«¡Queremos un médico, que reabra ya el consultorio!»

Los vecinos del barrio Gaudí de Reus crean una plataforma para reclamar la reactivación de su dispensario «igual que antes de la Covid». «Se trata de montar estrategias de combate porque esto es una guerra», avisan

| Actualizado a 04 octubre 2022 20:41
Se lee en minutos
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

El barrio Gaudí no se rinde en su lucha para que el consultorio médico de la avenida de Barcelona reabra «igual que antes de la pandemia». La tarde de este 4 de octubre, reunidos en el Centre Cívic Mestral, los vecinos constituyeron una plataforma ciudadana que velará para que la zona recupere a su doctor.

Unos 70 firmaron un manifiesto y se concentraron frente al equipamiento vacío al grito de «¡queremos tener un médico, que reabra el dispensario!». El consultorio cerró con la irrupción de la Covid-19 y ya no ha vuelto a atender a pacientes.

La presidenta de la Associació de Veïns del barri Gaudí, Maria del Mar Escoda, lamenta que «se han dado varios plazos» pero el equipamiento «sigue sin funcionar». La entidad repartió cerca de 2.000 panfletos entre las viviendas del entorno del consultorio informando sobre la plataforma y animando al vecindario a adherirse a ella.

«Lo que queremos es que esta tomadura de pelo se acabe ya», añade Escoda, que insiste en que la asociación ha echado una mano pero, a partir de ahora, la Plataforma Ciutadana en Defensa del Dispensari del Barri Gaudí de Reus liderará la reclamación del consultorio. Los vecinos avisan de que «se trata de montar estrategias de combate porque esto es una guerra».

La Generalitat se había comprometido a hacer obras en el local para ponerlo al día y devolverlo a la actividad. Preguntadas al respecto, fuentes de la delegación del Govern indican que «en agosto se realizaron reformas» y que «a raíz de unas lluvias, por un problema en las bajantes del edificio, se inundaron los bajos, provocando daños». Ahora, «ya se ha reparado», sin que se fije una fecha de reapertura.

De cualquier forma, la idea de la Generalitat es volver a poner en marcha el consultorio pero transformándolo en un espacio de salud comunitaria con administrativo, psicólogo, nutricionista o trabajador social, pero sin doctor. Una postura, esta, que los vecinos rechazan de lleno. El barrio exige «las mismas condiciones que antes del cierre», con un equipo médico que pasaba consulta. «Sin médico no hay consultorio», afirman los vecinos.

Comentarios
Multimedia Diari