Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Calafell-BCN en tren, un 'calvario' relatado a golpe de tweet

El ex diputado describe cómo fue el trayecto de tres hora y media del pasado miércoles

José M. Baselga

Whatsapp
Pasajeros de pie y a oscuras.

Pasajeros de pie y a oscuras.

No es la primera vez que los usuarios del Baix Penedès sufren retrasos en el tren hacia Barcelona. Lo de este miércoles ha indignado a muchos. Entre ellos al ex diputado de la CUP, Quim Arrufat,  que ha narrado el accidentado trayecto entre Calafell y Barcelona en su cuenta de Twitter. 

«Un caos». Tres horas y media para un viaje que en condiciones normales no llega a la hora. A lo que anunciaba Renfe por megafonía por problemas en la estación de Bellvitge se unió los de los propios trenes.

Repercute en la comarca
El relato comienza a las 10.16. Refleja un calvario que sufren muchos ciudadanos del Baix Penedès. «Que funcione tan mal repercute en estas ciudades y sus economías». Del Penedès salen miles de ciudadanos hacia la capital y están detrás de un peaje que cuesta 22 euros (i/v).

Los viajeros camino a Barcelona.

«Esta distribución funciona porque permite expulsar ciudadanos del mercado inmobiliario barcelonés sin perder mano de obra, liberando pisos para la especulación, externalizando el coste de esta operación en forma de Bonotren y T-10 de 35 euros a la semana o 120 al mes.

El ex diputado recuerda que el tren es la arteria que une al entorno con la ciudad. «En Barcelona no se puede vivir por el precio de la vivienda... pero todo el trabajo está en Barcelona».

'Nos cambian de tren'
El viaje se accidentaba. Arrufat hace un paréntesis. «Disculpad un momento, que nos echan del tren y nos meten en otro que ya va lleno, y no informan. La gente va de tren en tren sin saber qué pasa».

Parece que el tren que se ha vaciado era el bueno. No hay personal, nadie informa. Los seguratas dicen lo que les parece.  «El trayecto sigue en un tren a oscuras. Con paros, derechos, cambios de tren».  No está ni el detalle de repartir devoluciones Express. Cola y un empleado. 

Privatización
«Desde hace 20 años Renfe se ha privatizado de forma encubierta». A través de «fragmentarla en empresas y operadoras públicas para deshacerse de empleados y externalizarlo todo a bajos precios como la limpieza, seguridad, iluminación, mantenimiento de vías, cableado, máquinas, billetes, hasta el servicio de información.  Sueldos de miseria para aguantar quejas de los viajeros que no tendrán ningún recorrido».

Para Arrufat se busca «separar las partes más rentables de las que no para poder vender las partes que generan beneficio y agravar la situación de las que no para pedir a los agentes locales dinero o cerrarlas».
 

Temas

Comentarios

Lea También