Una oleada de robos pone en alerta a los vecinos de Les Palmeres d’Aigüesverds de Reus

La semana pasada hubo entradas durante cuatro días seguidos, en algunos casos, con los residentes en casa

| Actualizado a 05 octubre 2022 07:00
Se lee en minutos
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

Los vecinos de la urbanización Les Palmeres d’Aigüesverds están en alerta. En cuatro días consecutivos se han producido varios robos, algunos, con los residentes en su interior, lo que ha generado aún más inquietud. «Tenemos vigilante 24 horas, alarmas en las viviendas, perros y, ahora, mayor presencia policial y, aun así, entran a robar. Te sientes indefenso», argumentan los vecinos.

Todos los robos se han producido a partir de las nueve de la noche y hasta las doce, aproximadamente, y según cuentan los vecinos, los ladrones acceden a las viviendas a través del campo de golf. En muchos casos, los patios de las casas están justo al lado del campo, y la valla de separación se puede superar sin demasiadas dificultades, lo que facilita el acceso.

Los hechos se produjeron entre el miércoles y sábado de la semana pasada. «Después de los primeros casos, los accesos y calles se han llenado de policías y, a pesar de todo, el sábado entraron de nuevo», exclama un vecino. En su comunidad ha habido tres robos estos días y un cuarto se produjo en la acera de enfrente. «Y sé que se han dado más casos en otras calles próximas», señala.

En su caso particular, de momento se ha salvado de la oleada, «pero estás intranquilo» y más sabiendo que se han producido casos mientras los residentes estaban en el interior de la vivienda. «Yo no sé cómo reaccionaría», exclama este vecino que, a la vez, asegura que en ningún caso ha habido violencia.

Desde la Associació de Veïns Les Palmeres d’Aigüesverds, su presidente, Marcos Massó, confirma los hechos. «Lo singular es que se han producido robos en varios días simultáneos», comenta, pero «por suerte, hay una buena comunicación con la policía». Así, relata que están en contacto con la Guàrdia Urbana de Reus y también ha incrementado la presencia de Mossos d’Esquadra por la zona. «Sobre todo a última hora de la tarde, hay controles en los accesos de la urbanización», apunta. Y es que Aigüesverds, más allá del acceso principal a través de la carretera TV-3141, dispone de unas cinco entradas a través de varios caminos, lo que dificulta un control exhaustivo de todos los movimientos.

En todo caso, Massó subraya la rapidez con la que se actúa ante un caso de robo. «A la que suena una alarma, el vigilante de la urbanización se desplaza de inmediato hasta el punto en cuestión y se alerta también a la policía. Hay una buena coordinación», recalca.

Uno de los vecinos cuenta que incluso avisan al vigilante ante la presencia de cualquier persona sospechosa rondando por las calles. «Lo que pasa es que hemos llegado a cierto punto de psicosis porque ya no sabes quién puede ser un ladrón y quién no. Días atrás, por ejemplo, vi a una persona que me pareció poder ser sospechosa. Avisé al vigilante y resulta que era un vecino, pero que nunca había visto...», relata este vecino. Además, cuenta que desde la pandemia, hay más gente que se acerca a la zona andando por los caminos, por lo que es cada vez más difícil discernir.

Él tampoco ha sido víctima de esta oleada, pero sí que meses atrás entraron a robar en su casa. «Salimos tres horas, tiempo que aprovecharon para acceder. Y ahora, cada vez que sales ya piensas en qué me voy a encontrar cuando vuelva», lamenta. A la vez, argumenta que, teniendo vigilante, alarma y perro, «¿qué más podemos hacer?».

También coincide que este pasado fin de semana entraron a robar en una vivienda de El Pinar. El presidente vecinal, Ton Sotorra, cuenta que los ladrones accedieron a una vivienda mientras los residentes estaban en su interior. «No les hicieron daño ni hubo violencia», puntualiza Sotorra, pero lamenta lo sucedido y destaca que «es el primer robo que hay en la urbanización después de meses sin ningún tipo de incidencia».

Controles en urbanizaciones

Los hechos se producen justo después de un verano en el que la Guàrdia Urbana de Reus intensificó los controles en las urbanizaciones del municipio para, precisamente, disuadir a los ladrones. La medida sirvió para, también, localizar a personas con antecedentes por delitos contra el patrimonio y robos con fuerza.

Durante ese periodo, tanto desde Les Palmeres d’Aigüesverds como El Pinar, los vecinos se mostraron satisfechos con la medida, con una mayor sensación de seguridad. Desde El Pinar, por ejemplo, destacaban que el inicio de verano había sido algo convulso, con robos en viviendas e incluso con un intento de acceder a la sede de la asociación vecinal. Tras exponer los hechos al cabo de la Guàrdia Urbana de referencia para la urbanización, y la intensificación de la vigilancia, la tranquilidad volvió y, hasta esta pasada semana, no se habían dado más incidencias. Los vecinos de esta zona usan un grupo de WhatsApp para alertar de cualquier movimiento sospechoso. Ahora, tras los casos de Les Palmeres y el que sucedió en sus propias calles, están expectantes.

Comentarios
Multimedia Diari