Para seguir toda la actualidad desde Tarragona, únete al Diari
Diari
Comercial
Nota Legal
  • Síguenos en:

El retorno del rey

Tras casi dos años fuera del país, con una fuga que firmaría el mismísimo Dioni, la monarquía ha creído que era el mejor momento de volver a hacer un reencuentro familiar. Por suerte no hay nada mejor en la vida que tener buenos amigos, como Legolas, el arquero elfo, o Gimli el enano. El emérito también los tiene, se llaman PSOE y PP

| Actualizado a 23 mayo 2022 10:11
Toni Carmona
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

Si has leído el título y pensabas que iba a hablar de El Señor de los Anillos, te has equivocado. El rey del que os voy a hablar no se llama Aragorn, ni tan siquiera lleva espada, es más, es rey de refilón, ya que le han puesto el subtítulo de emérito.

Sí, Juan Carlos I está de vuelta, por no decir que está pasado de vuelta. Tras casi dos años fuera del país, con una fuga que firmaría el mismísimo Dioni, la monarquía ha creído que era el mejor momento de volver a hacer un reencuentro familiar. Vaya, que no ha pasado nada, a seguir. La prensa más conservadora y la prensa rosa están como niños saltando de alegría. ¡Ha vuelto, ya pasó!

Pero, ¿de qué huyó el rey emérito si tan deseado es? Pues de la opinión pública. El 14 de marzo de 2020 el periódico Sunday Telegraph publicaba una noticia en la que informaba que su excelencia emérita había recibido un generoso regalo millonario por parte de la dictadura de Arabia Saudí. Pero, ¿tan mal está recibir dinero? ¿Es un delito? A ver, no es lo mismo que Sam invite a una pinta de cerveza a Frodo, que un estado te dé 100 millones de euros en comisiones opacas. Cuando eres adulto, pues te toca pasar por la caja de Hacienda muchas veces, ya sabéis para pagar hospitales, escuelas, carreteras, etc. Juan Carlos I y su examante Corinna Larsen practicaron evasión fiscal durante un buen tiempo. Pero al final, el idilio se acabó, el amor se fue por la ventana y hubo un cruce de denuncias que evidenciaron los hechos.

Por suerte no hay nada mejor en la vida que tener buenos amigos, como Legolas, el arquero elfo, o Gimli el enano. El emérito también los tiene, se llaman PSOE y PP. Los dos grandes partidos de este país, blindaron la figura del rey emérito y lo protegieron. El 3 de marzo de 2022 la Fiscalía archiva sus investigaciones y le libra del proceso penal, los motivos: inviolabilidad y prescripción. Más tarde, el pasado 12 de mayo Anticorrupción cierra el caso. Así que, ¡ta chán! Todo preparado para la vuelta del rey.

Y ¿qué hizo el nuevo rey Felipe VI? Pues nada. Se quedó esperando que soplaran vientos mejores y que la gente se empezara a olvidar de su padre. Y así fue, la crisis del Covid ha pasado y la ciudadanía tiene otras preocupaciones.

La derecha española salta de alegría por la vuelta del rey emérito. Un ejemplo a seguir, sin duda. Aun así, no podrán callar a decenas de miles de ciudadanas y ciudadanos que, de una forma u otra, buscan quitarse el yugo de la monarquía española, foco de corrupción (los casos de los ex Duques de Palma) como de ignominiosa conducta pública (la excelente imagen del emérito cazando elefantes en plena crisis).

Comentarios
Multimedia Diari