Whatsapp Diari de Tarragona
  • Para seguir toda la actualidad desde Tarragona, únete al Diari
    Secciones
    Canales
    Diari
    Comercial
    Nota Legal
    • Síguenos en:

    El Pallol de Reus culmina con un súper y un hotel tras 16 años

    El paseo comercial con pisos y alojamiento turístico, que se estrenó en 2007, acaba de quedar completado. Los negocios celebran la «nueva etapa» y la clientela espera más marcas

    27 noviembre 2023 20:24 | Actualizado a 28 noviembre 2023 07:00
    Se lee en minutos
    Participa:
    Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
    Comparte en:

    Una «nueva etapa» comenzó para El Pallol de Reus el pasado fin de semana, con «buenas sensaciones» y con la previsión de que «la recuperación siga». El paseo comercial escribe otro capítulo en su ya larga historia –en verano cumplió 16 años– con la puesta en marcha del establecimiento de Mercadona y a la espera de que finalice al 100% la construcción del hotel de la plaza Evarist Fàbregas, que debe culminar el complejo y está llamado a ser «la guinda del pastel», tal como valora Pau Salvadó, presidente de los comerciantes de El Pallol.

    El súper, ya inaugurado, y el hotel, cuyas obras están casi listas, «completan el proyecto inicial que se había planificado hace 16 años para El Pallol», precisa Daniel Zafra, director de marketing de Núñez i Navarro, propietaria del paseo comercial.

    La de El Pallol fue en su día una intervención pionera en Catalunya, al combinar el desarrollo de un espacio comercial con otro residencial de 160 pisos, una plaza de alrededor de 1.000 metros cuadrados y un aparcamiento subterráneo.

    «La intención siempre había sido que hubiese un supermercado», destaca Zafra, pero, en 2009, coincidiendo con la crisis, el establecimiento de Supercor que prestaba el servicio desde el principio bajó la persiana. Mercadona ha tomado el relevo en ese rol 14 años más tarde y «volvemos a la idea inicial».

    El nuevo escenario «supone que el centro de Reus se alargue desde el Mercadal y crezca», sostiene Zafra. E incide en que, «como patio abierto, El Pallol encaja mucho en las tendencias actuales de áreas más saludables y seguras». Además, la confirmación de la llegada de Mercadona –que espera una afluencia de entre 3.000 y 4.000 personas al día– «ya despertó un interés creciente de operadores diversos, de restauración y de tiendas, por instalarse en alguno de los locales disponibles», según especifica el responsable de marketing de El Pallol.

    Coincide con él Salvadó, que señala que «cuantos más operadores se incorporen, mejor» y asegura que «recientemente El Pallol estaba en un momento de recuperación y el empuje será mayor estando Mercadona». En los últimos tiempos, el paseo comercial había vivido el estreno de algunas otras firmas, como Smöoy, Pepco o Guau&Cat. También se marcharon otras, como Desigual.

    Ahora, el aterrizaje del súper y el cierre de la zona azul de la Riera Miró –por La Hispània– tensionan el parking subterráneo del complejo comercial. Salvadó explica que «tendremos que estar así un tiempo».

    En cuanto al hotel, fuentes de Ginkoplanet detallan que están en marcha negociaciones con un par de operadores «de primer nivel» para la explotación del alojamiento turístico. El edificio tendría, además de Mercadona y del restaurante Saona que toman parte de la planta baja, otros espacios comerciales pendientes de llenar.

    Ampliar la oferta y nuevas firmas

    Los clientes de El Pallol esperan la implantación de nuevas marcas. «Suelo venir bastante, sobre todo a pasear con la niña, y compro en especial en C&A y en Pepco», explica Pili Muriel, asidua del paseo comercial. Y añade que «me gustaría que hubiese alguna tienda de ropa para hombre, que ahora falta». Y otra vecina que ocasionalmente recorre la zona, Lilian Sansone, cuenta que «venimos de Riudoms y damos una vuelta. Compro ropa o voy a la óptica. Y quiero pasar a conocer Mercadona». En los locales vacíos, «me gustaría que abriese otra cafetería, algo chulo».

    También Jennifer Batista y su hija acostumbran a visitar El Pallol. «Está bien, hay bastantes cosas y está bonito», indica la madre, que explica que «hay supermercados en los alrededores pero Mercadona irá bien». Y su hija Emily concreta que «me gusta Pepco» y «mi abuela dice que Mercadona queda más cerca que el resto, así que vendremos».

    Y María Jurado, vecina de Reus, expresa que «miro productos de bebé o para animales. Vengo desde que se hizo El Pallol y en estos años ha cambiado muchísimo». Jurado echa en falta «alguna tienda de zapatillas, como Foot Locker o algo así».

    Sobre los negocios que hoy en día funcionan en el paseo comercial y su entorno, Toni Nieto, al frente de No Diguis Blat, comenta que «con el supermercado, ya se ve más movimiento de gente y eso nos beneficia». «Más tiendas de ropa o perfumerías vendrían bien», añade.

    Y Giuseppe Visinoni, propietario de Il Cuore, valora que los últimos cambios «seguramente dinamizarán la zona» y «estamos a la espera de que abra el hotel, que lleva ya un tiempo construido, y qué será lo que vendrá con él». Tras el cierre de la zona azul, Il Cuore habilitó tiques de parking.

    Comentarios
    Multimedia Diari