Para seguir toda la actualidad desde Tarragona, únete al Diari
Diari
Comercial
Nota Legal
  • Síguenos en:

El primer año de vida del Centre d’Innovació i Formació - Boca de la Mina

El primer curso en que el centro ha estado en marcha ha acogido a más de 7.000 personas entre técnicos y emprendedores

| Actualizado a 05 agosto 2022 07:00
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

El Centre d’Innovació i Formació - Boca de la Mina de la Diputació de Tarragona ha acogido más de 7.000 personas en su primer año en marcha, entre personal técnico, cargos electos del mundo local y supracomarcal, además de emprendedores. El centro se concibió con el objetivo de impartir cursos y jornadas a políticos y técnicos y también para fomentar el emprendimiento y, por ello, se habilitó un laboratorio de innovación. El equipamiento cuenta con un aula de prototipado para la fabricación digital.

En su primer año de vida, el Centre d’Innovació i Formació - Boca de la Mina ha acogido 151 actividades formativas para técnicos de entes locales, con 6.7777 personas participantes y de estas formaciones, 36 fueron presenciales y tuvo asistencia de 777 personas. Las formaciones con más demanda fueron las relacionadas con la comunidad de asesoramiento y aprendizaje sobre control interno y sobre gestión del presupuesto. Le siguieron los cursos de ACTIC, de seguridad digital y una jornada sobre la ley de urbanismo. La jornada sobre la temporalidad en las administraciones locales, los cursos de lenguaje administrativo y de procecimiento administrativo y los de idiomas completan las formaciones más solicitadas por personal técnico de entes locales.

Por lo que se refiere a la vertiente emprendedora, a las jornadas y formaciones para potenciar la innovación acudieron 350 personas.

La fabricación digital

La cofundadora y CEO de The Blue Box, Judit Giró, expresa que tener un centro en la demarcación con Fab Lab (Fabrication Laboratory) es «clave» para una empresa emergente a la hora de crear un prototipo e ir haciendo aproximaciones sucesivas y afinar la idea principal a través del retorno de quienes lo prueban. A grandes rasgos, su proyecto consiste en un dispositivo médico que detecta el cáncer de mama de forma no invasiva con tan solo una muestra de orina en una caja, todo ello emulando el sistema y neuronas olfativas de un perro. «Aunque aún no estamos imprimiendo prototipos en 3D de las blue boxes, es bastante seguro que acabemos colaborando con el centro», añade la emprendedora.

Tener estas infraestructuras «facilita la creación de una start up aquí sin tener que marcharte a Barcelona», dice Giró. «Hay infinidad de proyectos e ideas en la zona y la Diputació está dando respuesta a una necesidad real que hay en el territorio, hay que innovar y crear empresas», completa.

Desde la Diputació de Tarragona, su presidenta, Noemí Llauradó, hace una valoración «positiva» del primer año de actividad del centro. La oferta formativa se adapta «constantemente» a las novedades legislativas y todo ello «impacta en la gestión del mundo local».

Es «importante» seguir formándose a lo largo de «nuestra trayectoria», explica la presidenta, quien acota que de la totalidad de plazas para técnicos, el 94% fue cubierto. Su balance está basado en «datos objetivos», hicieron encuestas a 175 trabajadores de administraciones locales y el 96% valoró «bien o muy bien» la formación.

Llauradó recuerda, por otro lado, que quieren impulsar el talento y el crecimiento, «en el Centre d’Innovació i Formació - Boca de la Mina se da la oportunidad de, además de diseñar prototipos, de recibir asesoramiento, formación y actividades para emprendedores».

Comentarios
Multimedia Diari