Cambrils comenzará a urbanizar el entorno de la antigua estación en mayo

El Ayuntamiento recibe luz verde por parte de Adif y saca a licitación las obras, que deberían estar listas en verano. Los vecinos piden celeridad para acabar con la suciedad y el incivismo

28 febrero 2023 21:40 | Actualizado a 01 marzo 2023 07:00

Hace casi un año que el Ayuntamiento de Cambrils demolió la antigua estación de tren que quedó sin uso en enero de 2020. El gobierno municipal planeaba empezar a urbanizar todo este entorno en 2022, pero no ha sido hasta ahora que ha recibido la autorización por parte de Adif para ocupar el espacio y ha sacado a licitación las obras. Mientras, los vecinos del barrio apremian al consistorio a actuar para acabar con los problemas de suciedad e incivismo que arrastra la zona desde que dejaron de pasar los trenes.

La actuación, con una inversión que ronda los 300.000 euros, servirá para dignificar todo el entorno de la antigua estación y conectar las avenidas Vidal i Barraquer y Horta de Santa Maria. La intención es que las máquinas empiecen a trabajar en mayo y la duración de las obras será de tres meses. En las próximas semanas, según apuntan desde el equipo de gobierno, está previsto llevar a cabo una profunda limpieza de los terrenos como paso previo a los trabajos.

En agosto de 2021, el Ayuntamiento ya habilitó un paso para peatones que une ambos paseos y el objetivo ahora es adecuar todo el espacio que se liberó con la desaparición de la estación y abrir también el paso a los vehículos. «Esta era una operación urbanística muy importante para la conexión de los dos barrios. Nuestra prioridad era abrir todo el entorno que viene de la Pallissa y el Barri Antic pasando por el barrio de la Estació hasta Horta de Santa Maria y la playa», defiende el alcalde de Cambrils, Oliver Klein. Asimismo, afirma que este era el tercer gran compromiso de su mandato tras la Rambla Jaume I y la avenida del Esport.

Los trabajos tienen un coste de 300.000 euros y durarán tres meses

La actuación consistirá en prolongar la calzada de ambos sentidos de circulación, así como la rambla central siguiendo la configuración y el aspecto que tienen ambas vías. Además, se creará una nueva coca central y se abrirá un paso por medio de la rotonda que conecta la avenida de la Llosa para dar continuidad al paseo central. Asimismo, se generará un nuevo tramo de carril bici de tres metros de ancho.

En cuanto al desmantelamiento de las vías, que Adif puso en marcha desde L’Hospitalet de l’Infant, el alcalde subraya que no interferirá en los plazos marcados y que se compaginarán ambas obras.

División entre los vecinos

Entre los vecinos de la zona, continúa la división sobre si era necesario o no el derribo de la antigua estación, aunque celebran que por fin se vaya a hacer un lavado de cara y urgen a poner en marcha las obras cuanto antes para que este espacio no se degrade más.

«Es un avance que no pase el tren por aquí. Generaba ruidos, molestias y accidentes. Si alargan el paseo será otro paso adelante», señala Paula Aravena, que regenta el bar L’Estació. «Era un despropósito que pasara el tren por medio del pueblo. Quitarlo ya ha supuesto una gran mejora y, si ahora se abre el paso a los coches, no quedará todo tan separado», coincide Marisol Ribalta, vecina del barrio.

Por su parte, Kimberly y Lorena Acosta opinan que «es mucho más cómodo ahora, está claro, pero hace falta dejarlo más bonito, se ve todo muy dejado». Ellas son usuarias del transporte público y confían en la llegada del tranvía para que vuelva a ser accesible. «La estación ahora queda muy lejos y se ha perdido la visión de coger el tren para recorridos cortos. Se necesita un tranvía de forma urgente», reclaman.

Àngel Rom, que vive justo delante de las vías, señala que «hay un problema grande de incivismo. La zona puede ganar con estas obras, quizá no al principio pero sí más adelante. Que sea un espacio más abierto puede servir para que no esté tan dejado». En esta misma línea se expresa Leonora Jiménez, que denuncia que «desde que se abandonó la estación, aquí siempre había escándalos y gente fumando o bebiendo. Fue un acierto quitarla y ahora se necesita un paso para no tener que dar tanta vuelta si vas en coche».

Los vecinos urgen a poner en marcha las obras cuanto antes para que este espacio no se degrade más

Josep Biosca es uno de los vecinos que no estaba de acuerdo con la demolición de la estación y desconfía de la actuación que proyecta allí el consistorio. «Se dieron mucha prisa para echar al suelo la estación, que era toda la vida del barrio, pero no sé si veremos llegar el tranvía. Se podría haber remodelado de alguna forma y darle una nueva vida como museo, por ejemplo», critica.

Enlace entre el futuro tranvía y la vía verde a L’Hospitalet

El espacio donde se encontraba la antigua estación de tren de Cambrils será uno de los ejes de partida del futuro tranvía que enlazará la ciudad con Salou y Vila-seca, en una primera fase que la Generalitat pretende empezar a construir en 2024. Esta infraestructura pasará por el antiguo trazado ferroviario, pero a través de una nueva red de vías. El proyecto, además, prevé que desde aquí se construya un ramal que enlace con tranvía la nueva estación de trenes con el centro. Desde este punto, además, empezará la vía verde hacia el sur una vez Adif culmine el desmantelamiento de sus vías, que ya ha puesta en marcha. Esta vía verde conectará Cambrils con Mont-roig del Camp y L’Hospitalet de l’Infant.

Se lee en minutos
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:
Comentarios
Multimedia Diari