Para seguir toda la actualidad desde Tarragona, únete al Diari
Diari
Comercial
Nota Legal
  • Síguenos en:

6.500 personas pasan al día por la calle Monterols, la más transitada

Las siguientes de la ciudad con más afluencia de viandantes son, según un estudio, Jesús y Prat de la Riba

| Actualizado a 16 agosto 2022 09:31
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

Temas:

Diferentes estudios señalan que entre las zonas más multitudinarias de Europa se encuentran ciudades españolas como Barcelona, Madrid y Sevilla. Es sencillo imaginarse a los cientos de miles que recorren sus calles diariamente, son grandes ciudades, capitales y zonas históricamente comerciales. Pero, más allá del Passeig de Gràcia o el Portal de l’Àngel, ¿qué ocurre en otras ciudades catalanas con menos población?

Para el caso de Reus, con sus 106.000 habitantes y miles de turistas anuales, las calles muy transitadas se corresponden con los núcleos céntricos y los ejes comerciales, como en cualquier otra ciudad, así como se llenan –indiscutiblemente– las plazas y zonas de terrazas, bares y restaurantes, que constituyen puntos de encuentro, reuniones de amigos y comidas familiares. Es más, la capital del Baix Camp cuenta con espacios emblemáticos como la Ruta Modernista, que siempre resulta atractiva para los visitantes.

Así, a cualquier hora del día y durante todo el año, es inevitable cruzarse con gente arriba y abajo en las calles de Monterols y de Llovera, junto a las plazas del Prim y del Mercadal, la calle Mayor y el Tomb de Ravals, o las plazas del Castell y de las Peixateries Velles.

La delimitación de estas zonas es de gran utilidad para cualquier sector –ropa, complementos, zapatos, deporte, cosmética, telefonía, informática, etc– porque mediante un análisis de la movilidad urbana se puede conocer la potencial rentabilidad de un comercio. Es decir, si un contexto es positivo o no para que el desarrollo del negocio sea favorable y aumente la atracción de clientes. Empresas como la tecnológica TC Group Solutions se encargan de registrar estas cifras, obtenidas a partir de sensores en los escaparates de diferentes establecimientos, y elaborar las conclusiones correspondientes.

Pero estos datos, también, son un indicador de la cantidad de gente que circula por Reus y por algunas de sus calles. Por ejemplo, según el informe bienal de 2021 y 2022 que han elaborado sobre los meses entre enero y julio, se puede comprobar que una media total de 3.176 personas transitaron las zonas analizadas.

Incluso, los datos evidencian cómo los ejes comerciales determinan en gran medida la movilidad en una ciudad. La disminución de peatones este año, respecto al pasado, en la avenida de Sant Jordi (de 971 a 801 personas de media) podría deberse a la progresiva ‘desaparición’ de las principales tiendas de ropa del Centro Comercial La Fira.

Sin embargo, más allá de la ‘lucha’ entre zonas céntricas vs. zonas periféricas, y sus diferencias de población, ¿qué implicaciones conlleva que una ciudad tenga vías tan masificadas y transitadas?

«Exceso» de peatones

Aunque las multitudes favorecen a las tiendas aumentando sus compras, no todas las consecuencias de un número elevado de peatones y vehículos son tan positivas para la ciudad. No solo incrementa los niveles de contaminación atmosférica y acústica, lo que puede provocar efectos adversos en la salud de los vecinos de una calle determinada, también repercute en el precio de alquiler de los locales y viviendas. Y, evidentemente, una gran afluencia de viandantes requiere mayores medidas de seguridad: más señales de tráfico verticales y horizontales, recomendaciones para moverse por la vía pública, además de radares de 30 km/h en la mayoría de zonas urbanas.

La congestión de las vías céntricas depende en gran medida de la cantidad de tiendas

Como parte de estos proyectos de urbanismo, el consistorio reusense ha ido aprobando cambios en la vía pública desde haceaños. El semáforo que actualmente regula el paso de peatones que une las calles de Jesús y del Vent fue una iniciativa pionera en el Tomb de Ravals que permitió mejorar la seguridad en una zona altamente transitada.

De hecho, el estudio realizado por TC Group Solutions demuestra que, después de la calle Monterols (5.923 personas de media al día en 2021 y 6.510 en 2022), la vía más transitada es la calle Jesús, con 4.862 peatones en 2021 y 3.606 en 2022. Es más, en ese punto confluyen también los ciudadanos que circulan por la Raval de Jesús, cuya media bienal supera las 3.400 personas.

Paralelamente, se consiguió descongestionar el tráfico y ‘proteger’ mejor a los peatones con la autorregulación de la circulación en la esquina del Raval de Sant Pere con la calle de Arnavat i Vilaró y el asfaltado de la plaza de la Sang y el Raval del Pallol. Más recientemente, la peatonalización del Raval de Santa Anna ha limitado el tráfico rodado que antes llegaba hasta la plaza Prim.

$!El primer semáforo del Tomb de Ravals permitió regular considerablemente el tráfico y mejorar la seguridad vial. foto: ALBA MARINÉ

Para resolver otros puntos conflictivos, desde el Ayuntamiento local están preparando ya el nuevo Plan de Movilidad Urbana de Reus, que pasará audiencia pública el 20 de septiembre. A partir de la acción participativa y la intervención de los grupos municipales y otros colectivos vinculados, la Comissió Especial de Mobilitat Sostenible ha debatido sobre los medios de transporte de la ciudad.

En un futuro, acorde con los datos facilitados por TC Group Solutions, es probable que la avenida de Prat de la Riba, no considerada quizá como una calle tan céntrica, necesite intervención municipal, ya que presenta una considerable congestión de peatones. Con una media bienal de 3.801 ciudadanos, se acerca a algunas de las zonas más masificadas y transitadas de Reus.

En contraposición....

En las vías periféricas, habitualmente zonas residenciales, es más complicado determinar el nivel de concentración de tránsito de peatones y vehículos, pero en su mayoría se trata de calles menos transitadas, por encontrarse en las afueras de Reus, como el barrio El Pinar o el barrio Montserrat.

El próximo Plan de Mobilidad Urbana se centrará en la circulación del transporte público

El beneficio inmediato es una menor contaminación, menos aglomeraciones y más tranquilidad. A menudo, estas zonas se convierten en espacios al aire libre, entornos más naturales, ideales para la práctica deportiva. Esto también lleva a incluir caminos y vías no urbanizadas, junto a otros factores como la escasa iluminación, aceras estrechas o inexistentes, o una menor regulación vial que condicionan la cantidad de gente que circula por ellas.

Otra circunstancia que puede darse es que una calle igualmente céntrica sea poco transitada si su colindante se trata de una vía principal, más comercial y tan «popular» que la acaba «ensombreciendo», aunque esta pudiese servir para descongestionar parte de su aglomeración de transeúntes.

Comentarios
Multimedia Diari