Un incendio en un edificio de Reus calcina un piso y deja otros tres inhabitables

Las causas del fuego deben investigarse, pero las llamas y las altas temperaturas, obligaron a cerrar una segunda vivienda. Un total de 8 personas han pasado la noche en el hotel Gaudí

| Actualizado a 16 septiembre 2022 17:26
Se lee en minutos
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

Un incendio en un edificio de la plaza Joan Rebull puso en alerta ayer poco antes de la medianoche a la ciudad de Reus. El inmueble de cinco alturas estaba rodeado de una espesa columna de humo que se veía a kilómetros a la redonda.

El fuego se originó en la cuarta planta de la escalera D y la humareda se esparció por dentro y fuera del edificio, generando una situación de riesgo de salud a consecuencia del humo tóxico que salía de este piso.

Bombers recibieron el aviso a las 23:57 horas. En la llamada de emergencia se informaba sobre un incendio en un piso de la calle Bisbe Borràs de Reus (una de las calles que colinda con la plaza Joan Rebull. A su llegada al lugar las llamas habían consumido ya el 70% de la vivienda, ubicada en la cuarta planta de un edificio de cinco alturas.

$!Imagen de los Bombers a las puertas del edificio donde se produjo el incendio. Foto: Bombers

Además de los Bombers y la Guàrdia Urbana, Mossos activó a sus patrullas y varias ambulancias del SEM se acercaron para atender a los heridos potenciales. Poco después una delegación del Ayuntamiento de Reus, con el alcalde Carles Pellicer al frente se interesaba por la situación.

Bombers entró en el edificio y subió hasta la cuarta planta para sofocar las llamas. Comprobaron que no había personas dentro y rápidamente apagaron el fuego y empezaron a gestionar la disipación del humo.

Afortunadamente no se lamentaron heridos ni daños estructurales. Los propios vecinos se habían autoevacuado a excepción de una persona de la quinta planta, que fue confinada dentro de su vivienda. En total fueron 34 los desalojados, informó la Guàrdia Urbana.

Con el fuego apagado, y las tareas de ventilación activadas, se buscó el origen del fuego, que de momento está bajo investigación. Fuera, entre las personas evacuadas se localizó a los dos inquilinos del piso, una mujer y un hombre. La primera fue atendida por un cuadro de ansiedad.

Dentro del piso, y con el fuego apagado, Bombers localizó a un perro que sacó de la vivienda en aparente buen estado de salud. Se entregó a su propietaria.

A medida que pasaron las horas, los vecinos pudieron volver a sus viviendas, excepto los del piso calcinado y otros dos en las plantas 3 y 5 que sufrieron daños. No tienen agua y luz y sus conexiones están dañadas por las temperaturas o las llamas.

Comentarios
Multimedia Diari