En Catalunya las mujeres trabajan 3 veces más a tiempo parcial que los hombres

Casi la mitad de las mujeres que trabaja a tiempo parcial querría hacerlo a jornada completa pero no encuentra ofertas, según un informe del sindicato CCOO

| Actualizado a 04 abril 2022 09:02
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

Una de cada cinco mujeres ocupadas en Catalunya (el 20%) trabaja a tiempo parcial, una tasa que multiplica por 3,5 la de los hombres, que es del 5,6%. Además, dentro del colectivo de mujeres con contrato a tiempo parcial, un 43,5% reconoce que no trabaja a jornada completa porque no encuentra ofertas de trabajo a tiempo completo. Así lo revela el estudio Pla d’igualtat i condicions de treball de les dones a Catalunya, presentado recientemente por el sindicato Comisiones Obreras (CCOO)

Según el sindicato, la situación general de las mujeres en el mercado de trabajo es «claramente peor que la de los hombres» y exige la implementación «real» de planes de igualdad y que se persiga «firmemente» a las empresas que incumplan esta obligación.

Además de una elevada tasa de parcialidad, el informe de Comisiones Obreras pone de manifiesto las diferencias en la tasa de ocupación, también inferior en el caso de las mujeres. En concreto, el 67% de las mujeres catalanas de entre 16 y 64 años tiene trabajo, un porcentaje que en el caso de los hombres se eleva hasta el 73,5%. Aquí, las diferencias son especialmente notables en tramos de edad más avanzados. Si bien la tasa de ocupación es superior para las mujeres de menos de 25 años (un 31,1% de las mujeres por un 29,2% de los hombres), en la franja de entre 25 y 54 años las diferencias se ensanchan a favor de los hombres. En estas edades, la tasa de ocupación de los hombres es del 86%, mientras que la de las mujeres es inferior al 79%.

El sindicato atribuye estos datos al hecho de que las mujeres todavía acostumbran a hacerse cargo de las tareas del hogar. «Mientras que los hombres desocupados están en una situación de jubilación o están estudiando, las mujeres tienen que dedicar tiempo a las tareas domésticas», señala la secretaria de Estudis, Cultura i Memòria de Comissions Obreres de Catalunya, Dolors Llobet.

«Si continuamos asumiendo estas tareas y no pasamos a la corresponsabilidad, pasaremos a hablar del concepto de ‘escalera rota’, que no nos permite hacer carrera y promocionar laboralmente», añadió, en la presentación, la secretaria de Dones i Polítiques LGTBI del sindicato, Mentxu Gutíerrez.

La situación es todavía más delicada para el colectivo de mujeres extranjeras, que presenta una tasa de ocupación muy inferior al resto de la población. Según CCOO, poco más de la mitad de las mujeres extranjeras residentes en Catalunya (un 52,3%) tiene trabajo, un porcentaje que es del 70% para las mujeres de nacionalidad española.

Lo mismo ocurre con la tasa de paro, donde las mujeres (11,7%) se encuentran en una situación peor que los hombres (9%). Nuevamente, las mujeres de nacionalidad extranjera son las que tienen más dificultades a la hora de encontrar trabajo, según el informe de CCOO. Su tasa de paro se sitúa en el 26,3%, muy superior al 8,8% que presentan de media las mujeres catalanas.

A pesar de que CCOO celebra que durante los últimos años se haya reducido la brecha salarial de género (ha pasado del 23,9% en 2009 al 20,6% en 2019), el sindicato recuerda que este indicador no proporciona por sí mismo «información sobre las condiciones salariales objetivas, ni de las mujeres ni de los hombres».

«De hecho, la disminución de la brecha salarial es compatible con aspectos negativos como el aumento de las desigualdades salariales, bajadas salariales en los estratos más vulnerables o el aumento del porcentaje de trabajadoras que cobran salarios por debajo el SMI», añade. En este sentido, CCOO apunta que las mujeres tendrían que cobrar un 26% más para acabar con la brecha actual.

Directivas

En relación con la brecha salarial, el documento también revela que la presencia de mujeres en cargos directivos es inferior a la de los hombres, mientras en sectores más precarizados la situación es contraria. En concreto, un 5,6% de los hombres ocupa altos cargos directivos mientras que el porcentaje en el caso de las mujeres es del 3,1%.

En el caso del personal en sectores como la restauración o el comercio, en cambio, un 14,7% de los hombres trabajan en estos sectores, mientras que en el caso de las mujeres el porcentaje crece hasta el 23,8%.

Durante la presentación del informe, CCOO realizó una serie de exigencias, como aumentar los contratos indefinidos y reducir la temporalidad. También remarcó la importancia de incrementar el salario mínimo hasta alcanzar el 60% del salario medio.

Comentarios
Multimedia Diari