«Habrá cabalgata de Reyes normal y corriente, pero sin tirar caramelos»

La concejala de Cultura i Festes de Tarragona, Inés Solé, disipa cualquier duda acerca de la celebración del acto y pide a la población que se distribuya por todo el recorrido para «evitar tumultos»

| Actualizado a 30 diciembre 2021 15:08
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

¿Cree que se debe proteger el catalán en las escuelas?


No

«En Tarragona, habrá cabalgata de Reyes normal y corriente porque no nos han dado ninguna instrucción de lo contrario». Estas son las palabras de la concejal de Cultura i Festes del Ayuntamiento de Tarragona, Inés Solé, quien de esta manera disipa totalmente las dudas sobre la celebración del acto, tras el aumento de contagios provocado por la variante Ómicron. La única decisión que se ha tomado en las últimas horas es que, durante la cabalgata, no se tirarán caramelos con el fin de evitar aglomeraciones. «Todo aquello que genere tumulto, como el hecho de ir a recoger caramelos, lo evitaremos para garantizar la seguridad de los ciudadanos», añade la concejala.

La llegada inesperada y con fuerza de la sexta ola ha puesto en peligro uno de los actos más queridos por los niños. El toque de queda, las restricciones del número de personas en las reuniones y el cierre de discotecas hacían presagiar lo peor. Finalmente, el gobierno de la Generalitat ha dado luz verde a la celebración de la cabalgata de Reyes en todos los municipios catalanes. Eso sí, el documento presentado por el Departament de Cultura ponía una serie de condiciones en forma de recomendaciones, como por ejemplo, la obligatoriedad de la mascarilla en todo momento y evitar las aglomeraciones a lo largo del recorrido.

El documento contemplaba dos modalidades de cabalgata: en movimiento o estática. Tarragona, por su parte, ha optado por el formato desfile, tal como es tradición. En este caso, se recomienda ampliar el recorrido –cosa que el Ayuntamiento tarraconense no ha llevado a cabo– y evitar que las carrozas pasen por calles estrechas. En este caso, la cabalgata de Tarragona lo respeta al cien por cien, teniendo en cuenta que la Rambla Nova es una avenida ancha y espaciosa.

Para evitar las aglomeraciones, Tarragona ha apostado por no tirar caramelos durante el recorrido. «Por el resto, el ritual se celebrará con total normalidad. Eso sí, pedimos a la población que vaya con mascarilla todo el rato y que se reparta por todo el itinerario», recomienda la concejal de Cultura i Festes. El Ayuntamiento ya compró hace semanas un cargamento importante de caramelos que no caducan y que, por lo tanto, se guardarán para la cabalgata del año que viene.

Solé se muestra convencida de que no habrá novedades de aquí a la noche del día 5 de enero y que, por lo tanto, los planes no cambiarán. «Si fuera necesaria alguna modificación, la Generalitat ya debería haberse pronunciado. Reformular o suspender la logística de una cabalgata de Reyes de una ciudad como Tarragona no es tarea fácil», explica Solé, quien añade que «muy mal deberían ir las cosas en Fin de Año para que hubiera cambios». La concejala reconoce que una de las peticiones de los municipios al gobierno fue que la directriz fuera genérica, es decir, que no distinguiera dependiendo del tamaño de la localidad. O todos o nadie.

La cabalgata de Reyes de Tarragona implica a más de 300 familias, entre acompañantes de las carrozas y voluntarios. «La comisión de la cabalgata ha trabajado muy duro durante los últimos ocho meses para que se pueda celebrar con normalidad», explica Solé. Todos los participantes en el desfile irán con mascarilla, menos los tres Reyes Magos y los dos pajes que les acompañan a cada uno. «Hemos creído conveniente que no se la pongan, ya que están a una altura considerable y no hay peligro de contagio», comenta Solé. Por otro lado, tampoco habrá interacción entre el público y los pajes. «No se podrán dar la mano, como si se hacía otros años», añade la concejala de la CUP.

La cabalgata

Los Reyes Magos llegarán al paseo del Serrallo en barco poco después de las seis de la tarde del próximo 5 de enero. Saludarán a la ciudad con las sirenas de las embarcaciones, y tampoco faltarán las tradicionales 21 salvas pirotécnicas. Además, los pajes encenderán bengalas de colores para alertar de la llegada de Sus Majestades.

Gaspar, en representación de los tres Reyes Magos, subirá al edificio del Pòsit y saludará a los presentes, acompañado de la concejala de Cultura i Festes, Inés Solé. Después de los fuegos artificiales, la comitiva se trasladará hasta la calle Reial, donde estarán las carrozas a la espera del inicio de la cabalgata.

A las siete en punto, empezará el desfile, que abrirá la Guàrdia Urbana motorizada y la carroza del Fanal de la ciudad, en la que figuran el Estel, el Dromedari, el Camell y, finalmente el Elefant. Este elemento será uno de los protagonistas de la jornada, teniendo en cuenta que este año cumple 100 años desde su creación.

Alrededor de las ocho y media de la tarde, los Reyes Magos llegarán a la Plaça de la Font, donde el alcalde de Tarragona, Pau Ricomà, les hará entrega de las llaves de la ciudad. El rey blanco, Melcior, acabará el acto mandando un mensaje de paz a todos los niños presentes.

El itinerario real pasará por la Plaça dels Carros –donde empieza–, y por la calles Apodaca y Unió, la Rambla Nova, y las calles Sant Agustí y Portalet.

Repartirse bien

Una de las recomendaciones que el Ayuntamiento quiere trasladar a la población es que el público de la cabalgata se distribuya bien por todo el recorrido, con el objetivo de evitar aglomeraciones de gente en un mismo lugar. Algunos de los puntos más conflictivos son, según los organizadores, el Serrallo, durante la llegada de los Reyes, o en algunas zonas concretas de la Rambla Nova. En cambio, los responsables aseguran que el primer tramo de la Rambla –el más cercano al Balcó del Mediterrani–, siempre es donde se pone menos público. El Consistorio reforzará los mensajes en esta línea durante los próximos días. «No es la Navidad que esperábamos pero, pese a las circunstancias, la ilusión llegará a todas las familias», concluye Solé.

Comentarios
Multimedia Diari