Para seguir toda la actualidad desde Tarragona, únete al Diari
Diari
Comercial
Nota Legal
  • Síguenos en:

El tren pierde casi medio millón de viajeros en Cambrils y Salou

A pesar de la recuperación tras la pandemia, la entrada en funcionamiento del nuevo trazado ha reducido el número de usuarios. En Vila-seca crece un 26%

| Actualizado a 28 septiembre 2022 07:00
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

Adif comenzará de forma inminente el desmantelamiento de las antiguas vías del tren de la costa, dos años y medio después de que quedaran inutilizadas. En enero de 2020 se ponía en marcha la variante de Vandellòs del Corredor Mediterráneo, lo que supuso el cierre de las antiguas estaciones de tren en el centro de los núcleos urbanos y obligaba a los viajeros a hacer desplazamientos más largos para poder coger el tren. Con los datos en la mano, el cambio ha supuesto una drástica pérdida de viajeros para dos de los destinos más importantes de la demarcación, Salou y Cambrils, que han visto reducido en casi medio millón el número de usuarios que llegan o cogen el tren en sus estaciones.

En 2019, las antiguas estaciones de Cambrils y Salou y el apeadero de Salou-PortAventura sumaban 800.000 viajeros anuales, tal y como ha revelado TV3 y ha confirmado Renfe a este medio. La previsión es que esta cifra se reducirá a más de la mitad en 2022.

Sacudida del Covid

A lo largo de 2020 y 2021, a raíz de la pandemia, el transporte en tren sufrió una gran sacudida, pero de cara a este 2022, Renfe prevé culminar la recuperación y seguir mejorando las cifras de pasajeros en todas sus estaciones. En 2020, el año que entró en servicio la línea del Corredor en la Costa Daurada, se contabilizaron apenas 160.000 usuarios en las estaciones de Cambrils y Salou, un dato que el año pasado se multiplicó casi por dos (313.000).

Según las previsiones de crecimiento de Renfe tras la pandemia, al cierre del año el número de viajeros en la nueva estación de Cambrils y en Salou-PortAventura se sitúe entorno a los 340.000, casi medio millón menos que en 2019.

A estas alturas, el operador ferroviario estatal calcula que ha recuperado en un 85% los datos de usuarios previos a la pandemia y prevé mejorar los datos de 2021 en un 10%. Estas previsiones, no obstante, podrían quedarse cortas después de la medida del gobierno que introdujo la gratuidad de algunos abonos.

Sin embargo, esta mejora prevista para todas las estaciones catalanas, no implicaría volver a los datos de 2019 en el corazón de la Costa Daurada. La desaparición de la estación del centro de Salou, así como la reducción de los trenes que hacen parada en Salou-PortAventura ha implicado que muchos viajeros se desplacen a estaciones como la de Vila-seca u opten por otros medios de transporte, tal y como han alertado las diferentes asociaciones en defensa del transporte público.

Vila-seca, la beneficiada

En el lado opuesto, el redibujo del trazado ferroviario ha conllevado un importante incremento de trenes que hacen parada en Vila-seca y el consiguiente aumento de usuarios. Esta estación ha sufrido un aumento del 26% de viajeros desde 2019. Entonces utilizaban la estación vila-secana 151.848 personas y la previsión de Renfe para el cierre de este año se acerca a las 200.000. Estas cifras posicionan a Vila-seca con unos números similares a los de la estación de Salou-PortAventura y bastante por encima a los de Cambrils.

Sin embargo, las instalaciones de la estación vila-secana no están dimensionadas para el número de viajeros que absorben y han sido un foco constante de quejas por parte de los usuarios a lo largo de este tiempo. También desde el Ayuntamiento han reclamado de forma reiterada al administrador ferroviario que mejore el mantenimiento del equipamiento y que reabra el edificio de viajeros, clausurado desde hace años. Respecto al 2019, Vila-seca recibe una veintena más de convoyes a diario.

Comentarios
Multimedia Diari