Catalunya gestionará la pandemia sin cuarentenas a partir del mes de abril

La enfermedad se tratará como una gripe y se dejarán de contar los casos. El Govern también estudia eliminar el certificado Covid

| Actualizado a 22 enero 2022 07:46
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

¿Cree que se debe proteger el catalán en las escuelas?


No

La sexta ola de la Covid sigue en cifras récord pero desacelerando y durante la jornada de ayer cayeron por tercer día consecutivo los ingresados en la UCI. En este contexto de leve mejora, el Departament de Salut de la Generalitat de Catalunya prevé que en abril el coronavirus se pase a gestionar como la gripe, sin cuarentenas y sin pruebas para cada caso positivo.

Catalunya recuperó en la medianoche del viernes la movilidad nocturna, tras decaer el toque de queda entre la 1 y las 6 de la madrugada, aunque mantiene el resto de restricciones: cierre del ocio nocturno, limitación de reunión a 10 personas, certificado Covid y aforos.

El próximo lunes, la comisión delegada de la Covid del Govern valorará qué medidas se pueden flexibilizar; la primera en la línea de salida es el límite en las reuniones y el ejecutivo espera un informe de sus asesores científicos para determinar si conviene mantener el certificado Covid en restauración, gimnasios y residencias con una variante ómicron que se trasmite también entre vacunados.

Los contagios siguen creciendo en Catalunya, sobre todo entre niños y jóvenes, lo que ha supuesto un nuevo récord de positivos de toda la epidemia, con más de 222.000 casos en los últimos siete días, mientras que el pasado 17 de enero, con datos ya consolidados, se alcanzó el máximo de positivos en un solo día de la sexta ola: 45.363.

El riesgo de rebrote (EPG), indicador que mide el crecimiento potencial de la epidemia, sigue sin tocar techo y ha vuelto a superar el récord de toda la epidemia, alcanzando los 6.198 puntos.

Pese a estos datos, el conseller de Salut de la Generalitat, Josep Maria Argimon, destacó ayer en una entrevista realizada en Rac1 que la sexta ola «desacelera» desde hace seis días en Catalunya y valoró positivamente que en los últimas tres jornadas haya habido un «freno» en el crecimiento de las UCI.

Estos indicadores, junto con la cobertura vacunal (77% de la población con pauta completa y 39% con dosis de refuerzo), la inmunización por infección de miles de catalanes –-700.000 solo desde el 20 de diciembre– y que la variante ómicron sea mayoritariamente leve dibujan un escenario de futuro «optimista» de cara a la primavera, ha resaltado el conseller.

Un duro invierno

No obstante, y a pesar de estos buenos indicadores, quedan aún unos meses de invierno en los que «lo pasaremos mal» porque el elevado número de contagios afecta al sistema sanitario, especialmente a unos ambulatorios que siguen muy desbordados, y al funcionamiento de las escuelas, donde siguen aumentando los confinados hasta un total de 131.644.

Pero en la primavera, si todo va según lo previsto y no aparece otra variante, la pandemia se gestionará «de manera diferente», explicó ayer el conseller de Salut catalán.

«Si la enfermedad es como ahora, fundamentalmente leve, tiene poco interés contar caso a caso», resaltó Josep Maria Argimon.

Comentarios
Multimedia Diari