Para seguir toda la actualidad desde Tarragona, únete al Diari
Diari
Comercial
Nota Legal
  • Síguenos en:

Las ciudades de la Costa Daurada reordenan las terrazas de la restauración tras la pandemia

El Ayuntamiento de Cambrils prevé aprobar una nueva ordenanza de ocupación comercial para finales de año que regulará el aprovechamiento del espacio frente a locales vacíos

| Actualizado a 06 agosto 2022 07:00
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

La restricciones sanitarias derivadas de la pandemia se cebaron con muchos sectores económicos y, de forma especial, con la restauración. Hasta este mes de febrero, los bares y restaurantes han tenido limitaciones de horario, aforo o distancias que han condicionado sobremanera su actividad. Es por ello que las terrazas ganaron un nuevo protagonismo para estos negocios, cuando las medidas sanitarias eran más estrictas e impedían el consumo en interiores, pero también ahora, cuando han tenido que devolver estos espacios a la situación del 2019.

Ayuntamientos como los de Cambrils o Vila-seca eximieron a los restauradores del pago de la tasa de ocupación de la vía pública de sus terrazas a lo largo de 2020 y 2021 y es ahora cuando han vuelto a cobrarla. Además, con el objetivo de facilitar el cumplimiento de la distancia entre mesas, se permitió ampliar el espacio ocupado de forma excepcional. Con el fin de todas las restricciones, la vuelta a la normalidad prepandémica ha puesto sobre la mesa también un nuevo escenario que alienta los cambios normativos en esta materia.

En Cambrils, por ejemplo, el Ayuntamiento quiere regular estos espacios exteriores con una nueva ordenanza. El concejal de Urbanisme i Obra Pública, Enric Daza, explica al Diari que el consistorio tiene previsto aprobar la nueva ordenanza de ocupación comercial de la vía pública a finales de este año, pero antes se han activado dos protocolos que se recogerán en esta normativa. «Estamos en una temporada turística muy buena y queremos ser proporcionales a la hora de aplicar esta ordenanza», señala.

El primer protocolo tiene relación con una medida que se consintió durante los dos veranos con restricciones. El Ayuntamiento permitió a los bares y restaurantes que tenían terraza que, si el local que tenían al lado no tenía actividad, podían ampliar sus mesas hasta la mitad de este espacio. Ahora, con este protocolo, se puede ocupar la totalidad. La segunda medida que también se incluirá en la ordenanza es que, en las calles peatonales, se dará la posibilidad a los negocios de ocupar la terraza del local que tienen enfrente del suyo, con la misma condición de que este no tenga actividad.

En este primer verano con las terrazas funcionando como en 2019 el concejal afirma que se siguen haciendo inspecciones en los establecimientos de forma semanal, tanto en primera como en segunda línea. El edil reconoce que ha habido casos puntuales de locales que siguen excediéndose en la ocupación. «Hay sitios donde hemos tenido que hacer controles, pero la sanción la dejamos siempre como última instancia», comunica.

Nuevos espacios en Vila-seca

En Vila-seca, en lo que llevamos de 2022 ya se han interpuesto 15 sanciones relacionadas con el exceso de mesas y sillas en las terrazas. «Este año hemos vuelto a la situación que teníamos en 2019. Tenemos un reglamento que regula el espacio que se puede ocupar, el horario y el tipo de mobiliario que pueden tener las terrazas. Los establecimientos que durante estos dos años habían ampliado el espacio exterior han vuelto al sitio de siempre», explica el concejal de Serveis Generals, Seguretat i Civisme, Josep Toquero.

En este sentido, en Vila-seca se ha introducido un nuevo tipo de ocupación de la vía pública en la normativa con el objetivo de regular las terrazas que se instalaron en la calzada en el caso de establecimientos con acera estrecha. «Los que han querido renovar este tipo de terrazas se les ha permitido, con una inspección favorable de la Policía Local y pagando la correspondiente tasa de ocupación», detalla el edil.

En Salou la situación es similar y el concejal de Vía Pública, Jesús Barragán, expresa que «los locales tienen unos metros concedidos y su correspondiente licencia que lo acredita. Una vez restablecida la normalidad y sin que sea necesaria ninguna medida relacionada con el COVID, desde el Ayuntamiento de Salou velamos para que los establecimientos ocupen la superficie que manda la licencia original» y se hacen requerimientos a los que no lo hagan.

Comentarios
Multimedia Diari