La intermodal en Vila-seca genera consenso

La condición ‘sine qua non’ que se exige al ministerio es que esta sea una realidad en 2026, tal y como se comprometió en agosto

| Actualizado a 25 enero 2022 11:22
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

¿Cree que se debe proteger el catalán en las escuelas?


No

Además del nuevo proyecto del tranvía, en la reunión entre la Generalitat y los alcaldes del Pacte d’Infraestructures se abordó la ubicación de la nueva estación intermodal, después que trascendió que el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana se plantea un cambio de ubicación. La opción de situarla en la intersección entre el Corredor del Mediterrani y la línea convencional Tarragona-Reus genera consenso. Sin embargo, la administración catalana exige la firma de un convenio en el que «quede claro que antes de 2026 debemos poner en marcha esta infraestructura, de acuerdo con lo que se acordó el 2 de agosto con el vicepresidente», afirmó el secretario general de Infraestructures, Ricard Font.

Este es uno de los tres factores ‘T’, de tiempo, que marca el Govern de la Generalitat como determinantes. Los otros dos hacen referencia al desplazamiento entre esta estación y Reus y Tarragona, además de con el aeropuerto, que consideran que «debe ser igual o menor que la otra opción que se planteaba». Con todo, Font aseguró que «no vemos mal la posición, porque es una buena ubicación en cuanto a la intermodalidad».

El alcalde de Reus, Carles Pellicer, también valora con buenos ojos esta propuesta. «Lo importante no es la ubicación sino que se haga cuanto antes y que esté lo más cerca posible del aeropuerto para potenciar esta infraestructura que necesita masa de viajeros más allá del turismo y esto permitirá que haya esta conexión con Barcelona en 35 minutos».

El ministerio adjudicó recientemente el estudio sobre la vertebración del sistema ferroviario del Camp de Tarragona, que acabará de definir la posición de la nueva terminal. Sin embargo, la alternativa de Vila-seca lo tiene todo a favor para que finalmente acabe prosperando. Al respecto, el alcalde de Vila-seca, Pere Segura, manifestó que «cada vez estamos en un contexto de más interconectividad e intermodalidad, y de buscar que las infraestructuras sumen y si puede ser que multipliquen».

El objetivo es que el tranvía también conecte con esta nueva infraestructura, en su segunda fase.

Comentarios
Multimedia Diari