Cuarto juicio sin que se haya hallado el cadáver

En los tres casos anteriores, la Audiencia Provincial ha condenado a los procesados. El primero fue Ramón Laso por doble homicidio

| Actualizado a 05 diciembre 2021 11:46
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

El caso del bebé muerto en Torreforta será el cuarto que juzgue la Audiencia de Tarragona sin que se halla encontrado el cadáver de la víctima. En los tres asuntos anteriores, los jurados populares encontraron culpables a los procesados.

El primero de los asuntos sobre el que tuvieron que pronunciarse los nueve miembros del tribunal fue el de Ramón Laso. Este hombre ya había sido condenado a 57 años de prisión en 1993 por los crímenes de su esposa y de su hijo, que intentó hacerlos pasar por un suicidio en la vía del tren y por un accidente de tráfico. El 30 de marzo de 2011 fue detenido por la muerte de su compañera sentimental Julia Lamas y de su cuñado Maurici Font. Ambos desaparecieron el 7 de marzo de 2009. Durante años se estuvo buscando sus cuerpos, sin que hayan aparecido. En octubre de 2014 fue condenado a 30 años de prisión por dos delitos de homicidio, que era la petición de pena que hacían tanto el fiscal como la acusación popular –este pedía inicialmente 40 años por dos delitos de asesinato, pero tuvo que cambiar al considerar el jurado que era homicidio–.

Y después llegó el asunto de Ramon Franch, el agente inmobiliario acusado de haber acabado con la vida de la vecina de Els Pallaresos Carme Gallart, de 65 años. La mujer había perdido tres fincas a raíz de una estafa perpetrada por el acusado en 2006. Este hizo creer a la víctima que tenía un comprador para su domicilio y, ésta, pidió un préstamo para comprar una segunda vivienda. Ambas operaciones las gestionó el acusado, que se embolsó presuntamente una comisión de 45.000 euros. Como la primera operación resultó un engaño, la mujer se vio obligada a pedir más préstamos y a deshacerse de sus propiedades para pagar deudas.

Ante la querella presentada por Gallart el 2012, Franch se deshizo de ella. La última vez que fue vista fue el 18 de junio de 2015. El acusado fue condenado en diciembre de 2017 a 15 años de prisión por homicidio y a seis en julio de 2019 por estafa.

El último asunto

El último asunto fue juzgado este mismo año y en abril la Audiencia Provincial emitió la sentencia: trece años y nueve meses de prisión por un delito de homicidio. Los condenados eran dos hermanos, que fueron procesados por matar a su cuñado en El Montmell por desavenencias en una plantación de marihuana. El crimen fue cometido el 14 de agosto de 2016 en un lugar indeterminado. Acusados y víctima se encontraron en la casa donde estaba la plantación. A últimas horas de la tarde, los dos encausados se desplazaron hasta la localidad de Olivella, llevando viva o muerta a la víctima. En un momento no determinado, los acusados mataron al hombre. A las 20.14 horas la furgoneta de la víctima llegó a la calle Muntanyes de Prades de Olivella, donde quedó estacionada. Luego llegó el otro vehículo.

Uno de los acusados, junto a otra persona no determinada, llevaron la furgoneta de la víctima hasta una pista forestal del término municipal de Sant Cugat Sesgarrigues, donde la quemaron.

Comentarios
Multimedia Diari