Para seguir toda la actualidad desde Tarragona, únete al Diari
Diari
Comercial
Nota Legal
  • Síguenos en:

En marcha las obras en la antigua aduana de Salou tras casi 20 años de bloqueo

Ya han comenzado los movimientos en el solar donde se levantará un bloque de cuatro plantas con 121 apartamentos

| Actualizado a 23 noviembre 2022 16:00
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

Han pasado casi 20 años, pero por fin el solar de la antigua aduana de Salou comienza a tomar forma. Hace unos días empezaron las obras para construir un bloque de apartamentos turísticos de cuatro alturas y dos plantas subterráneas de aparcamiento. El proyecto, anunciado hace más de dos años, deberá estar listo en 2024 y pondrá fin a dos décadas de litigios y desavenencias entre la propiedad y el consistorio. Desde el Ayuntamiento de Salou celebran que por fin se encarrile uno de los asuntos urbanísticos que más dolores de cabeza le ha provocado en los últimos tiempos. La ubicación de la finca, en plena calle Barcelona y muy próxima al paseo Jaume I, convertía el solar en uno de los puntos negros de la ciudad.

El edificio de la antigua aduana, declarado en ruinas tras sufrir un derrumbe parcial, se derruyó en 2006. Desde entonces, el solar permanece vallado y sin uso. Estos días, la empresa promotora, Amsamar, ha instalado una grúa de grandes dimensiones que servirá para hacer las cimentaciones, junto a varios contenedores de obra. Desde hace un par de semanas, una cuadrilla de obreros ya trabaja sobre el terreno.

«Representará un revulsivo»

El alcalde de Salou, Pere Granados, ha detallado en declaraciones al Diari que se trata de los trabajos previos y que «en el momento en que puedan retirar las vallas y ocupar una parte de la acera, la ejecución de las obras será más rápida». Asimismo, el edil se ha mostrado satisfecho porque se ponga en marcha finalmente esta inversión que, considera, «representará un revulsivo para esta céntrica zona del municipio, que se dinamizará, y dará vida al eje comercial del Nucli Antic».

El proyecto contempla la construcción de 121 apartamentos turísticos en un edificio de cuatro plantas, que contará con locales comerciales en los bajos y piscina en la cubierta. Además, se habilitarán 136 plazas para coches en un aparcamiento soterrado de dos plantas. La superficie total del solar alcanza los 2.300 metros cuadrados y la fachada principal dará a la calle Barcelona.

El proyecto, que incluye locales comerciales y un aparcamiento soterrado, deberá estar listo en 2024

No fue hasta el pasado 3 de noviembre que la Junta de Govern Local dio luz verde de forma definitiva a toda la documentación requerida a la promotora para el inicio de las obras. La licencia se había otorgado en diciembre del año pasado, pero para poder ejecutarla, desde el Ayuntamiento pusieron una serie de condiciones y requerimientos a la empresa Amsamar que acabó de cumplir el pasado mes de octubre. Entre las condiciones de la licencia, los servicios técnicos municipales instan al promotor a minimizar los ruidos y las molestias ocasionados durante las obras.

Trabas y una larga tramitación

De esta forma se desbloquea por fin una situación que se arrastra desde hace casi dos décadas. El terreno de la antigua aduana, ubicado en una de las zonas más transitadas de Salou, llevaba 16 años de abandono. En 2006, se demolía la antigua edificación, construida durante los años 1820. La polémica, no obstante, venía de atrás, cuando se aprobó el POUM, el año 2003.

El planeamiento urbanístico modificaba entonces los usos del solar, pasando de hotelero a residencial, lo que provocó que la propiedad interpusiera un recurso contra el consistorio. En 2010, una sentencia del Tribunal Superior de Justícia de Catalunya (TSJCat) reconocía el derecho de la empresa a reclamar una indemnización por los perjuicios ocasionados. No fue hasta 2017, tras diferentes recursos por ambas partes, que el Ayuntamiento recibió la cifra final de la indemnización que tuvo que desembolsar, de 4,2 millones de euros. A partir de ahí, la inversión entró en una nueva fase de letargo que culminó con el anuncio del proyecto de aparthotel en agosto del 2020 y que podría ver la luz en 2024.

Cabe recordar que la edificación del aparthotel servirá también para devolver a su emplazamiento original la fuente histórica de Ferran VII, que fue inaugurada en 1828 y que se desmontó y almacenó después de la demolición de la Aduana en 2006. Esta fuente forma parte del Catálogo de Bienes protegidos de Salou.

Comentarios
Multimedia Diari