Para seguir toda la actualidad desde Tarragona, únete al Diari
Diari
Comercial
Nota Legal
  • Síguenos en:

Crecer liderando la descarbonización

| Actualizado a 02 noviembre 2022 09:57
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

Debilidades

Una de nuestra debilidades podría ser que al final siempre nos estamos comparando con otros países de Europa, países cuya economía ha sido históricamente más fuerte que la nuestra. Economía de escala ä más pequeños.

Nuestra logística también es complicada: es clave mejorar nuestras infraestructuras internas y externas; aunque el Puerto de Tarragona es un gran aliado para la industria y nos sirve de enlace con muchas regiones.

No somos todo lo competitivos que podríamos ser porque los costes de energía son muy elevados. Ello nos lleva a que los costes generales de producción también sean altos.

Amenazas

Las energías renovables todavía están por desarrollarse en todo su potencial en nuestro territorio.

No podemos apostar solo por el hidrógeno verde, tenemos que ampliar nuestra visión y po-
tenciar también el hidrógeno bajo en carbono y la captura, uso y almacenamiento de CO2 (CCUS).

Otra de los grandes temas es la necesidad de una legislación en cuanto a las redes de distribución de energía eléctrica cerrada.

La tramitación de licencias y permisos: tiempos excesivos.

Ello nos lleva al último punto, la sobrerregulación, sobre todo si es adicional/diferencial respecto a otras regiones.

Fortalezas

Una de las grandes fortalezas de la industria química en Tarragona es la existencia de 2 Crackers. Un cracker es una unidad de producción crítica para la autonomía industrial estratégica de nuestro país, ya que produce las materias primas (ej. Etileno, propileno, butadieno, ...) con las que se elaboran la mayoría de los polímeros y químicos usados en los productos finales de consumo. No tenerlos significaría que tendríamos que importar muchas de estas materias primas desde fuera del país, aumentando en consecuencia el coste de los productos finales para los consumidores. Podríamos decir que es el punto de partida de la química moderna. Quien tiene un Cracker, tiene un tesoro.

Uno de los productos principales que produce Dow en Tarragona es el polietileno, que es usado fundamentalmente para la producción de envases, material médico, artículos de uso cotidiano. Esto significa que nosotros podemos diseñar el plásticos del futuro y podemos hacer que éstos sean sostenibles y circulares.

Pero no solo producimos plástico, sino que somos expertos en otras áreas más de especialización como son los poliglicoles, esenciales para el mercado industrial.

Tenemos una fuerte presencia en I+D+i. El sector lo componen empresas que invierte en la innovación como base para un crecimiento sostenible en el tiempo.

Al final, nuestra gran fortaleza es nuestra gente, nuestros embajadores, nuestro talento. Como empresas, tenemos que atraer ese talento, retenerlo y desarrollarlo para formar a los líderes del mañana.

Oportunidades

La industria química de Tarragona tiene la oportunidad de liderar el cambio hacia la descarbonización del sector. Aquí en Tarragona tenemos 2 Crackers (uno de Repsol y otro de Dow). Apoyar el hidrógeno circular y el almacenamiento de CO2 resultará crucial para poder reducir las emisiones actuales de los crackers, al menos de forma temporal, hasta la irrupción de nuevas tecnologías de hidrógeno limpio o el uso de CO2 en aplicaciones industriales y comerciales.

No solo hablamos de descarbonizar nuestros crackers para ser sostenibles, sino que a la vez debemos impulsar la circularidad de los materiales, apostando más por el reciclaje mecánico y químico. Con ello, nos aseguramos el completar el círculo.

Ignasi Cañagueral, Director del Complejo Industrial de Dow Tarragona

Comentarios
Multimedia Diari