El Baix Penedès quiere un tren a Barcelona cada 15 minutos

Pide que se aproveche la salida de Euromeds de la línea de la costa para aumentar la frecuencia

| Actualizado a 20 diciembre 2019 20:12
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

El próximo año los trenes Euromed y algunos regionales que ahora circulan por la línea convencional de la costa del Baix Penedès y Garraf (Sant Vicenç, Calafell, Segur, Cunit, Cubelles y Vilanova) pasarán al tendido de Alta Velocidad. Con ello debería descongestionarse la línea costera. 

Los municipios del Penedès y del Garraf reclaman que esos espacios vacíos entre trenes (técnicamente se denominan surcos) permitan aumentar la frecuencia de los de pasajeros.

La demanda se concentra entre las estaciones de Sant Vicenç de Calders y Vilanova i la Geltrú que ahora tienen una frecuencia cada media hora. Penedès Marítim, que agrupa a los municipios de la zona, reclaman un paso cada 15 minutos, por lo menos en las horas de mayor demanda. Sin embargo esa posibilidad tiene dificultades. 

Mercancías
Una de las dificultades para dotar a la línea con una mayor frecuencia es que por lo menos de manera temporal pasarán más  trenes de mercancías, por lo que los surcos libres se reducen. Además, seguirán circulando los trenes de larga distancia que no pueden circular por el tendido de Alta Velocidad. 

Otra dificultad es que podría colapsarse una ya saturada entrada de trenes a Barcelona y a la estación de Sants. Incorporar nuevas unidades podría generar un problema de congestión.

Hasta Vilanova
Desde el Penedès Marítim piden analizar soluciones. Se propone que el incremento de frecuencias pueda ser por lo menos en horas punta entre Sant Vicenç de Calders y Vilanova.

En la estación de la capital del Garraf debería hacerse un transbordo de trenes, que tendría que coordinarse para poder hacerse en pocos minutos. Desde Vilanova a Barcelona ya hay una circulación cada 15 minutos, por lo que se evitaría aumentar las unidades que llegan a Barcelona. Lo claro es que la frecuencia cada 15 minutos desde Sant Vicenç  de Calders a Barcelona es imposible por ese cuello de botella que sería Sants.

Tercer carril
A la situación hay que añadir que debe colocarse el tercer carril entre Castellbisbal y Martorell (línea interior), lo que obligará a desviar trenes de mercancías por la costa y afectará a toda la circulación.

Otra propuesta es que los trenes que salen de Tarragona puedan parar en las estaciones del Baix Penedès y del Garraf y acaben en Vilanova.

La demanda de la comarca se va a trasladar a responsables de la movilidad en Catalaunya como la Generalitat o la Autoritat del Transport Metropolità. También será un tema de debate en el Pacte del Penedès que formaron los ayuntamientos para reclamar mejoras en la movilidad de toda la comarca.

El incremento de frecuencias entre Sant Vicenç y Barcelona por la costa (ahora cada media hora) y por la del interior (cada hora), es una histórica demanda para facilitar una comunicación entre la capital y la comarca que forma parte de su área de influencia y que motiva miles de desplazamientos diarios.
 

Comentarios
Multimedia Diari