Para seguir toda la actualidad desde Tarragona, únete al Diari
Diari
Comercial
Nota Legal
  • Síguenos en:

Al autor del incendio en Reus le explotó un hornillo durante la recarga de gas

Tras declarar en la comisaría de Mossos en la noche del martes, quedó en libertad policial y fue trasladado al hotel Gaudí, donde ha pasado la noche con otros vecinos desalojados. El resto de evacuados fueron acogidos por familiares

| Actualizado a 25 enero 2023 12:33
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

Los Mossos d’Esquadra dejaron en libertad con cargos a última hora de la noche de ayer martes al vecino de la primera planta que sería el presunto autor del incendio por imprudencia. Un incendio que afectó a su vivienda en general, pero en concreto destrozó la habitación donde manipuló un hornillo, que estaba recargando de forma negligente.

Se produjo una deflagración que le provocó quemaduras leves mientras las llamas se propagaban por la habitación. Él recibió asistencia, pero no necesitó traslado hospitalario. Otra cosa fue el vecino del cuarto (probablemente estaba en el rellano de la primera planta) que fue el que salió peor parado de esta situación, puesto que se quemó en buena parte del cuerpo e inhaló gran cantidad de humo tóxico. El SEM se lo llevó en helicóptero hasta el hospital de la Vall d’Hebron de Barcelona, donde su pronóstico es reservado.

El segundo herido de consideración no vive en el número 47 de la avenida Cardenal Vidal i Barraquer. Lo hace en un bloque colindante. Sin embargo, la humareda que salió del primero (donde se produjo la deflagración) entró en un patio de luces y afectó a las viviendas que dan en esa apertura.

Y en ese segundo piso del bloque contiguo, el residente inhaló humo y se precipitó por el patio de luces hasta el suelo, fracturándose la cadera y un tobillo. Fue evacuado al hospital Sant Joan de Reus, donde también le practicaron otras pruebas médicas.

$!Un camión de Bombers todavía está allí para ventilar el edificio. FOTO: Alfredo González

Los otros heridos evacuados al hospital reusense, al Joan XXIII de Tarragona y al Broggi de Sant Joan Despí (tiene una cámara hiperbárica para casos más complejos de inhalación de gases tóxicos) son vecinos del mismo bloque: de la planta sexta, de la novena y de la séptima.

Si el incendio se declaró a las 16.46 horas de la tarde del martes, tres horas más tarde con el caos relativamente controlado, era momento de hacer una inspección técnico del inmueble. El arquitecto municipal acompañado de Bonbers declaró que había daños estructurales y peligro para las personas que pudieran utilizar las escaleras para subir o bajar. Además, el edificio quedó sin agua y en algun momento sin luz.

Todos los condicionantes motivo que los 35 evacuados (incluyendo heridos) no pudieran volver a sus casas y el edificio se vaciara hasta que hubiera plenas garantías de retorno. Se habló con los vecinos que ostentan la presidencia y vicepresidencia de la escalera asói como la administración de fincas que lleva este edificio. Se les informó que no se podía pasar la noche por seguridad.

La misma Guàrdia Urbana desplazó una patrulla para vigilar el acceso y evitar que alguien entrara de forma temeraria o incluso con intenció de robar o okupar.

Sin casa hasta nueva orden

Así, el centenar de vecinos del número 47 de la avenida Vidal i Barraquer siguen sin poder volver a casa tras el incendio del martes.

Fuentes municipales detallan que Guàrdia Urbana identificó ayer a un total de 43 personas, a las que se les ofreció alojamiento. Al final, fueron 26 las que fueron realojadas en el hotel Gaudí y las 17 restantes optaron por ir a casa de familiares.

El arquitecto municipal inspeccionó concluyó que no había peligro estructural a pesar de los daños. Pero si un riesgo de seguridad antes de una limpieza y recuperación de los servicios.

Los vecinos todavía no pueden volver a sus viviendas porque, previamente, tienen que llevarse a cabo tareas de seguridad. Es decir, por un lado, la barandilla del primer piso ha quedado totalmente quemada y tiene que ser reemplazada.

Por otro, hay que limpiar todas las zonas comunitarias. De hecho, esta mañana ya estaba en la zona la empresa de limpieza. Además, el edificio no tiene, ahora mismo, ni luz ni agua, suministros que tendrán que restablecerse antes de que los vecinos puedan volver.

Comentarios
Multimedia Diari