Para seguir toda la actualidad desde Tarragona, únete al Diari
Diari
Comercial
Nota Legal
  • Síguenos en:

Absuelto un hombre acusado de dos violaciones en Tarragona

En cambio, ha sido condenado por haber propinado una patada en las costillas y un puñetazo en un ojo a su pareja

| Actualizado a 03 enero 2023 07:00
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

Un joven que se enfrentaba a 28 años de prisión acusado de dos delitos de agresión sexual a su pareja ha sido absuelto por la Sección Cuarta de la Audiencia Provincial de Tarragona. También ha sido exonerado de un delito leve de injurias. En cambio, ha sido condenado a ocho meses de prisión y a una orden de alejamiento –durante dos años no podrá comunicarse ni acercarse a menos de 500 metros de la víctima– como autor de un delito de maltrato sobre la mujer –su pareja–. Además, deberá de indemnizar a la denunciante con 650 euros por las lesiones causadas y 500 por el daño moral.

El acusado es un joven marroquí de 24 años y en situación regular en el país. Había mantenido una relación de noviazgo con una joven un año menor que él desde septiembre de 2016 hasta marzo de 2017, sin llegar a convivir juntos. En aquellas fechas, la denunciante estaba acogida en el Centre Mare de Déu de la Mercè de Tarragona. Tenía diagnosticado un trastorno.

El 19 de marzo de 2017, hacia las siete de la tarde, la pareja fue a Cala Romana, donde se produjo una discusión verbal entre ellos. El procesado propinó a la joven una patada en la zona de las costillas, un puñetazo en el ojo derecho y golpeó a la denunciante contra las rocas de dicha cala.

La víctima salió corriendo del lugar, llegando a una zona habitada, donde se desmayó. Fue trasladada al Hospital Joan XXIII. Aquel día, la joven presentaba una importante tasa de alcohol.

El fiscal pedía para el acusado 14 años de prisión por cada uno de los dos delitos de agresión sexual, prohibición de acercarse a menos de un kilómetro de la víctima durante 40 años y 20 más de libertad vigilada. Por el delito de lesiones solicitaba un año de prisión y una orden de alejamiento para que no pudiera acercarse a menos de 500 metros de ella. Y finalmente, pedía 30 días de localización permanente y no acercarse a menos de 500 metros de la denunciante durante seis meses por un delito leve de injurias. Solicitó la sustitución de la pena de prisión impuesta por su expulsión de España, país al que no podía volver en 10 años. Y fijaba la responsabilidad civil en 25.000 euros por el daño moral y 650 por las lesiones. La defensa solicitaba la absolución.

Durante su declaración, la denunciante dijo que a menudo se fugaba del centro para estar con el acusado en Sant Salvador. A medida que avanzaba su testimonio, dicen los magistrados, la declaración cada vez era menos descriptiva, desapareciendo fechas concretas de los diferentes episodios de la acusación, no recordando incluso alguno de los hechos denunciados.

Ante el interrogatorio por parte del fiscal sobre las dos presuntas agresiones sexuales, «no fue capaz de relatar ninguno de los dos episodios. Y ante las preguntas más concretas formuladas, sus respuestas fueron confusas, genéricas y sin relato concreto de ninguno de ambos hechos acusados». Dijo no recordar que el acusado le obligara a tener relaciones en casa de un amigo suyo, no recordando al mismo ni tampoco dónde vivía.

Declaró que el acusado la obligó a tomar drogas y beber alcohol. Y que debido a su adicción estuvo tres años en prisión. Recordó que una vez el mismo llegó a golpearle porque le acusó de haberle quitado la marihuana.

Comentarios
Multimedia Diari