Para seguir toda la actualidad desde Tarragona, únete al Diari
Diari
Comercial
Nota Legal
  • Síguenos en:

El Vermut de Reus se posiciona a nivel estatal a través de ferias y eventos

La Agència Reus Promoció está intensificando la presencia de la marca en todo el país como reclamo de ciudad

| Actualizado a 12 mayo 2022 19:02
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

¿Cree que se debe proteger el catalán en las escuelas?


No

«Reus es la ciudad del vermut». Marc Niubó, sumiller al frente de la Bodega La Parra, en el arrabal de Santa Anna de Reus, no duda de ello: «Reus es modernismo y es vermut». Entre los clientes que se acercan a su bodega hay visitantes buscando el Vermut de Reus, «aunque muchos creen que el de Reus es sólo el Miró y que el Yzaguirre es vasco», dice con una sonrisa. Un punto de partida que le ayuda a explicar que en realidad Vermut de Reus está compuesto por ocho marcas: Miró, Yzaguirre, Iris, Rofes, Cori, Olave, Fot-li y Or del Camp.

En general, a nivel nacional, se conoce el vínculo existente entre la capital del Baix Camp y éste licor, pero la ciudad quiere impulsar aún más su posicionamiento y reconocimiento estatal del producto. Es por ello que este año la Agència Reus Promoció está reforzando su presencia en ferias y eventos de todo tipo a través de una campaña que cuenta con un presupuesto de 80.500 euros.

La última parada ha sido esta misma semana en Ciudad Real, en la undécima edición de la Feria Nacional del Vino (Fenavin). «Hemos estado dos años parados y ahora retomamos la actividad, participando en eventos en los que antes ya estábamos presentes, pero intensificando nuestra presencia estrenándonos en nuevas ferias, como será el caso de Vermut-EA, en Palencia, a finales de mayo», explica la concejala de Projecció de Ciutat del Ayuntamiento de Reus, Montserrat Caelles.

De momento, el vermut reusense ya ha estado presente en Andorra, en el Centre Comercial Illa Carlemany y Vallnord; en el Salón Gourmets de Madrid; la Fira Modernista de Terrassa; y Expovacaciones de Bilbao, además de Fenavin, que se ha celebrado esta semana, del 10 al 12 de mayo. En este último caso, Reus Promoció ha estado presente a través del estand de la Cambra de Comerç de Reus, donde el ente cameral ha representado algunas de las principales Denominaciones de Origen del territorio, como es el caso de la DO Conca, DO Montsant, DOQ Priorat y DO Terra Alta. Además, dentro del estand, Reus Promoció ha tenido su propio espacio para dar a conocer las ocho marcas que forman la marca Vermut de Reus. «El vermut está de moda y es un producto excelente para enganchar. La gente se acerca al estand para probar vermut y avellanas y nos ayuda a explicar tanto la bebida como su relación con Reus y, a partir de aquí, todos los atractivos que tiene la ciudad», relata Caelles.

$!Estand en el Salón Gourmets de Madrid, a finales de abril. FOTO: Ayuntamiento de Reus

Lo que se está recogiendo en estos eventos es que parte importante del público estatal conoce el vínculo entre Reus y este aperitivo. «Es cierto que se trata de una marca que cada vez más gente conoce, y los que no, al menos conocen el producto», señala la concejala de Projecció de Ciutat, que destaca que, especialmente en Madrid, se tiene conocimiento del Vermut de Reus.

En Fenavin, además de la presencia en un estand, la agencia protagonizó este miércoles al mediodía una presentación «con una explicación de la historia, el vínculo del producto con la ciudad y, después, se hizo una cata en la que se explicaron las ocho marcas de Vermut de Reus, cuáles son sus características, la composición, cómo hacer una degustación...», detalla Montserrat Caelles.

Fenavin es un certamen bianual, organizado por la Diputación de Ciudad Real, «muy bien posicionado», subraya la concejala, que destaca que se trata de 29.000 metros cuadrados de recinto ferial, con unos 1.900 vendedores de vino, entre cooperativas y bodegas, con miles de visitantes de unos ochenta países distintos. «Toda una oportunidad», concluye Caelles.

Entre los eventos en los que están participando, los hay de más enfocados a un público profesional, otros son más bien familiares, algunos se centran en el mundo vitivinícola y otros son de turismo. Y es que lo que se está buscando es también esta diversificación y centrándose, ahora, en el público estatal. «Antes priorizábamos más las destinaciones lejanas, pero con la pandemia hemos visto la importancia de apostar por un público más cercano. El vermut actúa como puerta de entrada a todo el gran dinamismo que tiene la ciudad de Reus», subraya.

La apuesta por el vermut no es nueva. De hecho, como recuerda Marc Niubó, desde la Bodega La Parra, «hubo un boom hace unos diez años» que ahora se habría estabilizado. En este marco, a principios de 2019 abría puertas la Estació Enològica, Casa del Vermut i del Vi, gestionada por la Agència Reus Promoció con el objetivo de poner en valor la vinculación de Reus con el vino y el vermut «ligando también con la arquitectura modernista [el edificio es obra del arquitecto reusense Pere Caselles]», recuerda la concejala. Un espacio que, además, «ayuda a desestacionalizar el turismo».

«Creemos mucho en este proyecto que nos ayuda a explicar el producto, la vinculación que hay con la ciudad, pero también el territorio. Es una puerta de entrada», dice la concejala. Sólo en el primer año de vida de la Estació Enològica, el equipamiento atrajo a cerca de 2.000 visitantes.

Un acto social

«Cuando haces el vermut es tomarte tu tiempo, tranquilamente. Es un acto social y es por ello que tiene éxito», relata Marc Niubó. Desde su bodega, en el arrabal de Santa Anna, ha notado este boom que vivió el vermut «hace unos diez años». Un resurgimiento que, actualmente, estaría estabilizado, según el sumiller.

«Lo que se da ahora es una diversificación del sector», añade, con nuevas variantes de los productos de las marcas ya existentes y nuevos elaboradores emergentes. Pero en un sector con tanta tradición en Reus ¿es fácil para un nuevo productor hacerse un hueco? «En Reus, mucha gente está ya fidelizada a una marca en concreto y cuesta probar algo nuevo, porque no es como los vinos, que el consumidor está más predispuesto», dice.

Para Niubó lo que falta es que el vermut se quite la etiqueta de ‘aperitivo’. «Está demasiado encasillado a cierta hora del mediodía, para acompañar unas patatas y unas aceitunas, pero el vermut tiene muchísimo más recorrido. No se saca suficientemente partido». Expone que, por ejemplo, puede maridar muy bien con el queso o que también se puede usar para hacer combinados y cócteles o para cocinar. Anima, también, a consumir vermut en otras horas que no sean al mediodía.

En cuanto a la tipología de vermut, explica que mayoritariamente la gente busca el vermut negro más que el blanco. Ambos tienen como base vino blanco, pero el negro tiene el color oscuro por el caramelo que se añade.

Comentarios
Multimedia Diari