;
.

Este sitio web puede utilizar alguans "cookies" para mejorar su experiencia de anvegación Por favor, antes de continuar con su navegación por nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

aceptar
DIARI de Tarragona

Diari de Tarragona

Toda la actualidad de Tarragona

  • TGN
    16º
  • REU
    16º
  • CAM
    16º
  • TOR
    16º
  • VEN
    16º

La petrolera que explotó el pozo del Castor ya advirtió del riesgo sísmico

La petrolera Shell, que explotó el pozo entre 1973 y 1989 donde actualmente se ha inyectado el gas del Castor, ya advirtió de la peligrosidad por movimientos sísmicos en el aprovechamiento de la cavidad submarina. Según datos del Observatorio del Ebro se registraron 30 terremotos desde el inicio de la explotación hasta el año 1998, muy lejos de los más de 400 de la última semana.

Publicado: 10:43 - 05/10/2013


La petrolera Shell, que explotó el pozo entre 1973 y 1989 donde actualmente se ha inyectado el gas del Castor, ya advirtió de la peligrosidad por movimientos sísmicos en el aprovechamiento de la cavidad submarina. Según datos del Observatorio del Ebro se registraron 30 terremotos desde el inicio de la explotación hasta el año 1998, muy lejos de los más de 400 de la última semana. La Plataforma en Defensa del Sènia ha denunciado en la asamblea de este viernes que Escal UGS, gestora del Castor, y el gobierno español no tuvieran en cuenta estas advertencias. Para el domingo han convocado una gran movilización en las Casas de Alcanar para promover el desmantelamiento de la planta.

 

Los informes sobre beneficios y perjuicios que elaboró la petrolera Shell después de explotar el pozo donde actualmente se ha inyectado el gas del almacén Castor, y que está en disposición del Instituto Geológico y Minero de España, desmienten los argumentos de Escal UGS que negaban cualquier peligro en la explotación del depósito submarino, entienden que la cavidad que había dejado libre el petróleo extraído había sido rellenado con el agua del mar y no se podían producir modificaciones en el yacimiento Amposta y las fallas marinas de la zona.

 

Los informes de Shell y los datos recogidos por el Observatorio del Ebro entre los años 1973, cuando se empezó la extracción de petróleo, hasta el año 1998, confirman que había habido movimientos sísmicos a la zona y advertían que una explotación futura del depósito podría, no sólo despertar de nuevo la actividad sísmica, sino aumentar la frecuencia y la intensidad. Durante estos 25 años se registraron un total de 30 seísmos, la mayoría de baja intensidad y con algunos episodios, sobre todo en 1995, con terremotos de magnitudes entre 4 y 5 a la escalera de Richter, que también entonces fueron percibidos por la población. Los más de 400 terremotos registrados durante la última semana confirmarían las advertencias que se hacían entonces.

 

Durante la redacción del estudio de impacto ambiental del proyecto Castor, además, el Ministerio de Medio ambiente consultó al Observatorio del Ebro sobre la necesidad de hacer controles sísmicos. La entidad recomendó la monitorización de la actividad sísmica durante la inyección "para poder tomar decisiones sobre la actividad en el futuro", pedía "pruebas" que aseguraran "que las presiones de la inyección no fracturarían las rocas" y reconocía que esta actividad industrial era potencialmente inductora de terremotos.

 

La Plataforma en Defensa de las Tierras del Sènia (PDTS) aportaron esta información an la asamblea celebrada el viernes por la noche al Centro Cívico de Alcanar a donde acudieron unas 1.500 personas. Desde la asociación han cuestionado por qué Escal UGS no tuvo en cuenta toda esta información, por qué la habrían "escondido" al gobierno español, y por qué la administración del Estado consideró "apto" el depósito submarino para la inyección de gas sin que en el estudio de impacto ambiental se mencione la posibilidad de riesgo sísmico.

 

La plataforma cuenta con otros documentos, como la tesis del geólogo Hector Perea o un diagénesis del pozo Amposta de la empresa Geofluids donde también se habla de la actividad sísmica de la zona. A pesar de que el terremoto más importante habría provocado un gran desprendimiento marino en la fosa de Amposta hace 11.000 años, la PDTS ha alertado de los efectos que puede tener la intervención de la actividad humana en el desarrollo natural geológico de las fallas de la zona.

 

Denuncias a la justicia europea y española

 

En la asamblea de este viernes también se acordó presentar una denuncia ante la fiscalía de Castellón, que se empezará a preparar los próximos días, sobre el malestar y los daños que ya han causado los terremotos a los vecinos y los perjuicios que los pueda causar la actividad sísmica si continúa. Entre los asistentes a la asamblea se repartieron modelos de alegaciones que se harán llegar al gobierno español donde se pide la paralización definitiva del almacén de gas y el desmantelamiento de las instalaciones marítimas y terrestres. También se facilitó a los vecinos un tríptico con información y consejos sobre cómo actuar en caso de terremotos.

 


comments powered by Disqus

MÁS NOTICIAS DE EBRE