Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El presunto estrangulador de la mujer de Plaça Europa atacó a la policía con una piedra

Pocos minutos después, los Mossos d’Esquadra detuvieron, a pocos metros de la casa, al presunto autor del homicidio, un lituano de 30 años, que opuso resistencia a la autoridad

Diari de Tarragona

Whatsapp
Momento en que trabajadores de la funeraria y dos agentes de los Mossos se llevaban el cuerpo sin vida de la víctima.  FOTO: lluís milián

Momento en que trabajadores de la funeraria y dos agentes de los Mossos se llevaban el cuerpo sin vida de la víctima. FOTO: lluís milián

Los Mossos d’Esquadra encontraron ayer por la mañana el cadáver de una mujer con síntomas de estrangulamiento en una masía, aparentemente abandonada, ubicada en la rotonda de la Plaça Europa de Tarragona, en la carretera T-11. Minutos después del hallazgo, los Mossos detuvieron a un hombre, vecino de Tarragona, como presunto autor del homicidio. 

Todo empezó minutos antes de las diez de la mañana de ayer, cuando los Mossos d’Esquadra recibieron un aviso de que había una mujer muerta en el interior de una casa. Los agentes se desplazaron hasta el lugar y descubrieron el cuerpo sin vida de la mujer, que presentaba signos de haber sido estrangulada y que yacía en una cama. Un médico del SEM confirmó el deceso y, aunque no había rastros de sangre en el escenario ni heridas abiertas, los Mossos se pudieron a trabajar sobre la hipótesis de una muerte por causas violentas. La víctima, de entre 30 y 40 años, podría ser de origen extranjero, según las primeras investigaciones. 

Gracias a la colaboración de algunos vecinos, la policía pudo detener, minutos después del hallazgo, a un hombre, vecino de Tarragona, como presunto autor del homicidio. Fuentes cercanas a la investigación apuntan que la mujer habría sido estrangulada por el presunto agresor. El hombre fue trasladado inmediatamente a la comisaría de los Mossos d’Esquadra, situada en Campclar. 

Cerca de la masía donde se encontró ayer el cadáver de la mujer, hay muchas chabolas hechas de troncos y maderas, en las que viven familias enteras . Algunos vecinos de la zona aseguran que grupos de jóvenes se reúnen en el poblado para hacer botellones y fiestas. 

Según algunos vecinos, el agresor viviría desde hace días en la construcción abandonada y llena de grafitis donde se encontró la víctima. «Hace unas semanas que vemos ropa tendida», decían los vecinos. Se trataría de un varón de nacionalidad lituana y de alrededor de 30 años.

Según fuentes cercanas a la investigación, todo apunta que la víctima y el presunto homicida no eran pareja y de momento se desconoce la relación que tenían entre ellos. En el momento de la detención, el presunto homicida opuso resistencia a la autoridad y lanzó una piedra a los Mossos d’Esquadra.

Investigaron el escenario
El caso pasó a manos de la División de Investigación Criminal de la Región Policial de Tarragona de los Mossos d’Esquadra, quien precintó la casa y la zona donde sucedieron los hechos. Durante toda la mañana de ayer, muchos policías, algunos vestidos de paisano y otros uniformados, trabajaron, tanto dentro de la vivienda como en el jardín fuera de la casa. Buscaban pruebas para la investigación. El juez que se ha hecho cargo del caso ha decretado el secreto de sumario.

Temas

  • sucesos

Comentarios

Lea También