El ocio nocturno reabrirá en Catalunya el 11 de febrero

No habrá límites de aforo ni de horarios y tampoco será necesario el pasaporte covid

| Actualizado a 01 febrero 2022 14:02
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

Los locales de ocio nocturno reabrirán el próximo 11 de febrero, sin límites de aforo ni de horarios y sin necesidad de presentar el certificado covid para entrar en ellos, ha informado este martes el Govern.

En una rueda de prensa tras la reunión del ejecutivo catalán, la portavoz del Govern, Patrícia Plaja, ha confirmado la fecha de reapertura de los locales de ocio nocturno, el sector más castigado por las restricciones para contener la covid.

Plaja ha destacado que esta es "la última de las restricciones" de ámbito autonómico que levanta el Govern, de manera que Catalunya vuelve "al escenario previo a la sexta ola". 

Teniendo en cuenta que la sexta ola de la covid ha superado el pico y ya está bajando, la portavoz ha explicado que han elegido el 11 de febrero porque consideran que, en el plazo de 10 días, proseguirá el descenso de la covid y Cataluña ya estará en una situación "óptima para eliminar esta medida, que ya no estará justificada".

Justo antes de Navidad, ante la explosión de casos de la sexta ola, el Govern cerró el ocio nocturno e impuso otras restricciones, como el toque de queda nocturno y los límites de reunión y de aforos, medidas que han ido decayendo en las últimas semanas.

En mejores condiciones

Solo quedaba el ocio nocturno, que volverá a la actividad finalmente el 11 de febrero y en mejores condiciones que anteriores reaperturas: más allá del uso de la mascarilla (regulada por decreto estatal), no tendrán ninguna restricción, ni de aforo, ni de horarios, ni de acceso, pues ya no tendrán que pedir el certificado covid.

Fue precisamente en las discotecas donde se estrenó por primera vez este certificado, el pasado octubre, y posteriormente el Govern lo amplió a interiores de bares y restaurantes, gimnasios y en las visitas a residencias, cuando aún era dominante la variante delta.

Pero finalmente el certificado ha acabado desapareciendo de todos los ámbitos, después de que el Govern considerara que, con la llegada de la variante ómicron y su alta capacidad de infectar a vacunados, ya no es una medida de seguridad suficientemente efectiva. 

Comentarios
Multimedia Diari