Whatsapp Diari de Tarragona
  • Para seguir toda la actualidad desde Tarragona, únete al Diari
    Secciones
    Canales
    Diari
    Comercial
    Nota Legal
    • Síguenos en:

    El Nàstic vuelve a la senda de la victoria con un festín ante la Cultural (3-0)

    El Nàstic pone fin a la mala racha con un triunfo contundente ante los leoneses. Llegaron los goles que tanto faltaban y Varo paró un penalti

    25 noviembre 2023 21:57 | Actualizado a 26 noviembre 2023 17:25
    Se lee en minutos
    Participa:
    Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
    Comparte en:

    Después de siete jornadas el Nàstic volvió a ganar. Se acabó la mala racha con un triunfo total ante el líder, la Cultural Leonesa, que contó con todos los ingredientes que necesitaba el equipo. Volvieron los goles y la solidez defensiva.

    El conjunto grana tuvo la eficacia que no había tenido en otros encuentros. La que debería ser normal si generas seis o siete ocasiones. Lo raro es que no entrase ni una. Marcaron los delanteros Jardí y Pablo Fernández. Se sumó Pablo Trigueros culminando la estrategia de Sant Magí. Y, con el 3-0, Alberto Varo detuvo un penalti para mantener el candado que tanto gusta a los entrenadores.

    Dos cambios introdujo el técnico Dani Vidal respecto al partido ante el Real Unión. Pol Domingo regresó al once titular, en detrimento de Tirlea, y Mario Rodríguez ocupó el extremo izquierdo en lugar de David Concha.

    El dibujo de partida se mantuvo con el 4-2-3-1, con Andy de enganche. El alicantino tiene licencia para todo. Es el futbolista más en forma, junto con Pablo Fernández, del equipo. Vidal le dio la libertad para moverse a su antojo. Para llevar su talento a un lado y otro. Sin cadenas que le atan a ninguna demarcación.

    A los diez minutos de partido escapó del carril del medio. Se buscó la vida en la izquierda para hacer un cambio de orientación que ensanchó a la defensa leonesa. Jardí pinchó el esférico y con la vista puesta en la portería lanzó un misil que Bañuz no supo calibrar. Entre el pasito hacia delante de más que dio el meta y el efecto del tiro del reusense, el gol estaba cantado.

    Lo gritó el Nou Estadi y lo celebró el equipo al completo. Con el banquillo y cuerpo técnico.

    No estaba siendo cómodo el partido para el cuadro local. La Cultural Leonesa salía de la presión tarraconense con cierta facilidad y aunque no llegaba a crear peligro, impedía que el Nàstic pudiera coger ritmo. El Nou Estadi esperaba ese arrebato inicial. Ni las circunstancias del partido ni el rival, lo permitieron.

    El 1-0 no varió el guion, pero el Nàstic tenía lo que quería. Los leoneses sufren con el marcador en contra. Este curso nunca habían remontado un marcador adverso y siempre habían acabado perdiendo. El escenario era idílico.

    La clave era cuidarlo. Evitar errores y pérdidas que pudieran dar paso a una transición leonesa. Como advirtió Dani Vidal en la previa, es la gran virtud de la Cultural. Y a poder ser, meter el segundo antes del descanso.

    De eso se encargó la dupla atacante grana. Si en el primer gol, Andy apareció por la izquierda, en el segundo, el alicantino asomó por la derecha para regalar a la grada un pase de pura magia. Picó por encima de la zaga visitante y dejó a Pablo Fernández mano a mano ante Bañuz. El primer remate lo paró el meta, pero el rechace, bombeado, dejó al delantero asturiano con un cabezazo franco a la red.

    El Nàstic supo jugar la segunda mitad como debía. Sólido, pero sin hundirse. Mantener el peligro sobre el área para que la Cultural no fuera volcándose sobre la portería de Varo. E interrumpir el ritmo. Con ese punto de maldad que requiere este fútbol. Alargar las interrupciones y embarrar el choque al máximo.

    A la Cultural le costaba llegar a zona de remate. Más aún cuando Vidal decidió reforzar la medular con la entrada de Óscar Sanz. Le puso más músculo para un final que iba a requerir esfuerzo. El líder no iba a dejarse vencer fácilmente.

    Aarón Rey volvía al Nou Estadi tras vestir la pasada temporada la camiseta grana. Un regreso esperado por la grada que le tenía ganas. Los pitos, cada vez que tocaba la pelota, escenificaron la huella que dejó el gallego. Más discreto fue el paso de Guillermo. Ninguno de los dos exgrana supusieron peligro alguno. El tercer ex del Nàstic, Aleix Coch, de apellido ilustre y formado en la cantera tarraconense, fue el único que completó los 90 minutos. Lo hizo con una amarilla que vio en una trifulca en el área.

    El gol del ‘ex’ lo puso Pablo Trigueros. La victoria no corría peligro, porque la ‘Cultu’ no conseguía llegar a los dominios de Varo. Pero el central toledano quiso redimirse de su error en Irún cabeceando a la red un saque de esquina. La jugada ‘Sant Magí’ nunca falla. Cuando más lo necesitaba apareció.

    Berto desde el punto de penalti, pudo maquillar el resultado, pero Alberto Varo adivinó el lanzamiento para finiquitar una noche de fin de sequía.

    Comentarios
    Multimedia Diari