Calafell, quien no recicla es porque no quiere

Entrará en funcionamiento un nuevo modelo de deixalleria móvil para todo tipo de residuos

| Actualizado a 13 diciembre 2021 19:10
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

Noticias relacionadas:

- Volverá la iniciativa de los muebles rescatados

- Las minideixalleries se extienden por el municipio

- El sistema de recogida que se implantará en las playas

 

Calafell contará con una deixalleria móvil que permite a los vecinos poder separar muchos tipos de residuos que ahora no tienen un contenedor específico y por tanto acaban en la bolsa de basura y en los vertederos, pese a que son materiales reciclables.

Aprovechar esos materiales, además de evitar el coste de extracción de las materias primas para su fabricación, también permite reducir el número de toneladas de residuos que se llevan a los vertederos, lo que resulta muy caro.

La deixalleria móvil permitirá recoger desde bombillas a aerosoles, cápsulas de café, equipos electrónicos, pequeños electrodomésticos, aceites de cocina e industriales, equipos electrónicos y algunos días al mes también podrán dejarse muebles.

Esa deixalleria móvil contará con personal para que la separación se haga de manera correcta. La estructura ira pasando por los núcleos de población y urbanizaciones durante la semana.

Implicación

El objetivo es facilitar a los vecinos el reciclaje, aunque es necesaria su implicación para acumular el material hasta el día de colocación de la deixalleria en su zona.

La deixalleria móvil con personal no anula a la deixalleria móvil sin personal que ya se coloca algunos días a la semana junto al mercado municipal, en el núcleo del pueblo o en la plaza Mediterrani de Segur de Calafell. También se mantiene las minideixallerias repartidas por el municipio.

El concejal de Ecología Urbana Aron Marcos, explica que, además en la planta de transferencia de Calafell, junto a la depuradora, también se habilitará una deixalleria permanente que recogerá todo tipo de material para su aprovechamiento. En esta planta se podrá llevar material voluminoso para el que no hay contenedores.


Hay muchos aparatos que ahora no se aprovechan. El fin de la vida de un equipo no significa el fin de vida de muchos de sus componentes. Pero de no separarse acaban achatarrados y son irrecuperables.

El objetivo es que Calafell pueda recuperar el máximo de material y reducir la cantidad de residuos que debe llevarse a los vertederos para su destrucción con el coste ambiental y energético que supone.

Muebles rescatados

En el mismo sentido se repetirá durante el año la iniciativa realizada hace unas semanas para reutilizar mobiliario que los vecinos habían dejado junto a los contenedores. Esos muebles, sillas y otros objetos que estaban en buen estado eran recogidos por el personal de limpieza. 

Hace unos días se mostraron el puerto de Segur para que quien quisiera se llevase lo que necesitase de manera gratuita. La iniciativa fue un éxito y el objetivo es que una vez al mes puedan ofrecerse esos muebles para darles una segunda vida, con el consiguiente ahorro para los vecinos y para el municipio por su eliminación.

Otro sistema de aprovechamiento de recursos que se está estudiando es poder instalar una máquinas que recojan envases y que a cambio, quien los deposite obtenga unos vales de descuento. Este sistema se está implantando en muchas ciudades y permite recuperar una gran cantidad de material.

Comentarios
Multimedia Diari