En El Vendrell el violín no se toca con la izquierda

Una familia denuncia que en la Escola Municipal de Música pretendiesen hacer cambiar de mano a su hijo zurdo para tocar el instrumento

| Actualizado a 06 abril 2022 18:40
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

Hay una expresión que dice que la política es como el violín. Que se coge con la izquierda y se toca con la derecha.También a lo largo de la historia las religiones, mayoritariamente monoteístas, han atribuido a las personas zurdas simbolismos diabólicos.

Pero cuando la expresión se lleva al extremo motiva circunstancias como la que ha vivido un joven violinista de El Vendrell.

Martí, con 7 años, comenzó a estudiar violín en la escuela municipal de música Pau Casals de El Vendrell el pasado septiembre. 

El niño con toda la ilusión comenzó las clases. La familia ya había adevertido que Martí es zurdo, por lo que debía tocar con la izquierda  y ya tenía su instrumento adaptado.

Tendencia natural

Inicialmente en la escuela señalaron que debería tocar con la derecha. Sin embargo, como explica  Gemma Figueras, madre de Martí y que también es violinista y maestra de música, pidió explicaciones y que se respetase la tendencia natural del niño a tocar con la mano izquierda.

Inicialmente en la escuela lo aceptaron, pero el pasado mes de febrero desde el centro llamaron a Gemma Figueras y le indicaron que la junta de evaluación del departamento de cuerda del centro determinaba que el niño debía cambiar y tocar con la mano derecha.

La explicación que recibió Gemma, de palabra, fue que «dijeron que visualmente no quedaba bien que en una orquesta todos los violinistas tocasen con la derecha y sólo uno con la izquierda. Por un impacto visual». Así que Martí debía cambiar de mano.

Natural

La familia rechazó lo que consideran un pobre argumento que impedía al niño tocar con la mano con la que de forma natural mejor podía expresarse con el instrumento.

La familia incluso acudió al Síndic de Greuges y al departamento de Educació de la Generalitat para denunciar la situación, que también expusieron a la concejalía de Cultura del Ayuntamiento.

«En el mundo hay un 10% de personas zurdas, de esas no todas estudian música y menos tocarán en una orquesta», explica la madre de Martí. «¿Hay que hacer cambiar de mano a un niño que toca el violín con la izquierda?».

Gemma Figueras consultó con otras escuelas de música y como respuesta recibió que no había problema y que el joven violonista tocase como mejor se sintiese.  Así que Martí continuó su formación en otro centro.

Respuesta

Según explica la madre del niño, la concejalía intercedió con la escuela municipal de música y ahora aceptarían que Martí siguiese sus clases tocando con la izquierda. Pero Figuras todavía espera que por escrito le expliquen los motivos de por qué el niño no podía tocar con la izquierda «y en cambio ahora sí. No lo han hecho por convicción».

Gemma Figueras señala que en esa situación se han podido encontrar muchas familias con hijos zurdos a los que se les ha podido hacer cambiar de mano para tocar cuando su tendencia natural hubiera sido emplear la izquierda.
 

Comentarios
Multimedia Diari