Robos en los coches del parking de la zona azul del Hospital Sant Joan de Reus

Mossos detiene a dos hombres, residentes en la ciudad, cuando acababan de actuar en un vehículo estacionado en el barrio de Mas Abelló. Venían del aparcamiento regulado del Sant Joan de hacer lo mismo a otros dos turismos

| Actualizado a 24 marzo 2022 06:56
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

Los vigilantes del hospital Sant Joan de Reus se percataron en la madrugada del sábado de que había dos personas que perodeaban por el aparcamiento de zona azul situado enfrente del hospital Sant Joan.

Ellos dieron el aviso a la Guàrdia Urbana de Reus y añadieron que dos de los coches, un Peugeot y un Hyunday tenían daños y habían registrado su interior.

Uno de los dos sujetos fue reconocido por los vigilantes y su descripción se pasó a los agentes de la Guàrdia Urbana, que iniciaron una batida por la zona sin éxito. El robo en el interior de estos dos coches se pasó a Mossos d’Esquadra, que alertó a las patrullas que estaban de servicio en la madrugada del sábado por la capital del Baix Camp.

Una de ellas, alrededor de las 4.30 horas se cruzó con dos hombres en el barrio de Mas Abelló. Pararon el coche y les identificaron. Son dos vecinos de 42 y 43 años de edad con varios antecedentes. Uno de los dos coincidía con la descripción facilitada por la Guàrdia Urbana horas antes 

Los agentes registraron a los dos hombres, encontrando varios CD’s, una navaja suiza, otra con un mango de plástic y un pequeño martillo para romper cristales en caso d eemergencia. Los dos sospechosos estaban cerca de un tercer coche que también había sido objeto de un robo.

Ante los hechos y pruebas, los agentes de la Policía Autonómica procedieron a la detención de los dos presuntos autores del robo en el interior de estos tres coches.

Viejos conocidos

La rapidez de la detención de estos dos vecinos de Reus fue precisamente la pericia de los vigilantes de seguridad al detectarlos en plena ‘faena’ y que uno de ellos es conocido porque merodea muchos días por las puertas del hospital pidiendo limosna.

Otras fuentes consultadas señalan que los coches estacionados de noche en esta zona azul son ‘víctimas’ de robos de gasóleo o gasolina y que estos ladrones de combustible posteriormente venden este carburante de forma ilegal.

Comentarios
Multimedia Diari