Para seguir toda la actualidad desde Tarragona, únete al Diari
Diari
Comercial
Nota Legal
  • Síguenos en:

Vila-seca implanta zonas gratis de aparcamiento limitado a 15 minutos

El lunes se empezaron a pintar las líneas naranjas en una medida que se extenderá a una quincena de calles y plazas

| Actualizado a 21 octubre 2022 07:00
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

El Ayuntamiento de Vila-seca prepara una revolución en el sistema de aparcamiento de las principales calles comerciales de la localidad. Desde este lunes, se han empezado a pintar muchas plazas de naranja, con marcas con el número 15, que será el límite de minutos máximo de estacionamiento que se establecerá durante el horario comercial. La medida ha levantado cierto malestar y confusión entre los vecinos, mientras que desde el consistorio explican que se trata de una acción que pretende incentivar la rotación de vehículos sin tener que recurrir a sistemas de pago.

El funcionamiento de estas nuevas zonas naranja será con la aplicación Aparcar. Los usuarios tendrán que validar su estancia a través del móvil y el sistema estará vinculado también con la Policía Local para controlar que se cumpla el tiempo de estacionamiento. Aun así, desde el consistorio insisten en que el objetivo no es recaudar ni multar, sino conseguir dinamizar las plazas de aparcamiento actuales. En este sentido, este sistema también pretende facilitar la labor de los vehículos de reparto.

Hasta finales de noviembre no se activará este nuevo método. Antes, se instalará una nueva señalización vertical para explicar el funcionamiento de estas zonas y se llevará a cabo una campaña informativa a pie de calle para sensibilizar a la ciudadanía sobre todas estas novedades.

El límite de 15 minutos estará vigente únicamente en horario comercial y, a partir de las 20 horas, se podrá aparcar en estos espacios sin límite hasta la mañana siguiente. Asimismo, este nuevo método de aparcamiento pretende que los usuarios puedan aprovechar también las zonas de carga y descarga como plazas de aparcamiento. Así, fuera del horario fijado exclusivamente para estos usos –de 8 a 11 horas de la mañana–, los coches también podrán aparcar en estas plazas durante 15 minutos.

El nuevo sistema se activará a finales de noviembre y funcionará a través de una app móvil

Este lunes se empezaron a pintar estas nuevas plazas naranjas en varios puntos de Vila-seca, lo que ha hecho que se convierta en la comidilla en el municipio. «Si se va a quitar parking, lo mínimo es hacer más plazas, aunque sea algo más lejos como detrás del Castillo», opina una vecina de la calle Tenor Josep Forasté. «Aquí ya aguantamos los miércoles por la noche todos los límites por el mercadillo y los meses de verano que cierran media calle. Yo creo que con el carga y descarga que había ya era suficiente», añade. «Parece que quieran crear un problema donde no lo había. En 15 minutos no te da tiempo a nada. Si ya era difícil encontrar aparcamiento, ahora será peor», vaticina otra residente en la zona.

Por su parte, el alcalde, Pere Segura, afirma que «entiendo la inquietud que ha generado, pero lo que queremos es hacer cosas nuevas para mejorar la movilidad y no tiene ningún fin recaudatorio». En este sentido, detalla que «es un sistema 100% gratuito que servirá para flexibilizar las plazas de aparcamiento. Que la gente pueda pararse y descargar la compra en casa, ir a hacer alguna gestión o dinamizar los ejes comerciales».

De momento, estas plazas ya se han pintado en varias calles del barrio del Colomí y el Centre Històric y está previsto que en los próximos días se continúe extendiendo hasta una quincena de calles y plazas de toda la localidad. Las áreas que se transformarán de zona blanca a naranja se encuentran en las calles Comte Sicart, Tenor Josep Forasté, Anselm Clavé, Requet de Fèlix, Tarragona, Vic, Santiago Rusiñol, Sant Jordi, la Riera, la Font y Joan Maragall, así como las avenidas Francesc Macià, Ramon d’Olzina, la Rambla Catalunya y las plazas de Voltes y Països Catalans.

Medidas ‘smart’

Este primer paso se engloba dentro de un proyecto más ambicioso que pretende introducir las nuevas tecnologías para implantar un sistema de aparcamiento inteligente. Así, más adelante estas zonas naranjas se dotarán de sensores –ya se pueden ver instalados algunos–, lo que permitirá conocer a tiempo real la ocupación de cada plaza, así como el período de permanencia de cada vehículo. Estos sensores servirán tanto para avisar a los usuarios en su móvil, como para aportar información a la Policía Local.

Comentarios
Multimedia Diari