Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

‘La poesía no da para comer’

El poeta tarraconense Juan Carlos Elijas, profesor de Literatura en el Institut Pons d’Icart, estrena nuevo libro, ‘Balada de Berlín’, dedicado en parte a Eva Schenk, su musa alemana de 86 años 

Rossi vas

Whatsapp
El poeta Juan Carlos Elijas con algunos de los libros que ha publicado. Foto: Lluís milián

El poeta Juan Carlos Elijas con algunos de los libros que ha publicado. Foto: Lluís milián

Juan Carlos Elijas es profesor de castellano y literatura y jefe de estudios en el instituto Pons d’Icart. Escribe poemas y tiene editados 15 libros. El más reciente, que presentó en el mes de mayo en el Museo de Art Modern de Tarragona –antes lo hizo en una cafetería alemana de la mano del Instituto Cervantes– se titula Balada de Berlín, publicado por la editorial zaragozana Los libros del gato negro.
Él forma parte de la Asociación Colegial de Escritores de Catalunya y es uno de los entusiastas que en el ya lejano 1994 fundó en Tarragona la Tertulia de Poesía ‘Mediona 15’. «Empezamos siete personas con afición a la poesía y con una actividad intensa. Era el germen que daba fuerza a los tímidos», recuerda con nostalgia. ‘Los cuadernos de la perra gorda’ publicó los 15 títulos de la tertulia tarraconense. Y ello les sirvió como trampolín para que cada uno de ellos fuera en solitario con su vida literaria.  

Malos tiempos para la poesía
Se queja con amargura de la ‘fiebre de internet’, donde «no hay ningún filtro y todos escriben y publican». Dice que eso determina el tipo de poesía que se lee ahora, poemas civiles y filosóficos. «Se editan libros más simples, sobre cómo hacer un currículum, cómo encontrar trabajo...». 
Habla también de las dificultades con que se encuentra un poeta moderno. «La poesía no da para comer, aunque a algunos les da para merendar», dice. Considera que las editoriales no pueden vivir sólo de poesía, pues «se edita mucho más de lo que se lee. Si eres un poeta de primera línea, te van a salir invitaciones para congresos y otras participaciones, pero no podrás vivir de eso», dice.
‘Balada de Berlín’

Habla también de las dificultades con que se encuentra un poeta moderno. «La poesía no da para comer, aunque a algunos les da para merendar»

Y, sin embargo, él no se rinde. Lo demuestra Balada de Berlín, su último libro, dedicado a la capital alemana y también a la musa del poeta, una alemana de nombre Eva Schenk, de 86 años, exprofesora de literatura que él conoce desde hace muchos años. 
«Escribí el libro en diez años tomando notas. Es un libro muy técnico», confiesa. «Es la historia de un viajero mediterráneo en Berlín», relata. «La sorpresa está en el último poema, Las aguas que aún no reconoces, que marcará la vuelta del personaje lírico a Tarraco», adelanta. 

Juan Carlos Elijas utiliza seis palabras clave que de una manera matemática forman la narración:muro, agua, lago, puerta, arte y el nombre propio Bertolt. Se confiesa «un poeta difícil que no quiere ser hermético». Por ello deja abiertos sus mensajes con el fin de «atraer todas las fugas constantes para que el lector las haga suyas».

No se rinde, pero tampoco se engaña. Como profesor de literatura de bachillerato, está en contacto permanente con la juventud


No se rinde, pero tampoco se engaña. Como profesor de literatura de bachillerato, está en contacto permanente con la juventud. Comenta que apenas el 7-8% de ellos tiene previsto hacer carrera de traductores, filólogos, lingüistas o periodistas, pero aclara que «si hay una ayuda inicial, estableciendo los códigos del amor hacia la poesía, los jóvenes muestran mucho interés por la literatura. Es como una máquina, hay que saber cómo se utiliza», sonríe el poeta con fe en sus alumnos, que «son como una esponja y tienen ganas de aprender».

Temas

Comentarios

Lea También