Whatsapp Diari de Tarragona
  • Para seguir toda la actualidad desde Tarragona, únete al Diari
    Secciones
    Canales
    Diari
    Comercial
    Nota Legal
    • Síguenos en:

    Nuevo sistema antirrobo para evitar que el puente de la A-7 se quede a oscuras

    Hace más de cinco semanas que las farolas de la pasarela no funcionan a causa de tres robos. Algunos usuarios evitan el carril bici

    27 febrero 2023 20:15 | Actualizado a 28 febrero 2023 07:00
    Se lee en minutos
    Participa:
    Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
    Comparte en:

    La pasarela que enlaza Sant Pere i Sant Pau con el centro de la ciudad hace más de cinco semanas que está a oscuras. ¿El motivo? Según asegura el Ayuntamiento de Tarragona, en lo que va de año se han producido hasta tres episodios de robo de cableado en farolas en este entorno, una práctica habitual en zonas poco transitadas durante la noche, que ahora quiere combatirse con un nuevo sistema antirrobo.

    Será la primera ocasión en la utiliza esta solución, que consiste en la instalación de un sistema mecánico en la base del soporte de la luz, de reducidas dimensiones. Esto debe servir para evitar que los ladrones puedan tirar del cable desde un punto a otro, como es la práctica habitual, dejando todo un tramo a oscuras.

    La afectación se centra en un ámbito de unos 295 metros de longitud, entre los que se incluye el paso elevado de la A-7. Esta es una zona muy transitada, por la que pasa el carril bici educacional, que enlaza la zona de Sescelades y el barrio de Sant Pere i Sant Pau con el centro. De hecho, cuando se puso en marcha esta infraestructura se reforzó la iluminación de la pasarela, para incrementar la seguridad de los usuarios que, ya sea en bicicleta o caminando, todos los días hacen este desplazamiento.

    Algunos de estos han cambiado de hábitos a raíz de esta incidencia. Es el caso de Anna, que tres veces por semana cruzaba por este paso elevado y ha dejado de hacerlo. «Lo utilizaba para ir a trabajar a las siete de la mañana y los primeros días iba con la linterna, pero ahora me lleva mi marido con el coche o sino iré con el autobús porque me da miedo», explica. Esta asegura que durante las últimas semanas varios usuarios han llamado de forma reiterada al Ayuntamiento de Tarragona para informar sobre la incidencia. Asimismo, también han llamado a la Guàrdia Urbana de Tarragona para «dejar constancia» de la sensación de inseguridad que genera la falta de luz.

    Sin embargo, esta vecina de Sant Pere i Sant Pau asegura que «he tirado la toalla». «Alguna cosa tiene que hacerse porque no puede ser que una zona tan transitada esté de esta forma durante tanto tiempo», añade. La previsión es que hoy mismo se empiece a reponer el cableado y que esta misma semana se solucione.

    El primero de los robos en este punto se registró el lunes 16 de enero y aquel mismo fin de semana se registraba un segundo episodio, que no fue el último, ya que recientemente se ha registrado un tercer caso. Los dos primeros han supuesto un coste de 7.100 euros, por lo que recientemente se informó que desde la Guàrdia Urbana se está trabajando en una investigación para este tipo de delitos, que acostumbran a cometerse de noche en zonas aisladas y alejadas de las viviendas.

    No es el único punto de la ciudad donde el Ayuntamiento de Tarragona ha instalado medidas en los fanales para evitar que se sustraiga el cableado. También en el nuevo barrio del plan parcial 10, entre Campclar y Bonavista, se adoptó una solución de estas características. Y, según se asegura, desde su implantación no se han registrado nuevos episodios.

    Según se informó en una nota de prensa, el robo de estos materiales supuso un gasto de 200.000 euros para el Ayuntamiento durante el segundo semestre del año pasado.

    Comentarios
    Multimedia Diari