de uno de robo con violencia en casa habitada, de otro contra la salud pública, y de un delito de grupo criminal.

Por todo ello, pide 44 años de prisión para el hombre que impulsó el asalto, a quien le atribuye todos los delitos, y 43 años por los mismos delitos por los otros cuatro integrantes del grupo. También solicita una pena de dos años de prisión para uno de los acusados por un delito contra la salud pública. En cuanto a la responsabilidad civil pide una indemnización 142.500 euros para la mujer e hijo del hombre muerto y 45.180 euros por el hombre que fue apuñalado.

En los alegatos, el fiscal ha asegurado que durante las sesiones del juicio, que se alargará hasta mediados de diciembre, se probarán que los acusados entraron al domicilio con armas, con una “gran violencia e innecesaria” que provocaron la muerte de una de las víctimas.

Por su parte, las defensas han pedido la absolución de sus representantes. Algunos de los letrados han asegurado que no está acreditada la participación de sus representantes y que no se podrá acreditar que sustrajeron la droga porque los cuerpos policiales no intervinieron las plantas de marihuana.

En la primera jornada, se han hecho las cuestiones previas y los alegatos de todas las partes. El juicio se retomará el próximo lunes con la declaración de dos de los acusados, el resto lo harán en la última sesión.

Comentarios
Multimedia Diari