Whatsapp Diari de Tarragona
  • Para seguir toda la actualidad desde Tarragona, únete al Diari
    Secciones
    Canales
    Diari
    Comercial
    Nota Legal
    • Síguenos en:

    Viñuales: «No gobernaré desde la ventana del despacho, estaré en la calle»

    El líder del PSC es investido alcalde de Tarragona apostando por el diálogo con la oposición y las entidades. El líder socialista mandará con 9 ediles y quiere cuatro nuevos directivos en cien días para tener un consistorio «más ágil»

    17 junio 2023 21:25 | Actualizado a 18 junio 2023 06:00
    Se lee en minutos
    Participa:
    Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
    Comparte en:

    A diferencia de Barcelona, en Tarragona no hubo sorpresas y Rubén Viñuales (PSC) fue designado como nuevo alcalde este sábado 17 de junio a las 12.31 horas en sustitución de Pau Ricomà (ERC). El nuevo líder socialista se convertía de esta forma en el quinto Primer Edil de la Plaça de la Font desde la restauración de los ayuntamientos democráticos tras Josep Maria Recasens (PSC), Joan Miquel Nadal (CiU), Josep Fèlix Ballesteros (PSC) y el propio Ricomà.

    Después de vencer claramente en los comicios del pasado 28 de mayo –y confirmar de esta forma la regla no escrita de que desde 1979 el PSC siempre es la lista más votada en Tarragona a no ser que se presente Joan Miquel Nadal–, Viñuales recogió la vara de alcalde tras sumar los nueve votos de los concejales de su grupo municipal, que serán los que –como mínimo inicialmente– empezarán el mandato gobernando en solitario. Isabel Mascaró (Hisenda, Contractació y Personal), Nacho García (Urbanisme, Patrimoni y Llicències), Montse Adan (Comerç y Turisme) y Berni Álvarez (Educació, Esports y Turisme Esportiu) se perfilan como los principales pesos pesados de un ejecutivo que tendrá a Sandra Ramos como portavoz y que deberá hacer equilibrios y negociar para poder sacar adelante los temas estratégicos, como los presupuestos, las ordenanzas fiscales o los avances del Pla d’Ordenació Urbanística Municipal (POUM).

    «Encargos» a Junts y ECP

    Consciente de la minoría con la que gobernará, Rubén Viñuales empezó recordando la frase «antes morir que rendirnos» de la Guerra del Francès de 1811, enfatizando que «no seré el alcalde de una parte, sino que gobernaré para todo el mundo, desde Bonavista a Ferran y del Serrallo a Sant Salvador. Ya he dado instrucciones a todos los concejales de que no seremos un equipo que mire la ciudad desde la ventana del despacho, sino que estaremos a pie de calle hablando con la ciudadanía y las entidades», afirmó.

    Para ello, el nuevo líder municipal tendió la mano a la oposición, especialmente a PP, Junts y En Comú Podem, que son las formaciones con las que todo parece indicar que puede tener vías de acuerdo hasta 2027. «Cuento con todos vosotros, sé que no tengo mayoría absoluta. Trabajemos sobre aquello que nos une y dejemos de lado lo que nos separa», afirmó Viñuales.

    De momento, y seguramente como guiño, el ejecutivo ha nombrado a Jordi Sendra y Elvira Vidal (Junts) y a Jordi Collado (ECP) como representantes del consistorio para «encargos específicos». El primero lo será en la Red de entidades locales por la transparencia y participación; la segunda en Vila Florida; y, el tercero, en el Fons Català de Cooperació y la Associació Xarxa de municipis de l’economia social i solidària.

    Illa: «Está preparado»

    Una de las obsesiones que puso de manifiesto el nuevo alcalde en sus veinte minutos de discurso es la de lograr «una administración ágil y eficiente», que «dé respuesta en tiempo y forma a las demandas de la ciudadanía». Por ello, el nuevo gobierno impulsará una estructura gerencial, en base a cuatro nuevos altos cargos que Viñuales quiere tener ya en marcha por Santa Tecla: los gerentes de Urbanisme, Serveis Generals y Promoció de Ciutat, así como una dirección del POUM. «Esto nos deberá permitir que no nos coma el día a día y nos anule la capacidad de pensar por elevación en cómo mejorar el modelo de ciudad», enfatizó ayer ante las más de doscientas personas que asistieron a su toma de posesión.

    Precisamente, uno de los presentes a la investidura fue el Primer Secretari del PSC, Salvador Illa, quien en declaraciones a este periódico valoró como de «muy positivo» que la formación socialista recupere, solo cuatro años después, el ayuntamiento tarraconense. «Rubén lo hará muy bien, es trabajador y tiene una biografía personal que demuestra que, con esfuerzo, se pueden lograr grandes cosas. Está preparado y, además, lleva a Tarragona en el corazón», añadió.

    El primer alcalde crecido en Ponent, visiblemente emocionado, apuntó a otros tres objetivos para completar su receta hasta 2027: poner en marcha la nueva empresa municipal mixta de energía, activar un plan de choche para potenciar la micropolítica y atraer a empresas tecnológicas. La etapa Viñuales ya está, pues, en marcha. Falta ver si discurrirá con sol por carreteras llanas o si, en cambio, deberá ascender puertos con desniveles, viento y tormentas.

    Comentarios
    Multimedia Diari