Para seguir toda la actualidad desde Tarragona, únete al Diari
Diari
Comercial
Nota Legal
  • Síguenos en:

El vino, el aceite y la cultura desestacionalizan el turismo y ponen en valor el Baix Camp y el Priorat

El territorio refuerza propuestas que acercan el visitante al producto, a su origen y calidad. El objetivo es concienciar del valor patrimonial y preservar el paisaje

| Actualizado a 18 diciembre 2022 09:25
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

Poner en valor el territorio es una tendencia que gana ‘adeptos’. El enoturismo, oleoturismo o el turismo cultural son propuestas que se han abierto camino en comarcas como el Priorat y el Baix Camp. El visitante cada vez apuesta más por las experiencias vinculadas al territorio. A la vez, es un modelo que contribuye a la desestacionalización.

«Es una forma de dar a conocer el territorio, acercar el producto, concienciar sobre su calidad y, a la vez, contribuir a mantener el paisaje», recalca Montserrat Gelonch, responsable de comunicación de la Denominació d’Origen Protegida (DOP) Siurana. El aceite es uno de estos productos que, en los últimos años, ha ganado interés turístico. «Los olivos forman parte del paisaje», recalca Gelonch, quien pone en valor la «gran calidad del producto» aunque «todavía queda mucho trabajo». Bajo el paraguas de la DOP Siurana hay 34 entidades, más de 5.000 productores y 123 municipios. Entre las propuestas relacionadas con el oleoturismo: desde visitas y degustaciones a una ruta cicloturística, iniciativa de Bicicamp.

Otra propuesta más concreta es la de Riudecanyes, municipio donde el aceite «es el producto estrella», recalca el alcalde, Ernest Roigé. La cooperativa ha sido merecedora de varios premios, también de internacionales. «Tenemos un producto de mucha calidad y hay que valorarlo», subraya. En el municipio, destaca el Centre d’Interpretació dels Fruits del Paisatge. Ubicado en el antiguo edificio y molino de la Cooperativa de Riudecanyes, ofrece un viaje por la historia y el paisaje del Camp de Tarragona «desde la experimentación y lo sensorial», recalca Roigé.

El enoturismo es otra gran vertiente, especialmente importante en el Priorat. El crecimiento de esta actividad llevó a establecimientos de alojamiento a asociarse. Pero rápidamente se sumaron otros sectores, desde restaurantes a bodegas, también molinos de aceite, y se creó Priorat Enoturisme. Maria Jesús Sánchez, la presidenta de la entidad, subraya que se trataba de una necesidad y, ahora, ya forman parte 55 socios, todos, empresas privadas. La función de la asociación es sumar esfuerzos y marcar el rumbo del enoturismo. «Queremos ofrecer excelencia», con la sostenibilidad como primicia. En esta línea, los socios tienen acceso a formaciones, «organizamos eventos y creamos sinergias, con un trabajo de colaboración», de ayuda mutua entre los asociados.

Aunque el vino despierta cada vez más pasiones, y así queda patente en las ferias, para Sara Fernández se trata de un producto que todavía es visto con cierto esnobismo. Con el fin de romper barreras, hace apenas año y medio creó The Wine Truck. El objetivo: acercar el vino del territorio a pie de calle, con un remolque. «Hemos estado en todo tipo de espacios, desde museos, a bodegas o en eventos de música», ejemplifica, y añade: «Al final, la idea es llegar a la gente que no iría a una bodega y darles a conocer el producto».

Aunque tanto el enoturismo como el oleoturismo son actividades estrechamente ligadas al mundo rural, ciudades como Reus también acaban jugando un papel importante. En la capital del Baix Camp se alza la Estació Enològica, abierta como ‘Casa del Vermut i del Vi’ desde 2019. El espacio representa una puerta de entrada al enoturismo y, a la vez, al modernismo. Un tipo de visita cultural cada vez más destacada en la capital del Baix Camp y representa un porcentaje importante de las reservas hoteleras durante los fines de semana en la ciudad. Así lo confirma el representante del sector hotelero de Reus dentro de la Associació d’Empresaris d’Hostaleria de la Província de Tarragona (AEHT) y director del Hotel Reus Park, Magdaleno Pareja. Mientras que, en esta época del año, la actividad de lunes a viernes es de carácter empresarial, «el cliente de fin de semana es cultural. Gente que viene para visitar Casa Navàs, el Pere Mata...», dice.

Comentarios
Multimedia Diari