Para seguir toda la actualidad desde Tarragona, únete al Diari
Diari
Comercial
Nota Legal
  • Síguenos en:

Duelo de contrastes (70-66)

El Salou impuso su juego en la primera mitad, pero la agresividad local posibilitó la remontada

| Actualizado a 20 noviembre 2022 22:40
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

No todo es blanco o negro. Casi siempre hay grises. Con toda su escala, el choque que enfrentó a Cartagena y Salou fue un duelo de contrastes entre la primera y la segunda mitad. Salvo un pequeño bache en los minutos iniciales, los salouenses llevaron el partido a su terreno en el primer y segundo cuarto, con una defensa poderosa y mucha fluidez en ataque, gracias a la dirección de Gonzalo Baltà y Xavi Hernández y a los puntos de CJ Barksdale. Pero las buenas sensaciones se disiparon en el tercer y cuarto asalto, en los que se impusieron la agresividad defensiva del Cartagena y la efectividad de la que los locales no habían gozado en los primeros veinte minutos.

Los cartageneros salieron enchufados, dispuestos a aprovechar sus oportunidades y a amedrentar al rival mediante sus aceleradas transiciones ofensivas. Johan Kody sumó cuatro de los primeros seis puntos de su equipo en los minutos iniciales, donde el Salou solamente pudo anotar dos con un lanzamiento en suspensión de Dejan Bjelic. Las defensas se erigieron en las verdaderas protagonistas de los primeros compases de partido. Las posesiones se agotaban, muchas sin buenas situaciones de tiro y obligando a los jugadores a una mala selección y, por consiguiente, malos porcentajes. El Cebé Cartagena estuvo especialmente errático desde el 6,75. Los de Gustavo Aranzana intentaron incrementar el ritmo del choque, pero se toparon con una sólida y férrea defensa de un Salou que tampoco tenía las ideas muy claras.

Debutó por fin el interior Ronnie Gundo, quien se sintió cómodo jugando desde el poste alto. En una de esas posesiones que parecía que iba a terminar en nada, un triple de Justinas Olechnavicius elevó el parcial a 0-5 y puso al Salou por delante. Los de Jesús Muñiz pronto comenzaron a tejer una telaraña de la que los albinegros no se podían despegar. Después de dos minutos en los que el resultado no se movió, apareció CJ Barksdale para seguir aumentando la ventaja visitante. Sendos triples consecutivos de Alaminos y del propio Barksdale alejaron aún más a los de Muñiz. El norteamericano, pieza clave, fue uno de los motivos del buen desempeño azul. El Cartagena, con nueve puntos en diez minutos, no encontró salida.

Los tres primeros puntos de Gundo elevaron la distancia por encima de la barrera psicológica de los diez, en un choque que transitó por encima y por debajo de dicha diferencia. Ni tan siquiera los cambios de Aranzana surtieron mucho efecto. Por un momento, el partido se volvió un intercambio de golpes que parecía favorecer a los locales, aunque el Salou mantuvo la distancia e incluso la incrementó. Se revolvieron los locales en el ecuador del segundo cuarto y se colocaron a siete. Muñiz lo paró y, en la reanudación, el Salou se puso trece arriba, lo que provocó que el tiempo muerto lo pidiese el técnico local. Después de que Kody redujera la diferencia, los primeros puntos en liga del también debutante Iker Montero volvieron a situar la distancia en trece.

La tortilla se dio la vuelta

El Cartagena, diez abajo al final del segundo período, cambió el chip y salió al tercero con más intensidad, buscando situaciones en el poste bajo, donde Sergio Mendiola se hizo enorme. El ritmo lento del primer tiempo se fue transformando y el Cebé aprovechó los errores en el tiro del Salou para aproximarse. Con 4 faltas, Barksdale se fue al banco; una de las causas del dominio visitante corría peligro de expulsión, y los albinegros lo aprovecharon. Con Víctor Aguilar en el timón, los locales se acercaron y, después del 39-44, Muñiz pidió un tiempo muerto que no solucionó los problemas. Un mate de Sediq Garuba, hermano del internacional Usman, y un triple de Isaiah Powell pusieron el 44-45. El juego que fluyó en la segunda mitad fue el local. Defensa agresiva y pases rápidos, siempre encontrando al hombre libre. Para poner la guinda al pastel, entraron los triples que antes no lo habían hecho. Pero Montero puso al Salou dos arriba y dio esperanzas para el último asalto.

La dinámica no iba a cambiar. Aprovechando un parcial de 7-0, los locales se colocaron 57-50 y ya no se descolgaron. Barksdale y Gundo acabaron expulsados y el intento de remontada del Salou quedó en saco roto. Fue como pelear contra una pared. Con 68-66, pudo sonar la campana, pero el Cartagena defendió la acción intensamente y terminó por llevarse un duelo de contrastes que se decidió por detalles.

Ficha técnica.

FC CARTAGENA CB (70). Aguilar (12), Pau Tendero (4), Powell (20), Garuba (7) y Johan Kody (11) -quinteto inicial- Alejandr Tendero, Ryan Lobreau, Mendiola (15) y Martínez (1).

T2: 22/24. T3: 5/20. TL: 11/21.

CB SALOU (66). Baltà (10), Olechnavicius (11), Ngomo, Alaminos (9) y Bjelic (6) -quinteto inicial- Montero (6), Gundo (9), Hernández, CJ Barksdale (17) y Aragonès (2).

T2: 16/31. T3: 8/29. TL: 10/11.

Parciales. 9-17, 20-22, 19-11 y 22-16.

Árbitros. Alejandro López y José Carlos Sierra.

Pista. Palacio de los Deportes de Cartagena.

Comentarios
Multimedia Diari