Para seguir toda la actualidad desde Tarragona, únete al Diari
Diari
Comercial
Nota Legal
  • Síguenos en:

El día soñado de Pol Domingo

El canterano fue el autor del gol que le dio medio billete al Nàstic para el play-off

| Actualizado a 24 mayo 2022 07:00
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

¿Cree que se debe proteger el catalán en las escuelas?


No

Pol Domingo disparó con el alma en el minuto cinco de partido ante el Sevilla Atlético con la fuerza generada por la adrenalina de estar jugando en su casa delante de más de 13.000 personas. Nunca había vivido antes eso como jugador porque en las anteriores ocasiones en las que el Nou Estadi Costa Daurada presentaba semejante aspecto, él estaba en la grada. Así es el de la Pobla de Montornés, un jugador que juega como un aficionado grana porque sencillamente lo es. Su disparo terminó en la escuadra de la portería defendida por Javi Díaz. Desató el delirio en la afición y en un canterano grana que no sabía ni siquiera para donde ir a celebrar el gol. Cuando marcar goles no es tu oficio, siempre cuesta. Si se hace en un día tan señalado, todavía más.

“Sinceramente ni me lo creía. He cumplido un sueño cumplido desde pequeño. Ni me imaginaba llegar al primer equipo y marcar el gol de la victoria delante de 13.000 personas ha sido espectacular”. Así respondía Pol Domingo a lo que se había generado en su interior al marcar frente al Sevilla Atlético en la zona mixta concedida tras el encuentro frente al filial hispalense.

Cuando a Pol Domingo se le pone como ejemplo es porque lo merece. Llegó con 8 años a la cantera del Nàstic. Quemó todas las etapas con tranquilidad y sin estridencias junto a su hermano Joan Domingo. Siempre ha sido un jugador fiable que ha jugado con el corazón. Si el talento no llegaba, lo hacía el pundonor. No obstante, Pol Domingo siempre ha sido un futbolista talentoso porque un jugador que defiende como él lo hace lo es. Muchas veces nos equivocamos a la hora de unir este adjetivo solo con los jugadores ofensivos y virtuosos con el balón y eso es un error.

Dani Vidal, que le entrenó en el Juvenil A, era consciente de lo bonito que había sido que el gol de la victoria lo hubiese marcado un canterano al que tiene en tanta estima como el de la Pobla de Montornés. “Si le preguntas a cualquier aficionado que quién le hubiese gustado que marcase el gol de la victoria, casi todos te dirían Pol Domingo. Me alegro mucho por él porque es un chico que lleva aquí toda la vida”, eso aseguraba el segundo entrenador grana.

Sinceramente ni me lo creía. He cumplido un sueño cumplido desde pequeño. Ni me imaginaba llegar al primer equipo y marcar el gol de la victoria delante de 13.000 personas ha sido espectacular

Desde que aterrizó en el primer equipo hace tres temporadas sus actuaciones siempre han sido fiables. Apenas se le recuerdan errores. Por eso se ha ganado la confianza de todos los técnicos, pero el paso definitivo lo ha dado este año en el que ya se le puede considerar como uno de los actores principales del Nàstic. Son ya 27 partidos los que acumula y en 24 de ellos ha sido titular.

Este año se ha afianzado definitivamente en el lateral. Cada vez se aleja más del centro de la zaga. Se está reafirmando como un carrilero que destaca por su capacidad defensiva. En campo contrario sigue mejorando, pero su fuerte está atrás. Él lo sabe y por eso explota esa faceta cuando juega.

Raül Agné ha sido el primer entrenador que le ha dado este rol con bastante continuidad. Toni Seligrat también le dio partidos, pero siempre le vio como un recambio. Una solución de emergencia. Con el técnico de Mequinenza esto ha cambiado, aunque en esta segunda vuelta vio como en el mes de abril perdía el sitio, aunque solo fue de manera momentánea porque ante el Linense lo recuperó hasta hoy.

Pol Domingo lleva desde los 8 años en el Nàstic y a sus 22 años tiene claro que su futuro sigue pasando por Tarragona. Le resta un año de contrato, pero como ha reiterado en varias ocasiones su deseo es seguir aquí. Lo ha dicho públicamente, pero no son palabras de postureo. El de la Pobla de Montornés es feliz aquí, está viviendo un sueño y su máxima ilusión es ascender y competir con el club de su vida en Segunda División.

Al igual que él quiere seguir en Tarragona, la entidad grana también quiera que siga y se tiene la idea firme de renovarle. Está en la agenda de seguimiento de varios equipos de Segunda, pero no hay motivos para la preocupación. El Nàstic lo considera un jugador con un rendimiento intachable y destinado a liderar la defensa grana durante los próximos años. La idea del jugador también está clara. Hay Pol Domingo para rato.

Comentarios
Multimedia Diari