Para seguir toda la actualidad desde Tarragona, únete al Diari
Diari
Comercial
Nota Legal
  • Síguenos en:

Una tarraconense, Miss Universe Wellness

Asun Gutiérrez, de El Catllar, se coronó en Tarragona como la mejor culturista del mundo en su categoría de la WABBA

| Actualizado a 25 noviembre 2022 11:00
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

Miss Universo Wellness 2022 nació en Tarragona. Ascensión Gutiérrez ‘Asun’ es la mejor culturista del mundo en categoría wellness para la Asociación Mundial de Culturismo Amateur (WABBA). Lo demostró hace unos días en el Palau de Congresos de Tarragona. La atleta de El Catllar se hizo en un abrir y cerrar de ojos con el doblete. El sábado campeona de España y el domingo ‘Miss Universe’. «Me hace gracia el nombre de Universo, sería del mundo, pero lo llaman así», admite Asun con una satisfacción que no puede esconder. Y eso que no iba a competir en el internacional. «Me pedían 170 euros y no iba a pagarlos. Sabía que la federación española pagaba la cuota de la inscripción al ganador del torneo nacional, así que pensé que si conseguía la victoria en el campeonato de España pues ya competiría en el internacional gratis», cuenta. Porque aunque parezca mentira, «fue mucho más difícil la competición española que la mundial». El nivel de las competidores era elevado con la presencia de otra tarraconense, Tamara Mora, tercera en el Campeonato Nacional.

Más allá del éxito, el mayor premio para Asun Gutiérrez es «haber conseguido transformar mi cuerpo en lo que yo siempre he soñado». Un idealización que le llevó a machacarse en el gimnasio. Hasta que se puso en manos de un preparador. Durante cuatro años, sus primeros en competición, lo hizo en la categoría de bodyfitness.

El fisioculturismo femenino tiene diferentes categorías. Tipos de cuerpos estilizados. Así existe el bikini, el wellness, el bodyfitness antes que la categoría culturista propiamente. «Va de menos a más masa muscular», explica la tarraconense que siempre había tenido en mente un cuerpo wellness. «Sin embargo, mi anterior preparador me dijo que no podía ser por mi genética. Desarrollo más el tren superior que el inferior», relata la deportista de El Catllar.

La verdad es que sus primeros años no fueron nada malos. Su primer campeonato, un regional de la NPC (una de las asociaciones que organizan los eventos culturistas) en Alicante, lo acabó ganando. También el segundo, otro regional en Murcia. Asun Gutiérrez se animó y «quería más». Se fue a la Copa Nacional (2019) en la que logró el tercer puesto.

Parón

El 2020 iba a ser un gran paso en su carrera dentro del culturismo, pero llegó la Covid-19. Tuvo que esperar al Europeo de la NPC, uno de los pocos campeonatos que se celebraron, para conseguir un cuarto puesto. Una posición formidable en un torneo que contó con atletas con carnets ‘pro’ (profesionales) procedente de la IFBB, otra federación. «Yo seguía siendo amateur, pero mi físico no». Llegó a saturarse. La exigencia le llevó a convertirse en alguien en quien no se reconocía. «No era yo», dice Asun. Así que paró.

Durante casi un año se dedicó a un trabajo más relajado. Sin pensar en competir. Hasta que apareció Francisco Ruiz Fabregas, su actual preparador. «Me dijo que era yo quien elegía el tipo de categoría. Me asesoró sin dirigirme». Asun Gutiérrez se reencontró a sí misma. En wellness ha recuperado el ánimo por la competición. A asumir el esfuerzo y el desgaste físico y mental que supone cada competición. «Acabo destrozada. Por la reducción del consumo de agua que implica y todo el esfuerzo que obliga en los días de competición. Además, el lunes tengo que ir a trabajar y seguir dando clases», explica la deportista de El Catllar.

Un sacrificio que ha dado sus frutos. Sus trabajados cuádriceps y femoral le destacaron entre las 12 participantes al WABBA Spain y en el Internacional poder obtener es premio de ser Miss Universe en Wellness. Y además en Tarragona.

$!Una tarraconense, Miss Universe Wellness

El 2020 iba a ser un gran paso en su carrera dentro del culturismo, pero llegó la Covid-19. Tuvo que esperar al Europeo de la NPC, uno de los pocos campeonatos que se celebraron, para conseguir un cuarto puesto. Una posición formidable en un torneo que contó con atletas con carnets ‘pro’ (profesionales) procedente de la IFBB, otra federación. «Yo seguía siendo amateur, pero mi físico no». Llegó a saturarse. La exigencia le llevó a convertirse en alguien en quien no se reconocía. «No era yo», dice Asun. Así que paró.

Durante casi un año se dedicó a un trabajo más relajado. Sin pensar en competir. Hasta que apareció Francisco Ruiz Fabregas, su actual preparador. «Me dijo que era yo quien elegía el tipo de categoría. Me asesoró sin dirigirme». Asun Gutiérrez se reencontró a sí misma. En wellness ha recuperado el ánimo por la competición. A asumir el esfuerzo y el desgaste físico y mental que supone cada competición. «Acabo destrozada. Por la reducción del consumo de agua que implica y todo el esfuerzo que obliga en los días de competición. Además, el lunes tengo que ir a trabajar y seguir dando clases», explica la deportista de El Catllar.

Un sacrificio que ha dado sus frutos. Sus trabajados cuádriceps y femoral le destacaron entre las 12 participantes al WABBA Spain y en el Internacional poder obtener es premio de ser Miss Universe en Wellness. Y además en Tarragona.

Comentarios
Multimedia Diari