Para seguir toda la actualidad desde Tarragona, únete al Diari
Diari
Comercial
Nota Legal
  • Síguenos en:

El «día histórico» de Ballesteros

Compañeros, amigos y rivales políticos rinden homenaje al exalcalde socialista, en un acto que contó con la participación de exediles como Joan Aregio (exCiU), Alejandro Fernández (PP), Rosa Rossell (ANC) y Arga Sentís (exICV)

| Actualizado a 17 junio 2022 07:00
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

Cuando era alcalde, una de las frases favoritas de Josep Fèlix Ballesteros (PSC) era exclamar con una gran sonrisa «hoy es un día histórico». Lo pronunció en innumerables ocasiones, como con la recuperación de la Tabacalera, durante las obras e inauguración del Mercat Central, con la nueva Escola Oficial d’Idiomes (EOI), a lo largo de la tramitación del POUM, durante los Juegos del Mediterráneo, con la Anella Verda y la Savinosa o en la aprobación de los presupuestos municipales. Ayer, sin embargo –y tras cuatro décadas en el Saló de Plens desde que entrara en 1983 (con un único paréntesis entre 1999 y 2003)–, el día histórico tuvo un único y claro protagonista: el propio Ballesteros, quien recibió un cálido homenaje en el Teatre El Magatzem ante 176 personas.

Con el relevo con Rubén Viñuales escenificado públicamente desde hace semanas con Salvador Illa, ayer –a menos de un año para las elecciones municipales de mayo de 2023– llegó el momento de mirar hacia atrás. Acompañado por el que fuera su núcleo duro durante los doce años que ejerció como alcalde –entre 2007 y 2019–, amigos, rivales políticos y compañeros de partido recordaron la gestión del único alcaldable que, hasta la aparición de Viñuales, había tenido el socialismo en la ciudad a lo largo del siglo XXI.

“Me alegra haber ayudado a la gente, en especial tras la peor crisis económica que se recuerda”
Josep Fèlix Ballesteros

El (casi) pacto con Arga Sentís

Con la excusa de presentar el libro de artículos Demà, Tarragona –con prólogo del exdirector y consejero editorial del Diari de Tarragona, Antoni Coll–, el exalcalde repasó de la mano de la exconcejal Patricia Antón sus tres mandatos al frente de la Plaça de la Font. Lo hizo en una tertulia con las exediles Begoña Floria y Carme Crespo –del PSC–, así como con Arga Sentís (ICV), quien precisamente reveló por primera vez en público que, a finales de 2015, hubo negociaciones para intentar un tripartito en Tarragona entre socialistas, Iniciativa y la ERC ya liderada por Pau Ricomà, quien se opuso. «Hacer oposición a Ballesteros era fácil porque es una persona educada. Recuerdo que cuando entró en 2007 hubo una gran sensación de esperanza tras dejar fuera a la derecha», indicó.

Visiblemente emocionado, el exalcalde hizo balance de sus ya 35 años como representante municipal. «Ha merecido la pena, no me arrepiento. Lo que más me alegra es haber ayudado a la gente, a las entidades y a las empresas, especialmente tras la peor crisis económica que se recuerda», afirmó, a la vez que recalcó mostrarse «orgulloso de haber hecho muchos más amigos que enemigos, la mayoría de otros partidos», así como de «haber puesto a la ciudad por encima del partido, como demostré con la polémica por las veguerías con el President Montilla».

“Es una buena persona a la que tengo aprecio y respeto. No tiene nada que reprocharse”
Joan Aregio

Buena prueba de ello fueron las palabras de sus rivales en el Saló de Plens. «Es una buena persona a la que aprecio. Juntos tiramos adelante Tinet o la cobertura de la Plaza de Toros», recordó Joan Aregio, quien fue alcaldable de CiU en 2007. «Me dolió que me ganara en esos comicios, pero es honesto y tiene todo mi respeto y reconocimiento. Creo que cuando pone la cabeza en el cojín no tiene nada que reprocharse», añadió.

Durante su primer mandato, Ballesteros gobernó junto a ERC, en unos años en los que se reactivó el POUM. «Fueron unos buenos años, te felicito por el trabajo que hiciste. Siempre te agradeceré el apoyo que me diste», indicó ayer en un vídeo la que fuera concejal de ERC y actual coordinadora local de la Assemblea Nacional Catalana (ANC), Rosa Rossell, quien entre 2007 y 2011 capitaneó la concejalía de Patrimoni.

“No hubo manera de ganarle. Es un político vocacional que lleva a Tarragona en el corazón”
Alejandro Fernández

Tras las elecciones de 2011, la moción de censura planeó durante meses por la Plaça de la Font. Pese a ello, PSC, CiU y PP tejieron alianzas para aprobar cada año las cuentas. «No hubo manera de ganarle unas elecciones, me dio rabia, pero acabamos colaborando. Con aciertos y errores, siempre tiene a la ciudad en el corazón, es un político vocacional que siempre será mi amigo», indicó el ahora presidente autonómico del PP, Alejandro Fernández, quien en febrero de 2016 firmó un pacto de gobierno con Ballesteros y Josep Maria Prats (exUnió) que duró hasta 2019.

“Fueron unos buenos años, te agradezco el apoyo que me diste. Hicimos un buen trabajo”
Rosa Rossell

El expresidente de la Diputació, Josep Poblet (exCiU), también destacó que «la vocación de servicio público hizo que rápidamente las diferencias se convirtieran en coincidencias», mientras que Loli Gutiérrez, de la Associació de Veïns de Bonavista, le calificó como «el mejor alcalde que ha habido para los barrios de Ponent, ya que nos ha considerado como ciudadanos de primera».

Finalmente, Antoni Coll recalcó la «sensibilidad social y el talante» de un Ballesteros que, a su vez, le citó para reivindicar que «la política es hacer posible aquello que es necesario». Tras más de media vida en la Plaça de la Font, el exalcalde se retirará de la política activa en junio de 2023 como el concejal que más años habrá permanecido en el Saló de Plens, convirtiéndose en historia viva de la ciudad.

Comentarios
Multimedia Diari