Las obras más reivindicadas en Salou

La demolición de 29 viviendas inicia 18 meses de trabajos, con 17 millones de inversión, para acabar con las inundaciones en el barrio de la Salut

| Actualizado a 26 enero 2022 08:51
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

¿Cree que se debe proteger el catalán en las escuelas?


No

Salou vivió ayer uno de los días que llevaba años esperando. Con el derribo del chalet esquinero entre las calles Barenys y Valencia, ubicado junto al antiguo trazado de la vía del tren y al que seguirá la demolición de otras 28 viviendas más expropiadas, arrancaron a primera hora de la mañana las obras de encauzamiento del Barranc de Barenys que deben acabar con las habituales inundaciones que se plocalizan en el barrio de la Salut cuando se producen lluvias intensas.

«Hoy es un día histórico», aseguró el alcalde de Salou, Pere Granados, instantes después de que la excavadora iniciara el acto simbólico de demolición de ese primer inmueble. «Se hace realidad una reivindicación histórica del municipio de Salou y del barrio de la Salut para acabar con las inundaciones que han hecho tanto daño a los vecinos y vecinas, durante muchos años»

Resaltó que el barrio objeto de estas obras «es uno de los lugares más importantes de Salou, donde viven muchas personas y también desde el punto de vista de la atracción turística», dijo, debido a la proximidad de esta zona con el Passeig Miramar y la playa de Ponent.

Según el alcalde «no ha sido nada fácil llegar hasta aquí; ha sido un camino largo, pero al final ha dado su fruto». Agradeció a la Agència Catalana de l’Aigua, en ese sentido, haber encontrado la financiación necesaria y suficiente para sacar adelante esta obra así como las intervenciones de la delegada del Govern de la Generalitat en Tarragona, Teresa Pallarès, y la colaboración de los vecinos y vecinas del barrio.

El director del ACA, Samuel Reyes, destacó por su parte que «para el Govern es prioritario realizar este tipo de actuaciones en zonas como esta de la costa, densamente urbanizadas, donde se producen daños en episodios de lluvias intensas. Posiblemente la actuación en Salou es una de las más importantes que se realizarán en los próximos años».

El proyecto cuenta con una inversión cercana a los 17 millones de euros, contabilizando las dos fases de que constan los trabajos y las expropiaciones de las viviendas y de los terrenos afectados, que financia la Agència Catalana de l’Aigua.

El objetivo final de las obras, que se prolongarán por espacio de 18 meses, hasta finales del año 2023, es incrementar la capacidad de desagüe de 140 m3/s desde el vial de Cavet hasta la desembocadura en el mar en dos fases.

La primera de ellas corresponde al tramo de 205 metros que hay entre la vía del ferrocarril y la desembocadura hasta el mar. Consistirá en la construcción subterránea de cuatro cajones de hormigón de 5 metros de ancho por 2 metros de alto; se añadirán al ya existente de 4x2. «Se multiplicará por cuatro la capacidad de desaguar», dijo Reyes.

Los trabajos contemplan además el desvío de los servicios existentes (gas, luz, alcantarillado...). Una vez finalizada la obra se urbanizará la superficie, aunque el Ayuntamiento no quiso desvelar ayer si será en forma de zona peatonal, ajardinada o con una plaza.

La segunda fase, por su parte, corresponde a los 1.000 metros de tramo que hay entre la vía y el vial de Cavet. Allí se construirá un canal trapecial de 30 metros de ancho por 3 de altura. Las obras se iniciarán una vez finalizadas las expropiaciones de los terrenos afectados -por valor de cinco millones- y están condicionadas al desmantelamiento de la antigua del tren.

Comentarios
Multimedia Diari