Marta Jubert: «Quien dice que no sabe cocinar es porque no lo ha intentado»

Su pasión por el mundo gastronómico empezó en el año 2007. Desde entonces edita el blog culinario ‘Pa de nous’ del que dice se ha convertido en «un reflejo de mi crecimiento personal»

| Actualizado a 05 febrero 2022 11:51
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

«Soy Marta Jubert Ferré, nacida en Barcelona e hija adoptiva de Reus. Quién me lo iba a decir que acabaría viviendo en la ciudad, y debo decir que estoy encantada de la vida». Con estas palabras la reusense de adopción se presenta en su blog gastronómico www.padenous.com. Aunque profesionalmente se dedica al sector de la banca –tras licenciarse en Ciencias Económicas–, su pasión es el mundo culinario en el que se inició, de forma casual, en 2007. Desde entonces, cocinar y compartir recetas a través de las redes sociales se ha convertido en más que un hobby: «El blog es como mi diario, es decir, es el reflejo de mi crecimiento personal».

¿Qué hizo que se despertara en usted su faceta culinaria?

En mi casa, mi abuela y mi madre siempre habían cocinado. Cuando veraneaba en L’Aleixar ayudaba a mi abuela a cocinar dulces, y también a mi madre a elaborar pan de nueces. Hasta que llegó un momento en el que ella dejó de hacer esta receta porque a mí me salía mejor (risas). Disfrutaba mucho del tiempo que compartíamos todas en la cocina.

Todo empezó cuando se rompió la clavícula y tuvo que estar un mes de baja.

Con anterioridad sufrí un ictus, por lo que cuando me rompí la clavícula mi recuperación se prolongó. En casa me aburría mucho, porque no podía hacer casi nada. Así que, mi ahora excuñada me animó a crear un blog de cocina. Y así comenzó todo en 2007.

Desde entonces sigue siendo un hobby.

Sí, aunque en todos estos años he evolucionado y me he formado, obteniendo el Curso de Profesional de Pastelería Intensivo en la Escuela Hofmann de Barcelona. Así que mi interés por el mundo culinario ha crecido conmigo.

¿Qué significa para usted la cocina?

Como muchos trabajadores, debo cumplir unos objetivos lo que a veces es estresante. Así que cuando llego a casa y entro en la cocina para preparar un pastel, me olvido de todo. En ese momento, mi única preocupación es mezclar bien los ingredientes y seguir paso a paso la receta, es decir, mientras cocino estoy tranquila y sigo mi propio ritmo. La cocina es mi momento y lo disfruto mucho.

Del primer post hasta el último en el blog ‘Pa de nous’, ¿qué ha cambiado?

El blog es como mi diario, es decir, es el reflejo de mi crecimiento personal. Al principio estaba casada, ahora estoy separada; no tenía hijos, y ahora tengo un niño de nueve años; primero estuve viviendo en Reus, luego en Londres y más tarde regresé a la ciudad… En el ámbito culinario, comencé haciendo recetas que tenía por casa o que podía consultar en los libros, pero después empecé a realizar cursos en Barcelona, para aprender nuevas técnicas.

¿Cuál es su técnica culinaria imprescindible?

Depende. En el día a día soy defensora de la cocina tradicional, es decir, en casa cocino pescado y carne a la plancha, verduras… Aunque debo reconocer que me gusta cocinar a baja temperatura, por la concentración de gustos, la textura de los alimentos, etc. Es la versión moderna de la cocina de la abuela.

Cuando cocina, ¿la paciencia es imprescindible?

Cuando la gente me dice que cocino muy bien, que le dedico mucho tiempo… Siempre digo que no me pueden decir que no se les da bien cocinar, cuando nunca lo han intentado. Yo cocino bien porque lo intento y la experiencia es lo que te permite hacer variaciones en las recetas e innovar.

Pero no siempre se consigue la perfección al primer intento.

Lo importante es intentarlo. La primera vez que hice magdalenas no tenían el tradicional copete, y ahora la receta ya no tiene ningún secreto para mí, aunque algún día el horno me ha saboteado o me he equivocado en las cantidades.

¿La repostería es más agradecida?

Para mí sí. Aunque algunas veces pueda tardar tres días en preparar una receta, el resultado es gratificante y disfruto mucho del proceso de elaboración.

La formación debe ser continua.

En la vida, para conseguir lo que quieres, debes formarte constantemente. Así que solo por coger una receta de un o una chef e intentar reproducirla ya supone, replicándola, el aprendizaje de una técnica o procedimiento.

¿Le dedica a las redes sociales mucho tiempo?, ¿Son muy exigentes?

Primero, mi hijo de nueve años, mi marido y mi familia, después, mi trabajo son mis prioridades, y por último están las redes sociales. Por esta razón, desde el principio, soy yo quien decide el tiempo que le dedica a las tres recetas semanales que comparto, e intento ser constante. Aunque me gustaría tener más seguidores y likes, estoy muy contenta con la repuesta de mis seguidores, lo que me anima a seguir día tras día.

Comentarios
Multimedia Diari