Más de Tarragona

La excelencia estatal en relaciones laborales

Excelencia académica. Marouane Laabbas, estudiante de la URV, ha recibido el premio a mejor expediente académico nacional de 2020 en Relaciones laborales

ÒSCAR LASCORZ

Whatsapp
Marouane (en el centro) con su familia el día de su graduación en el Campus Catalunya de la URV.  FOTO: CARLOS CEBRAL

Marouane (en el centro) con su familia el día de su graduación en el Campus Catalunya de la URV. FOTO: CARLOS CEBRAL

Hace seis años, cuando Marouane cursaba el bachillerato científico en el Institut Ramon Berenguer IV de Cambrils, jamás se habría imaginado que en 2020 fuese a recibir el reconocimiento a mejor graduado en Relaciones laborales de todo el país. Más que nada, porque no tenía planteado cursar un grado de letras cuando él era un apasionado de las ciencias y los números.

Por circunstancias personales tuvo que realizar la selectividad en septiembre, lo que le impidió poder escoger cualquiera de las carreras que ofrecía la URV. Finalmente, se decantó por el doble grado en Derecho y Relaciones laborales, el cual le llamó la atención por «su interdisciplinariedad que permite especializarse en muchos temas diferentes».

Actualmente, está inmerso en el máster de Derecho ambiental, aunque su mente ya piensa en la tesis doctoral que tiene proyectado iniciar para mayo «si académicamente va bien y los fondos económicos llegan», aclara Marouane. Lo hará de la mano de Lucía Casado y Esther Guerrero, futuras tutoras de su tesis, quienes le han hecho interesarse especialmente en el derecho laboral y en el ambiental. Otra de las figuras transcendentales en su paso por la universidad, es la del profesor Antoni Carreras, quien, asegura Marouane, le hizo «querer el derecho» por su manera de transmitir los conocimientos de la materia.

El punto de inflexión en su carrera fue cuando realizó las prácticas curriculares en el bufete de abogados Vahusari, en Tarragona. Esa experiencia le hizo ver que no quería ser abogado: «además de aprender sobre derecho civil, me ayudó a saber que no me quiero dedicar a la abogacía porque cuando se tiene la responsabilidad de una persona que ha cometido o sufrido ciertas acciones yo me llevo los problemas a casa», explica Marouane.

Un futuro docente e investigador

El sueño de este joven que llegó a Cambrils con 5 años desde Marruecos es ser docente e investigador. Reconoce que le gustaría serlo en su casa, la URV, aunque para dar su 100% deberá conocer mundo. «Para dedicarme bien a la docencia y a la investigación debo volar para adquirir experiencias que me ayuden a ser un mejor profesional. Volando puedo crecer y dar más a la URV», asegura Marouane, quien tiene un buen recuerdo de su Erasmus en la Universidad de Toulouse.

El reconocimiento de la Sociedad Española de Excelencia Académica (SEDEA) a mejor graduado de Relaciones Laborales de este año, no es la única buena noticia que ha recibido recientemente, ya que la semana pasada resultó finalista nacional en el Premio Jóvenes Laboralistas, otorgado por un jurado de expertos encabezado por la Presidenta Emérita del Tribunal Constitucional, Maria Emilia Casas .

¿Y el secreto para triunfar académicamente? Marouane lo tiene claro: «perseverancia, concentración y, sobre todo, amar aquello que estudias».

Temas

Comentarios

Lea También