Whatsapp Diari de Tarragona
  • Para seguir toda la actualidad desde Tarragona, únete al Diari
    Secciones
    Canales
    Diari
    Comercial
    Nota Legal
    • Síguenos en:

    Altafulla deja a la elección de sus vecinos el nombre de tres calles

    Los vecinos eligen, en un proceso participativo, los nombres de los viales principales de la nueva urbanización dels Safranars

    15 noviembre 2023 13:48 | Actualizado a 16 noviembre 2023 07:00
    Se lee en minutos
    Participa:
    Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
    Comparte en:

    Los ciudadanos de Altafulla pueden proponer, hasta mañana, el nombre que darían a las tres calles principales de la nueva urbanización dels Safranars –detrás del Mercadona y muy cercana al Camí de Ferran–, que, según ha avanzado la coalcaldesa del municipio, alba Muntadas, comenzará a edificarse de manera «inminente».

    Sin embargo, antes de que esto sea así, deben definirse el nombre de las calles. Para ello, el Ayuntamiento abrió un proceso participativo paralelo a la reparcelación de toda la zona. Esta es, según Muntadas, una «primera ronda» de consulta, de «temática totalmente libre y sin límites» que se cerrará mañana. Después, «se abrirá un segundo período on line de votaciones –a través de la aplicación eAgora– que se alargará otra semana más e intentaremos que también se prevea un día para que los ciudadanos puedan hacer sus votaciones de manera presencial», tras el cual deberán definirse los tres nombres que se adjudicarán a las calles.

    42 viviendas públicas

    Durante el anterior mandato, el Ayuntamiento de Altafulla modificó el POUM con la finalizad de reorganizar la zona dels Safranars para que allí pudieran edificarse 42 viviendas públicas.

    Esta zona, cercana al Camí de Ferran y situada junto al Mercadona, tenía tres sectores, de los cuales dos dificultaban su urbanización. Con la modificación del plan urbanístico, ambos sectores quedaron unidos y, por tanto, se resolvió el problema que estaba planteado.

    Junto a ello, el POUM se adaptó para que la nueva urbanización pudiera acoger estas 42 viviendas públicas de aproximadamente 110 m2 cada una. El cambio se produjo porque se pasó de prever 5.000 m2 de viviendas de protección oficial, a unos 200 m2, una diferencia que el consistorio argumentó por haber quedado desfasada la demanda de este tipo de habitáculos en el municipio.

    Finalmente, el cambio del POUM también previó la construcción de casas unifamiliares con espacios libres, como terrazas, por delante de la construcción de chalets.

    Máxima agilidad del proceso

    La consulta popular para dar nombre a las tres calles principales de la nueva urbanización se realiza durante una semana por la necesidad de dar la mayor agilización posible al trámite, ya que, según afirmó la coalcaldesa de Altafulla, a día de hoy «se está llevando a cabo la reparcelación de la zona» y, por tanto, el inicio de obras en sí, está al caer. Para que esto pueda arrancar, las calles deben tener nombres establecidos.

    Actualmente, los viales se conocen como calle A, calle B y calle C. De hecho, la calle A es la que debe reconvertirse en una zona verde junto al río Gaià. En esta zona verde se preservarán los muros de piedra seca que son testigos de los cultivos de nuestros antepasados, además de objetos que son patrimonio cultural del municipio, como ánforas y otros elementos datados del siglo II d.C.

    l En 2019, el Ayuntamiento de Altafulla suspendió temporalmente las licencias urbanísticas en la zona de Safranars Nord porque veían desactualizado el planteamiento inicial, aprobado en 2004. Así se podían resolver algunos conflictos urbanísticos que surgían de dependencias estructurales entre sectores.

    Comentarios
    Multimedia Diari