Mossos investiga la muerte de un motorista en la carretera de TGN a Salou

El conductor, vecino de Cambrils, sufrió una colisión en la parte trasera de la moto que provoco su caída y posterior atropello por otros coches

| Actualizado a 20 abril 2022 05:07
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

La última de las tres víctimas mortales en carretera que ha registrado la provincia de Tarragona esta Semana Santa fue un vecino de Cambrils de 55 años de edad. Este motorista circulaba este lunes de Pascua por la C-31b cuando por causas que se están analizando sufrió un impacto por detrás de un vehículo que posiblemente no se percató de la moto hasta que estuvo encima de ella.

La colisión provocó que el motorista saliera despedido y cayera en la calzada, donde un segundo vehículo lo atropelló mortalmente a la altura del kilómetro 5 de esta vía de doble carril por sentido de la marcha. Y hasta hubo un tercer coche que también estuvo implicado en esta tragedia. No se ha difundido si también le pasó por encima.

La investigación se centra en cómo ocurrió el accidente, desde el impacto hasta el atropello mortal. El aviso de lo ocurrido se dio desde la misma carretera minutos antes de las 22 horas. 

La tragedia de Cambrils

El otro motorista fallecido fue el sábado en el tramo urbano de la N-340 de Cambrils, en uno de los accesos al barrio de la Llosa (en el kilómetro 1.142,8). El motorista que perdió la vida era un vecino de Miami Platja y tenía 50 años.

Iba de camino hacia su casa poco antes de las 18.30 horas. Las diligencias de este accidente mortal los ha llevado a cabo la Policía Local de Cambrils, puesto que la tragedia ocurría en una vía urbana (así se considera este tramo de Nacional ahora).

Según fuentes policiales, el motorista circulaba por su carril en sentido Miami Platja detrás de otros vehículos. En un momento de la marcha, el que encabezaba la comitiva, una furgoneta, redujo la velocidad para tomar un camino perpendicular y ello motivó que los coches que iban detrás también frenaran.

Según las diligencias, el motorista tuvo que frenar de forma abrupta al ver la hilera de coches parados en su carril y esta maniobra provocó que perdiera el control de su moto y ésta terminara deslizándose por el asfalto y el conductor también terminara por los suelos.

El conductor terminó frenado en su caída en el carril contrario de su marcha, justo cuando un turismo circulaba en sentido Cambrils. El coche impactó con el motorista sin que pudiera evitarlo. El vecino de Miami perdía la vida en el mismo asfalto a pesar de los intentos del personal del SEM de reanimarle.

La conductora del turismo tuvo que ser atendida por los sanitarios por el shock que provocó el accidente. Dio negativo en las pruebas de alcoholemia y drogas.

Comentarios
Multimedia Diari