Más de Reus

El bus solo llega a tres de los quince polígonos de Reus y «la frecuencia es insuficiente»

Los trabajadores de las áreas que están sin servicio reclaman tenerlo para facilitar el desplazamiento y donde sí cuentan con líneas se señala que los horarios no cuadran

MONTSE PLANA

Whatsapp
Un bus de Reus Transport de la línea L31, llegando a la zona de AgroReus por la tarde. FOTO: FABIÁN ACIDRES

Un bus de Reus Transport de la línea L31, llegando a la zona de AgroReus por la tarde. FOTO: FABIÁN ACIDRES

«Que llegara en éste polígono una línea de bus sería una muy buena noticia. Está en una zona muy apartada y nos beneficiaríamos nosotros como trabajadores y también la empresa de transporte, porque somos más de 400 personas y al menos un centenar lo usaría». Así se expresa un grupo de empleados de la empresa Elrin Klinger, ubicada en el polígono industrial Constantí Nord de Reus, a más de un kilómetro de distancia de la zona urbana más próxima, que sería la avenida de Marià Fortuny. Ésta es sólo una de las zonas industriales de la ciudad sin servicio de autobús, pero no la única. Y es que del total de 15 polígonos que hay en la capital del Baix Camp, sólo tres cuentan con autocar, «pero con frecuencias muy insuficientes», subraya el presidente de la Associació de Polígons Industrials de Reus (APIR) y también cordinador de la Comissió d’Indústria de la Cambra de Comerç, Gerard Pagès. Hace tiempo que se reclama ampliar el servicio: que llegue en todos los polígonos y con una frecuencia adaptada a las necesidades, pero de momento no hay ningún compromiso sobre la mesa, por lo que desde APIR se sigue luchando para conseguirlo.

Según cuenta Pagès, la petición ha sido trasladada en varias ocasiones al Ayuntamiento de Reus «porque ésta es una de nuestras prioridades», pero de momento no se ha avanzado. «Lo único que sabemos es que desde el consistorio se estaría estudiando la posibilidad de implantar servicio a demanda. Nos lo comentaron hace ya siete u ocho meses, pero no sabemos cómo está el estudio», relata el presidente de APIR.

Tecnoparc, Mas de les Ànimes y AgroReus son los únicos polígonos que cuentan actualmente con servicio de bus a través de las líneas L50 (Reus-Tecnoparc-Aeropuerto) y la L31 (Oques-Pelai-AgroReus), llegando también a Mas de les Ànimes. Líneas que, como se recuerda desde el consistorio, hace tiempo que están en funcionamiento con expediciones pensadas para coincidir con los horarios de entrada y salida de las empresas. «Pero las frecuencias son totalmente insuficientes y desde muchas empresas nos comentan que no cuadran los horarios, por lo que, al final, la mayoría de buses que van hasta el polígono van vacíos. No por falta de usuarios, que los hay, sino porque no se adecua a las necesidades», añade Pagès.

Por la mañana, los buses de la L31 llegan a la zona de AgroReus a las 05.55 h, 06.22h, 6.47 h y 8.47 h, mientras que empleados de la zona remarcan que es a las ocho cuando muchos entran a trabajar, hora en la que, precisamente, no hay ningún bus. En este caso, Pagès considera que se tendría que reforzar la franja que va de siete a nueve de la mañana. Al mediodía, sólo hay un bus que llega a la zona a partir de las 12.47 h (y otro de vuelta a las 13 horas) y a partir de las 15.22 h (con vuelta hacia el centro de Reus a las 15.30 h). Por la tarde hay servicio a las seis de la tarde y a las siete. La línea L50 (Tecnoparc) es la que tiene más frecuencias, con buses cada hora a partir de las 07.50 h.

Aunque AgroReus es el polígono más activo de la ciudad (con más de 200 empresas del total de 710 aproximadamente), seguido de Mas de les Ànimes (con casi 180), en el resto de áreas industriales también se encuentran grandes empresas que quedan al margen de ciertos servicios, como el del bus. El grupo de trabajadores de Elrin Klinger recuerdan que son más de 400 haciendo tres turnos y que se las tienen que apañar para ir cada día hasta el polígono Constantí Nord. «Muchos compartimos coche, algunos optan por la bici e incluso alguno viene andando», cuentan. A nivel personal no han pedido al consistorio que se incorpore una línea de bus, pero sí que cuentan que se ha pedido a la empresa que instaure un servicio de bus. «Incluso con el coche, en ocasiones hay problemas para aparcar, porque coinciden dos turnos, los que entran a trabajar con los que salen, y se pone casi imposible», señalan.

Zonas sin fibra

Lo que sí se ha conseguido en los últimos años es el despliegue de fibra óptica entre los polígonos de Reus, una de las principales reclamaciones de la Associació de Polígons de Reus, dado que con esta tecnología se gana en competitividad. No obstante, Gerard Pagès recuerda que todavía queda el polígono Nirsa sin fibra óptica, «y algunas empresas se plantean irse precisamente por este motivo», alerta el presidente de APIR.

En Constantí Nord recientemente llegó la fibra, pero Pagès recuerda que todavía queda mucho trabajo en otros aspectos como la limpieza o la vigilancia. «Es importante cuidar todos estos aspectos para, precisamente, no se vayan las empresas», recuerda.

Temas

Comentarios

Lea También